Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Revocación: Sheinbaum y Delgado, ¿por qué se les acusa de violar la ley?

La Jefa de Gobierno promovió la consulta de revocación de mandato y el líder de Morena trasladó a votantes a casillas. Ambos podrían haber incurrido en delitos electorales, aquí te explicamos.
mar 12 abril 2022 12:58 PM
Mario Delgado y Sheinbaum promovieron revocación de mandato
Claudia Sheinbaum y Mario Delgado enfrentan quejas ante la autoridad electoral por promoción indebida y supuesto "acarreo" en el proceso de revocación de mandato.

Para impulsar la participación ciudadana en la revocación de mandato, Morena echó toda la carne al asador. Su presidente nacional, Mario Delgado, ofreció trasladar a votantes a las casillas, desde cuentas oficiales del gobierno se promovió la consulta y horas antes de la jornada electoral, la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, encabezó un foro sobre la reforma eléctrica que terminó siendo una manifestación de apoyo al presidente Andrés Manuel López Obrador, actos podrían haber configurado un delito electoral.

Desde la oposición, ya surgieron las quejas. El PAN y PRD interpusieron recursos legales ante la fiscalía de delitos electorales y ante la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral del INE para que se investigue el presunto “acarreo de votantes” y cualquier delito en el que se pudo haber incurrido.

Publicidad

¿Qué es un delito electoral?

De acuerdo con la Fiscalía Electoral , constituye un delito todas aquellas “acciones u omisiones que lesionan o ponen en peligro el adecuado desarrollo de la función electoral y atentan contra las características del voto que debe ser universal, libre, directo, personal, secreto e intransferible”.

¿Quiénes cometen un delito electoral?

Un delito electoral puede ser cometido por cualquier persona, funcionarios electorales, partidistas, precandidatos, candidatos, servidores públicos, organizadores de campañas y ministros de culto religioso.

¿Qué hizo Mario Delgado y en qué delito incurrió?

“¿Quieres votar? Yo te llevo”, así el presidente nacional de Morena ofreció transportar a ciudadanos que quisieran participar en la consulta de revocación de mandato.

El líder nacional de Morena explicó que su decisión de ofrecer transportar a los ciudadanos a las casillas no buscó incidir en el voto ciudadano.

“La gente se organizó para ir a votar, la gente derrotó a los consejeros de INE porque se organizaron algunos con bicicleta, con motocicleta, o con sus coches para llevar a sus familias, o para llevar a sus vecinos. ¿Por qué se tuvo que hacer esto? Porque pusieron un tercio de las casillas, entonces no es una ilegalidad, no es ningún acarreo porque no hubo nunca la intención de incidir en el resultado de la votación, dar raid no es ningún delito”, aclaró.

 

Sin embargo, la Ley General en Materia de Delitos Electorales señala que se impondrán de 50 a 100 días de multa y prisión de seis meses a tres años a quien “organice la reunión o el transporte de votantes el día de la jornada electoral, con la finalidad de influir en el sentido del voto”.

El representante del PAN ante el INE, Víctor Hugo Sondón, informó que presentaron una queja contra el líder de Morena, Mario Delgado, por el acarreo de votantes y pidió que fuera sancionado por encabezar el “mapacheo electoral”.

“El día de hoy, de manera fragante, Mario Delgado, violó la ley al convertirse en los hechos en acarreador de votantes tal y como el mismo publicó en su cuenta de Twitter, en la que -cínicamente- muestra fotos de su ilegal conducta en una camioneta con la leyenda “¿Quieres votar? ¡Yo te llevo!”, dice en un comunicado Acción Nacional.

Desde el Consejo General del INE, el propio presidente Lorenzo Córdova se refirió al transporte de votantes.

“La ley es muy clara: Quien transporte colectivamente a votantes para llevarlos a votar con el propósito de incidir en el sentido de su voto, es un delito y es grave. Espero que ningún funcionario partidista ni ninguna persona incurra en esos delitos”, explicó el consejero.

 

¿Qué hizo Sheinbaum?

El pasado 6 de abril, la jefa de gobierno de la Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, participó en un mitin en el Monumento a la Revolución convocado por el partido Morena.

El mitin tenía por objeto promover la contrarreforma energética —que está a discusión en la Cámara de Diputados—, pero terminó por ser una promoción del presidente López Obrador y de la consulta de revocación de mandato, que se celebraría cuatro días después.

