Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#Aguinaldo: AMLO, ministros, legisladores y consejeros ganan en compensaciones

Además del aguinaldo calculado con base en el sueldo mensual, los servidores públicos reciben, en su mayoría, una gratificación anual.
sáb 02 diciembre 2023 11:59 PM
aguinaldo-politicos.jpg
Los aguinaldos del servicio público siguen muy por encima de los que recibe la clase trabajadora.

Se acerca el fin de año y con ello también el pago de aguinaldo al que las y los trabajadores de México tienen derecho, según lo establecido en la Ley Federal del Trabajo, sin embargo, este recurso queda muy por debajo del que reciben diversos servidores públicos.

Y aunque la actual administración ofreció que habría austeridad republicana en el pago de salarios del gobierno, el pago de aguinaldos y compensaciones de fin de año son prestaciones que significan miles de pesos para servidores públicos, incluidos el presidente Andrés Manuel López Obrador, ministros de la Corte, consejeros del INE, además de diputados y senadores, pues todos ellos tienen derecho a recibir este pago, pero además reciben gratificaciones generosas, algunas que son 50% superiores a lo que marca la ley y además, libres de impuestos, como dicta la norma.

Acá te contamos cuánto recibirán este fin de año el presidente, los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, así como consejeros, senadores y diputados, según el Presupuesto de Egresos de la Federación 2023.

Publicidad

Presidente de México

El presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, recibirá un aguinaldo calculado en concordancia con su sueldo base y será de 95,580 pesos en 2023, según el Presupuesto de Egresos de la Federación.

A este aguinaldo se debe sumar una gratificación de fin de año (compensación garantizada) de 256,119 pesos.

En total este fin de año, el presidente López Obrador recibirá más de 351,000 pesos.

Senadores y diputados

Los 128 senadores de la República recibirán un aguinaldo de 344,877 pesos, según el mismo documento.

Mientras que los 300 diputados que conforman la Cámara recibirán un aguinaldo de 140,504 pesos; ambos casos tienen bonos de fin de año que son discrecionales según su grupo parlamentario.

Ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación

Los 11 ministros y ministras de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), incluida la ministra presidenta de la Corte, Norma Piña, tienen contemplado para este fin de año un aguinaldo, sueldo base y una compensación garantizada, ambos conceptos llegan a la cantidad de 585,505 pesos.

Del total de servidores públicos del país, los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) e integrantes del Poder Judicial son los que reciben mayores ingresos y por tanto, más aguinaldos y gratificaciones de fin de año. En el caso de los consejeros de la Judicatura federal su aguinaldo será de 584,415 pesos.

Instituto Nacional Electoral

En el Instituto Nacional Electoral, Guadalupe Taddei Zavala, Consejera Presidenta de dicho organismo autónomo, recibirá un aguinaldo o gratificación de fin de año de 532,862 pesos, esto según el Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2023.

Un monto similar recibirán los otros 10 consejeros del INE.

Publicidad

Fiscalía General de la República

El fiscal Alejandro Gertz Manero se llevaría, según el PEF 2023, un aguinaldo de sueldo base de 76,644 pesos, más una compensación por servicios especiales de 273,085 pesos.

En conjunto, Gertz Manero recibirá más de 349,00 pesos este fin de año.

Auditoría Superior de la Federación

David Rogelio Colmenares Páramo, Auditor Superior de la Federación, también recibirá un aguinaldo de 82,444 pesos y una gratificación de fin de año (compensación garantizada) de 267,918. En total el funcionario se llevará 350,362 pesos este fin de año.

Comisión Nacional de Derechos Humanos

De acuerdo al presupuesto aprobado la gratificación anual de Rosario Piedra Ibarra, presidenta de Comisión Nacional de los Derechos Humanos será de 286,610 pesos.

Feliz Navidad: entre gratificaciones y aguinaldos

Cada fin de año, algunos servidores públicos reciben aguinaldo con base en lo que la ley estipule por número de días de salario base, y otros más reciben de manera adicional una gratificación de fin de año con base en la percepción diaria de “compensación garantizada”, como el caso del presidente, sin embargo no todos cobran esta última paga extra.

