Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Zaldívar: Documental “El Caníbal” busca generar conciencia sobre feminicidios

La búsqueda de Reyna “N” en mayo del 2021 destapó en Atizapán, Estado de México, un caso sobre feminicidios que sacudió al país.
lun 27 junio 2022 09:20 PM
arturo zaldívar
Arturo Zaldívar presentó la serie documental sobre el feminicidia serial.

La desaparición de Reyna “N” llevó a su esposo, el comandante de la policía de Tlalnepantla, Bruno Ángel, a buscarla. La encontró sin vida en la casa de Andrés, un feminicida serial que llevaba años cometiendo crímenes en el Estado de México.

En mayo de 2021, Bruno Ángel entró a la fuerza a la casa del ahora conocido como “Canibal de Atizapán”, Andrés Filomeno Mendoza Celis. Así salió a la luz no un caso de feminicidio, que por sí mismo ya es un hecho grave, sino que destapó “a uno de los feminicididas seriales más sanguinarios que se han registrado en la historia criminal en México”, de acuerdo con el documental que retrata los hechos.

Publicidad

Y es que se comprobó que el hombre de 72 años de edad no solo había asesinado a Reyna, sino a decenas de mujeres durante más de tres décadas.

El “Caníbal de Atizapán”

El llamado “Caníbal de Atizapán” fue detenido el sábado 15 de mayo de 2021.

Reyna “N”, la víctima de 38 años de edad, era madre de dos menores. Sus familiares la habían reportado como desaparecida y ante la falta de apoyo de las autoridades, iniciaron su búsqueda. Al final, la encontraron sin vida.

“¡Sí, jefe, sí es, jefe! ¡Es mi mujer! ¡Aquí está su bolso! ¡Es mi esposa, jefe!”, se escucha la voz del comandante profundamente consternado durante el reporte que dio a su superior el día de los hechos.

Posteriormente, tras la detención y posterior cateo realizado al lugar localizado en la colonia San Miguel, municipio de Atizapán, Estado de México, fueron localizados al menos 19 cuerpos más, varios de los cuales han sido identificados.

Al momento, se desconoce el número oficial de víctimas dado que en el lugar fueron encontrados más de cuatro mil 300 restos óseos.

 

Andrés

Para muchos de sus vecinos, Andrés era un hombre “normal”, un vecino “´perfecto” que no se metía con nadie e incluso, que servía de gestor para solicitar bacheo, alumbrado público e incluso más seguridad.

“El Chino”, como lo conocían sus vecinos, llegó a ser presidente de su colonia Lomas de San Miguel e integrante del Comité de Participación Ciudadana.

“Siempre saludaba, era un señor muy tranquilo, muy humilde. Siempre se le veía solo, era de in perfil bajo”, decían los que lo conocieron y sus inquilinos.

Detrás de ese doble disfraz había un hombre que practicaba el “canibalismo”, según el testimonio de uno de los policías municipales que acudieron a su domicilio y encontraron un plato con restos humanos.

 

Zaldívar: el documental busca visibilizar el problema del feminicidio

Para el ministro presidente de la SCJN, Arturo Zaldívar, la idea de la serie es visibilizar el problema del feminicidio en México. “Poner el foco donde están los problemas que son las fiscalías locales”.

Lo anterior, al recordar que la mayoría de los feminicidios son delitos locales, no federales, por tanto le corresponden a las fiscalías estatales, “y ahí es donde no se está haciendo el trabajo que se debe hacer por desidia, por irresponsabilidad, por negligencia, por corrupción, puede haber muchos factores, pero por regla general, los feminicidios no se investigan”.

Zaldívar Lelo de Larrea deja claro que el objetivo del material “no es hacer una historia sobre un feminicida serial, sino usar esa historia para generar una reflexión sobre el drama de los homicidios en México. Alrededor de once mujeres al día matan en este país”.

Durante el estreno del documental realizada este lunes en la sede del Cana Justicia TV, aclara que también se busca generar una reflexión; “una alianza colectiva entre la sociedad y las autoridades de todos los niveles de gobierno para tratar de avanzar en soluciones en este tema tan delicado”.

Se trata, dice, de un material “muy cuidado” y se buscó no revictimizar a las víctimas. “No se hace una apología del delincuente, sino se trata de generar antes que nada una reflexión”.

El ministro Zaldíva reconoce la importancia de la prevención y de la investigación en este tipo de casos, dado que “la mayoría de los feminicidios en México no se investigan y cuando se investigan, se investigan mal”.

Además, se revictimiza a las familias y si se trata de un tema mediático, las autoridades tratan de salir lo más pronto posible y en muchas ocasiones, responsabilizan a las víctimas porque "iban vestidas con minifalda, había tomados, porque estaban con el novio, porque las dejaron las amigas o porque están en unas familias desunidas, culpar a la víctima y como no hay costos, no pasa nada”, explica.

 

El documental

Este indignante hecho en un país donde diariamente se asesina cerca de 11 mujeres, llevó a Javier Tejado, productor de la serie, periodista y abogado, a ir al fondo de los hechos.

En 2021, Tejado escribió una columna para el periódico El Universal para narrar lo acontecido en aquel domicilio de Atizapán.

Tras recibir diversos correos, consideró que debía indagar más y escribir un libro, pero al enterarse que Andrés grababa sus crímenes optó por realizar un audiovisual, para logar una mayor denuncia.

Así fue como acudió a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), para presentar la historia, pues consideró a ésta como una institución progresista y que “abrazaba” los derechos de las mujeres en México.

Tras pláticas, la SCJN respaldó el proyecto que inicia este lunes a 23:05 horas por Canal 22, el Canal de las Estrellas (Televisa), así como Justicia TV, el Canal de la SCJN.

Grau Serra es el director del documental de cinco capítulos y el guión es de Ana Mata. Además, participa la psicóloga Feggi Ostroski, investigadora de la UNAM. La fotografía es de Luis Posada.

La periodista Gabriela Warketin es la encargada de narrar la historia, en tanto de que a lo largo de los cinco capítulos se realizan diversas entrevistas a las familias de las víctimas, vecinos, policías, bomberos e incluso, al propio feminicida.

Publicidad
Publicidad