Claudia Sheinbaum tomó el micrófono y se convirtió en la oradora principal del evento. Habló de las "bondades" de la propuesta de reforma eléctrica, se lanzó contra el INE (que ya le había dictado medidas cautelares por violar la veda electoral), alabó al presidente López Obrador y promovió, una vez más, la consulta de revocación.

"Algunos consejeros del INE no tienen autoridad moral. Que los consejeros electorales sean votados por el pueblo de México. Que viva la democracia. Ningún presidente, a partir de ahora, podrá ignorar la voluntad de su pueblo, pues a los tres años será sujeto a revocación de mandato. Hoy, quien pone la consulta, su mandato a revocación, solo puede ser un presidente valiente: el presidente Andrés Manuel López Obrador. Le decimos que no lo van a vencer las calumnias, nada, porque tiene un pueblo que lo acompaña. El presidente no está solo, no está solo", expresó.

Por estas declaraciones, el INE dictó más medidas cautelares para Claudia Sheinbaum, y no por lo que dijo sobre los consejeros electorales, sino porque presuntamente violó la Constitución Política federal al hacer promoción de un proceso que solo le corresponde al instituto.

En el artículo 35, apartado 4o, la Constitución establece que el INE "promoverá la participación de los ciudadanos en las consultas populares y será la única instancia a cargo de la difusión de las mismas. La promoción deberá ser imparcial y de ninguna manera podrá estar dirigida a influir en las preferencias de la ciudadanía, sino que deberá enfocarse en promover la discusión informada y la reflexión de los ciudadanos".

Por ello, la Comisión de Quejas y Denuncias del INE resolvió que Claudia Sheinbaum y otros 17 funcionarios federales, de la Ciudad de México y del partido Morena incumplieron en ese mitin los parámetros constitucionales antes expuestos al hacer promoción indebida de cara a un proceso electoral.

 

El asunto fue remitido al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), que tendrá que determinar si, en efecto, Claudia Sheinbaum y los otros participantes del mitin violaron la Constitución y emite sanciones, o desecha las quejas.

Durante la promoción de la consulta, el INE ordenó en reiteradas ocasiones a Sheinbaum Pardo eliminar publicaciones de sus redes sociales en referencia a este proceso, así como apegarse en sus mensajes a la prensa a los lineamientos constitucionales. También se le solicitó transparentar los permisos para que bardas y espectaculares en la Ciudad de México promovieran la revocación de mandato.

Y desde cuentas oficiales promovieron el voto

Desde algunas cuentas del gobierno federal también se promovió la participación ciudadana. La Secretaría de Hacienda y Crédito Público invitó a los ciudadanos a acudir a las urnas, un acto violatorio de la Constitución.

“Participa hoy, en cualquier lugar del país, en ejercicio democrático de la consulta de #RevocaciónDeMandato ¡Ejerce tu derecho ciudadano!”, decía el tuit publicado en @Hacienda_Mexico

¿Qué dice la ley federal de revocación de mandato? El artículo 33 señala que ninguna institución debe hacer propaganda de revocación de mandato.

“Los poderes públicos, los órganos autónomos, las dependencias y entidades de la administración pública y cualquier otro ente de los tres órdenes de gobierno, sólo podrán difundir las campañas de información relativas a los servicios educativos y de salud o las necesarias para la protección civil. Queda prohibido el uso de recursos públicos para la recolección de firmas, así como con fines de promoción y propaganda relacionados con los procesos de revocación de mandato”, establece .

¿Debe haber sanciones?

El analista político y columnista de Expansión Política, Javier Rosiles, considera que tanto el presidente nacional de Morena como la jefa de gobierno deberían ser sujetos a una sanción al haber infringido la ley en la consulta ciudadana.

“Debería ameritar una sanción. Esta acción de que uso mi camioneta y como quiera invito a los ciudadanos a votar, es acarreo y está prohibido por la legislación electoral”, explica.

Rosiles explica que aunque se niegue, además de los funcionarios partidistas, a los servidores públicos se les pidió sumarse a la promoción de la consulta de revocación de mandato para lograr una mayor participación, lo cual los puso en una situación complicada porque la ley les prohíbe participar en cualquier tipo de propaganda.

“Generó una obligación a funcionarios públicos para movilizarse y evitar un fracaso de la consulta y que hubiera pocos votantes. Entonces, los puso en una situación difícil, en la que con tal de juntar votos, se rompió la ley”, sostiene.

Publicidad
Publicidad