Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Cómo llegaron Colosio, Salinas y Hank González a este momento?

Luis Donaldo Colosio, Carlos Salinas de Gortari y Carlos Hank González quedaron inmortalizados en esta fotografía ¿Cuándo dónde y cuál es el contexto histórico de la imagen? Te contamos los detalles.
sáb 02 abril 2022 07:00 AM
En la foto aparecen Luis Donal Colosio, Carlos Salinas de Gortari y Carlos Hank González.
Estos tres actores de la política mexicana coincidieron en las elecciones presidenciales de 1994, dejando cargos y como aspirantes a otros. Esta es la historia.

Las elecciones presidenciales de 1994 han sido unas de las más controvertidas en la historia de México. Luis Donaldo Colosio del Partido Revolucionario Institucional (PRI), quien se perfilaba como el candidato favorito para ganar las votaciones, fue asesinado en Tijuana, Baja California en medio de la multitud. Y aunque para ese momento hubo un culpable confeso, las dudas, las teorías de conspiración y los señalamientos hacia otros posibles responsables siguen siendo un misterio sin resolver.

En la fotografía se puede ver a Luis Donaldo Colosio, Carlos Salinas de Gortari y Carlos Hank González sentados en un jardín, pero no cualquiera, es el de la residencia oficial de Los Pinos; la expresión facial de los tres es seria y ni siquiera miran hacia el mismo punto ¿Cuándo y cuál es el contexto histórico de la imagen? A continuación te contamos la historia en torno a estos tres actores de la vida política en México.

Publicidad

Rumbo a los comicios de 1994, México llevaba 60 años siendo gobernado por el PRI y cada presidente en dejar el cargo, elegía a su sucesor.

Colosio era el candidato del PRI para esas elecciones y prometía un cambio significativo en la forma de manejar el país desde Palacio Nacional. En este año Carlos Hank González terminaría su gestión como secretario de Turismo al igual que Carlos Salinas de Gortari, sólo que éste último salía de la silla presidencial.

Colosio: del ingreso al PRI al desenlace de 1994

Colosio Murrieta ingresó a las filas del PRI en 1979. Abanderado por el partido, ocupó distintos puestos como diputado, senador y presidente nacional del partido; cuando se encontraba en este último cargo (1989), el partido tricolor perdió por primera vez la gubernatura de un estado: Baja California. El ganador de ese año fue Ernesto Ruffo Appel, candidato del Partido Acción Nacional (PAN).

Antes de lanzarse como presidenciable, Colosio formó parte de las filas del gabinete del expresidente de México Carlos Salinas de Gortari, como secretario de Desarrollo Social (1992) y el 28 de noviembre de 1993, fue postulado como candidato a la presidencia de la República.

El 6 de marzo de 1994, Colosio pronunció uno de los discursos más significativos de su campaña y que es considerado como el rompimiento y rebelión contra el gobierno de Salinas. Ese día era el aniversario de PRI, el entonces candidato presidencial subió al podio colocado frente al Monumento a la Revolución, en la Ciudad de México (entonces Distrito Federal) y enunció algunas de sus frases más celebres que quedaron para el registro de la historia.

 

“Sabemos que el origen de muchos de nuestros males se encuentra en una excesiva concentración del poder. Concentración del poder que da lugar a decisiones equivocadas; al monopolio de iniciativas; a los abusos, a los excesos. Reformar el poder significa un presidencialismo sujeto estrictamente a los límites constitucionales de su origen republicano y democrático.

“Yo veo un México con hambre y con sed de justicia. Un México de gente agraviada, de gente agraviada por las distorsiones que imponen a la ley quienes deberían de servirla. De mujeres y hombres afligidos por abuso de las autoridades o por la arrogancia de las oficinas gubernamentales”, pronunció Colosio.

Días después, el 23 de marzo, el priista viajó a Tijuana la única entidad del país que en ese momento no estaba gobernada por el PRI y que por ende resultaba crucial para su carrera de ascenso a la presidencia.

