Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Fuerzas Armadas: con más dinero, más funciones y más opacas, alertan expertos

Desde 2006 y hasta 2022, a los militares y marinos se les han delegado 227 funciones y entregado alrededor de 74,000 millones de pesos, lo que las ha empoderado, pero también vuelto más opacas.
mié 28 septiembre 2022 09:32 PM
CDMX perdonará trámites para facilitar la construcción de Bancos del Bienestar
Militares realizan 227 tareas, de las que el 45% no tienen relación con seguridad pública, como la construcción de los Bancos del Bienestar.

Desde que se declaró la guerra al narcotráfico en México, las Fuerzas Armadas se han empoderado. Desde el 2006 y hasta la actual administración se le han transferido a militares y marinos 227 funciones y un equivalente a alredor de 74,000 millones de pesos, lo que las hace más poderosas, pero también las ha convertido en más opacas, alertaron expertos.

Durante la presentación del informe “El negocio de la militarización en México. Opacidad, poder y dinero”, realizado por México Unido Contra la Delincuencia (MUCD), Frida Ibarra y Leilani Hernández, autoras del reporte, explicaron que de las funciones asignadas, el 45% no tienen relación con la seguridad pública, sino con salud, obra pública o política social.

Publicidad

Además, señalaron que entre el 2006 y 2021, el presupuesto para los militares ha tenido un incremento de 163%.

Leonardo Núñez, director de la Unidad de Investigación Aplicada de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI), explicó que a pesar de los recursos multimillonarios que reciben, las Fuerzas Armadas están recurriendo en un ejercicio extra de recursos. Entre 2017 y 2021 se estima que fueron ejercieron 14,537 millones de pesos más de los presupuestado.

“Los ciudadanos estamos perdiendo capacidad de saber qué está pasando, capacidad de controlarlo, capacidad de preguntar qué están haciendo con nuestro dinero”, planteó.

Para poder gastar más de lo que se les aprueba por la Cámara de Diputados, explicó, esas instituciones militares recurren a adecuaciones presupuestarias que no son votadas por el Congreso sino avaladas por el titular del Poder Ejecutivo, es decir, el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Para este 2022, las Fuerzas Armadas y Guardia Nacional tienen un presupuesto de más de 158,000 millones de pesos, que de acuerdo con el investigador equivalen a 435 millones de pesos cada día.

“Cada segundo que está pasando aquí, el Ejército está gastando 5,000 pesos o 18 millones de pesos cada hora con un presupuesto que no le aprobamos nosotros, sino el presidente”.
Leonardo Núñez, director de la Unidad de Investigación Aplicada en MCCI.

 

Los investigadores indicaron que gran parte del presupuesto se va al Fideicomiso Público de Administración y Pago de Equipo Militar (FPAPEM), del cual salieron recursos para pagar una parte del Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA), pero alertaron que el 65% de los recursos siguen "escondidos".

“Le daban más dinero al Ejército, una parte del dinero lo llevaban a sus proyectos, y otra más importante la llevaban al fideicomiso (…) lo que sucedió con el Fideicomiso Público de Administración y Pago de Equipo Militar es que llegó a tener hasta 60,000 millones de pesos de disponibilidad después de tener como máximo 10,000 millones de pesos, el salto más (grande) fue en el tercer trimestre de 2019, cuando incrementaron sus recursos en 1,048%”, planteó Núñez.

Lisa Sánchez, directora de MUCD, explicó que desde los años 40 México ha recurrido a los militares pero desde 2006 lo ha hecho con “esteroides”, y desde ese año ha estado entregándoles funciones completas como la seguridad pública.

Además, dijo, se les ha empoderado a través del presupuesto, mientras que a las fuerzas civiles se les ha escatimado recursos.

“Les hemos incrementado a las Fuerzas Armadas exponencialmente los recursos mientras que a las fiscalías y a las policías se los hemos escatimado o se los hemos desaparecido, que no solo les hemos dado más dinero por la vía del presupuesto, sino que además sobregastan el dinero que les dimos y luego nada más vienen y nos reportan: ‘gasté tantito más’”, planteó.

 

Vías para ser opacas

Julio Ríos, profesor de ciencias políticas y derecho del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), comentó que las Fuerzas Armadas históricamente han demostrado ser opacas y suelen recurrir a vías como:

-Adjudicaciones directas.
-Invitaciones restringidas.
-Abuso del Fideicomiso Público de Administración y Pago de Equipo Militar (FPAPEM).
-Abuso de la normatividad de seguridad nacional que implica un acceso limitado a a la información.
-Adecuaciones presupuestales.

“Las Fuerzas Armadas cada vez más participan en tareas de gobierno, pero cada vez también con menos regulación y responsabilidades que el resto de las instituciones civiles y esto tiene consecuencias. Al aumentar su peso y poder económico, las Fuerzas Armadas aumentan también su poder y su peso político, esto aumenta, fortalece la autonomía de las Fuerzas Armadas y produce un desequilibrio en las relaciones cívico-militares”, dijo.

Publicidad
Publicidad