Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

PAN y PRI califican la consulta de revocación como "un autogol" y una "burla"

Marko Cortés aseguró que la consulta quedará marcada por la ilegalidad, la mentira, y el desvío de recursos; mientras que Alejandro Moreno acusó que Morena la convirtió en una burla a la democracia.
dom 10 abril 2022 11:07 AM
Va por México
Los partidos de oposición PRI, PAN y PRD recientemente formalizaron su alianza en cuatro de los seis estados que tendrán elecciones en 2022, en tanto que se mantienen en negociaciones en los dos restantes.

El proceso de revocación de mandato no fue bien visto por los dirigentes nacionales de los partidos de oposición Acción Nacional (PAN) y Revolucionario Institucional (PRI). Durante la jornada de este 10 de abril, ambos líderes lanzaron críticas a este ejercicio de democracia participativa.

Desde las primeras horas de la jornada, el dirigente nacional del PAN, Marko Cortés Mendoza, aseguró que la consulta quedará marcada por la ilegalidad, la mentira, manipulación y el desvío de recursos públicos.

En líder panista apuntó además que, si no se consigue que participe el 40% de electores –que expresen que siga el presidente Andrés Manuel López Obrador– y tienen menos de los 30 millones de votos que obtuvo Morena en el 2018, "será un autogol y fracaso" para el mandatario federal.

Publicidad

El líder panista afirmó que será un golpe dura a la popularidad y al ego presidencial sin no consiguen el 40% de participación, a pesar de todas las triquiñuelas que hicieron "al margen de la Constitución y la ley electoral", del "total cinismo" con el que la promovieron ilegalmente los funcionarios y el "enorme desvío de recursos públicos".

“Una consulta que la sociedad no pidió, que él (AMLO) quiso y promovió, en la que se gastaron mucho más de los 1,700 millones de pesos que solo costó su organización. Una consulta solicitada y promovida ilegalmente por funcionarios del mismo gobierno, que tenga una votación que lo respalde menor a la obtenida en el 2018, representaría un duro golpe a la popularidad y al ego presidencial”, destacó.

Publicidad

Cortés Mendoza aseguró además que " la gran farsa del gobierno de Morena no puede llamarse consulta popular", sino más bien “de Estado”, por el gasto que este ejercicio representó.

Advirtió además que la consulta quedará marcada por la ilegalidad, la mentira, manipulación y el desvío de recursos públicos, mal precedente –agregó– para una verdadera consulta popular de revocación de mandato.

Por ello insistió en que el Instituto Nacional Electoral (INE) y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) tienen el deber de evaluar y sancionar las violaciones a la Constitución y las leyes electorales, particularmente en el tiempo de veda electoral.

"La revocación de mandato además fue usada para promover a sus candidatos en los seis estados con elecciones para gobernador, lo cual puede tipificarse como delito electoral", sostuvo.

Finalmente, Cortés Mendoza dijo que la forma en que el gobierno de López Obrador aplicó este instrumento democrático tiene todas las características de los gobiernos populistas y autoritarios.

Publicidad

Morena convirtió la revocación en una "burla"

Por su parte, al cierre de la jornada, el dirigente priista conocido como "Alito" Moreno expuso que el ejercicio realizado este día pudo ser un suceso histórico de democracia participativa; pero, desafortunadamente, Morena lo convirtió en una burla a la democracia.

En un video difundido a través de sus redes sociales, Moreno Cárdenas recordó que la consulta es una herramienta a disposición de los ciudadanos y para los ciudadanos, no para los partidos y para quienes están en el poder y acusó que fue una distracción.

“No, México necesita resultados, no espectáculos de distracción”, dijo al expresar que lo que hizo el partido del presidente López Obrador fue voltear de cabeza "y pervertir" el propósito de un proceso democrático, "para satisfacer su propio ego".

Moreno Cárdenas afirmó que el partido no está en contra de la revocación de mandato, ya que uno de sus principios fundamentales, precisamente, es la democracia. “Por supuesto, apoyamos incondicionalmente la participación ciudadana. Pero esto que sucedió hoy, no fue un ejercicio de participación ciudadana”, aseguró.

Publicidad

Al igual que Cortés, criticó el gasto que se hizo para el proceso sin buscar que esto afecte a los ciudadanos que participaron. "Cuestionamos que Morena haya promovido hacer un gasto innecesario que nadie –ningún ciudadano– estaba pidiendo, sobre todo con la economía estancada, la inflación a tope y el país cayéndose a pedazos”, comentó.

El líder tricolor insistió que el propósito original de la reforma que estableció la revocación de mandato era que los ciudadanos que estuvieran inconformes con un funcionario, obtuvieran el apoyo de otros ciudadanos para solicitar que fuera removido de su puesto, pero Morena más que una revocación buscó que fuera una "ratificación".

“Ellos juntaron las firmas, ellos la promovieron incluso desde los niveles más altos de gobierno, violando la ley; y ellos movilizaron a sus militantes para que votaran”, indicó.

Publicidad
Publicidad