El lugar seleccionado para esta campaña fue Lomas Taurinas, uno de los barrios más pobres y peligrosos de la región, pese a ello, las autoridades estatales y municipales recibieron órdenes del PRI de no mandar policías al evento. Colosio efectuó su discurso con normalidad:

“Quiero encabezar un gobierno que sea sensible a los reclamos y a las demandas de las comunidades. Un gobierno responsable es el que escucha y el que atiende el reclamo popular (…) Aquí en Tijuana, como en Baja California, vamos a ganar. Vamos a ganar porque nos estamos preparando para ello”, fueron las últimas palabras públicas registradas del priista.

Al bajar del podio, Colosio fue rodeado por la multitud. De entre toda la gente se alzó una mano sosteniendo un revolver que apuntó y disparó directo a la cabeza del candidato; se escuchó una segunda detonación.

Colosio fue trasladado al hospital, pero fue declarado muerto a las 18:55 horas. En el lugar del incidente fue detenido Mario Aburto Martínez, de 22 años de edad, supuesto autor del crimen.

 

El mandato de Carlos Salinas de Gortari

El acercamiento de Carlos Salinas de Gortari a la política viene desde su padre, Raúl Salinas Lozano, quien fue senador y extitular de la Secretaría de Industria y Comercio en el sexenio de Adolfo López Mateos (1958 - 1964).

Salinas de Gortari ocupó la presidencia de México de 1988 a 1994. Las elecciones en las que ascendió a la silla presidencial estuvieron en medio de la controversia, pues el resultó ganador luego de una supuesta “caída del sistema” de cómputo encargado del recuento de votos.

Para 1987, México llevaba más de 10 años sumido en la inestabilidad económica; el panorama de incertidumbre, de alguna manera también se reflejaba en las elecciones que se avecinaban, pues por primera vez había un candidato de oposición que podía significar competencia para el PRI: Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano.

En 1988, no existía un organismo independiente del gobierno que organizara las elecciones, por lo que el conteo de los votos estuvo a cargo de la Comisión Federal Electoral. La noche de las elecciones, el sistema de cómputo que atendía los datos del ejercicio “se cayó”. Aunque el ambiente político y la opinión pública proyectaba una inclinación hacia Cárdenas, cuando el sistema se restableció, la victoria fue otorgada a Salinas de Gortari, con el 50% de los votos, 31% para Cuauhtémoc Cárdenas y 17% para Manuel Jesús Clouthier.

Respecto a este último candidato, se consolidó como uno de los principales opositores al gobierno de Salinas; esto causó que se generaran teorías conspirativas en torno a su fallecimiento, en un accidente automovilístico el 1 de octubre de 1989; sin embargo, hasta la fecha no hay prueba de que el incidente haya sido orquestado.

 

Otro de los momentos que marcaron al gobierno de Salinas fue la creación del Fondo Bancario de Protección al Ahorro (Fobaproa). Fue a través de éste que la deuda privada de la banca pasó a ser pública. Además, en 1993, año en que fue tomada la foto, los mexicanos vieron la entrada en vigor de los nuevos pesos, que restó tres ceros a la divisa.

Carlos Hank González, 'el profesor'

El otro personaje en la foto es Carlos Hank González, apodado ‘El Profesor’, quien se desempeñó como secretario de Turismo hasta que finalizó el mandato de Salinas de Gortari (1994).

Dentro del gobierno de México ocupó cargos como Director de Educación Secundaria del Estado de México, tesorero del Ayuntamiento de Toluca, presidente municipal de Toluca y gobernador del Estado de México.

Hank no sólo era considerado uno de los líderes del PRI sino que fue un influyente empresario. Pese a su larga trayectoria en el ámbito político, nunca pudo perfilarse como candidato a la presidencia de México, como suele pasar con los gobernadores del Estado de México, pues su padre era de nacionalidad extranjera, un factor que lo excluía debido a la disposición vigente.

En 1997, Carlos Hank González sufrió una embolia y murió en 2001 de cáncer, pasando los últimos años de su vida en Estados Unidos para recibir tratamiento.

¿Cuándo y dónde fue tomada la foto?

El retrato de Luis Donaldo Colosio, Carlos Salinas de Gortari y Carlos Hank fue tomado en los Jardines de la residencia oficial de Los Pinos en 1993, es decir, un año antes de que terminara el mandato de salinas y la gestión de Hank, y también año en que Colosio se lanzaría como candidato a las elecciones presidenciales de 1994.

Publicidad
Publicidad