Así mientras que –en general– los servidores públicos federales reciben, cuando menos, un aguinaldo equivalente a 40 días laborales –que puede ser cubierto en dos partes, la primera, a más tardar, el 15 de diciembre y el resto el 15 de enero–, así como una gratificación de fin de año, la mayoría de trabajadores del país que cuentan con prestaciones laborales de ley solo reciben 15 días de aguinaldo y hay millones que ni siquiera tiene acceso a esta prestación.

Por ejemplo, en el caso de un trabajador que percibe el salario mínimo de 207.44 pesos y que este fin de año tenga derecho a 15 días de aguinaldo, estaría recibiendo un monto de alrededor 3,111 pesos por pago de aguinaldo.

Mientras que, por ejemplo, en el caso del presidente López Obrador o de los ministros de la SJCN, ellos reciben 60 o 61 días de su percepción ordinaria como aguinaldo así como una gratificación de fin de año, que a veces es del doble, triple o hasta seis veces más que el aguinaldo.

Esta es considera como una práctica “del pasado” pero que persiste pese a las políticas de austeridad que el presidente López Obrador ha impuesto durante su administración y es que su bien, desde la pasada legislatura los ingresos de los servidores públicos fueron topados, esto no terminó con los ingresos extra como las gratificaciones de fin de año, que han permanecen sin ser tocadas.

Debido a ello, las cantidades que los altos funcionarios perciben este fin de año son generosos y muy superiores a las prestaciones de los servidores públicos que si están reguladas por ley. Pese a todo, esos jugosos beneficios no son ilegales, pues no están limitados ni regulados en la legislación.

Al respecto, Fernando Nieto, profesor de de administración pública en El Colegio de México, explica que recibir un aguinaldo a fin de año es un derecho de todos los trabajadores, incluyendo de los trabajadores del Estado, pero recomienda un análisis respecto a qué tipo de prestaciones se asignan a los funcionarios públicos.

"Hay distintas perspectivas que se pueden asumir al respecto, no solo en el tema de los salarios sino cómo les pagamos a los funcionarios públicos, qué tipo de prestaciones les dalos, hay por ejemplo quien argumenta que es escándalo, que es una cuestión de equidad y de justicia que se tiene que preservar en este tipo de beneficios adicionales. Hay también quien dice que lo que importa es atraer talento y por lo tanto tener paquetes de compensaciones, incluyendo el aguinaldo y otras prestaciones como mecanismos que permiten atraer talento que de otra manera no estarían en el sector público", apuntó.

Publicidad

"Creo que hablar de las prestaciones de los servidores público es una cosa compleja porque además depende de quién estemos hablando y hay un montón de datos que se pierden en la discusión, por ejemplo, el salario real de los servidores públicos de confianza en el gobierno federal ha perdido sistemáticamente valor real desde hace dos sexenios al menos; entonces, esa es otra discusión respecto hasta dónde tendríamos que limitar las prestaciones y demás cuando ya se están recortando salarios", agregó.

El investigador sobre temas de corrupción administrativa e implementación de reformas consideró que valdría la pena modular el tipo de prestaciones que se están dando en el sector público, por lo que insistió no es un problema fácil de solucionar en donde dijo, poco sirve asumir posturas intransigentes de que todos los servidores públicos deben ganar poco dinero.

"Lo que nos hace falta en México es un análisis técnico, puntual, con evidencias que nos permitan comparar los distintos perfiles profesionales, que nos permitan hacer un catálogo por ejemplo, respecto a qué servidores públicos tienen que ganar más, por qué, cuáles son las razones técnicas para ello y este ejercicio no lo hemos hecho; los tabuladores en general y de todos los servidores públicos son más o menos casuísticos, en los que usualmente se tiende a pagar más con base al título del puesto y no necesariamente con lo relativo a las funciones y hasta que no se haga ese análisis estamos entrampados en una serie de discusiones en juicios de valor donde la evidencia no se considera", apuntó.

Fernando Nieto recomendó que en las compensaciones, el aguinaldo y las gratificaciones sin duda tienen efectos en qué tipo de personas llegan al sector público y en el tipo de motivaciones se tienen para asumir estas funciones.

MGID Recomienda

Newsletter

Los hechos que a la sociedad mexicana nos interesan.

Publicidad
Publicidad