Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El PAN se dice listo para primer acercamiento con gobierno de AMLO en tres años

Tras 36 meses de gobierno morenista, éste admite platicar con la principal oposición del país, que anunció exigirá un cambio de rumbo.
dom 12 diciembre 2021 05:23 PM
Marko Cortés
El dirigente panista dio a conocer sus puntos de vista de lo que espera de la reunión con el secretario de Gobernación.

Este lunes, por vez primera desde hace tres años inició el sexenio del presidente Andrés Manuel López Obrador, su gobierno sostendrá un diálogo con Acción Nacional (PAN), la principal fuerza de oposición del país.

Iremos a presentar propuestas para “corregir el rumbo” del país, “sin complacencia alguna y sin claudicar a nuestra visión como la segunda fuerza política”, afirmó el líder nacional del PAN, Marko Cortés, quien encabezará la delegación panista que este lunes se reunirá con el secretario de Gobernación, Adán Augusto López Hernández.

Publicidad

Aunque el PAN había hecho llamados reiterados a un encuentro de esa naturaleza, hasta la fecha éste no había ocurrido.

Este lunes se realizará el diálogo y participarán la secretaria general panista, Cecilia Patrón; los líderes de ese partido en el Senado, Julen Remetería; el de la Cámara de Diputados, Jorge Romero Herrera; además de los coordinadores de los alcaldes y diputados locales blanquiazules: Alejandra Gutiérrez y Enrique Vargas del Villar.

Fue el presidente de la Comisión Política del PAN y diputado federal Santiago Creel Mirada, quien solicitó la entrevista en carta entregada en Palacio Nacional el pasado 30 de noviembre.

El exsecretario de Gobernación en el gobierno panista de Vicente Fox pidió diálogo en su misiva, pues el país, alertó, está dividido en dos, y sin acuerdos no habrá avances.

“En la elección pasada, su coalición política obtuvo 20,904,670 y la oposición en conjunto 22,904,604 votos. El pueblo está divido casi por mitades. Ninguno podemos, ni contamos con la legitimidad política para hacer solos, un cambio de régimen trascendente”, escribió al presidente.

Así el mandatario admitió, en principio, un primer encuentro, al menos con el secretario de Gobernación, cuyos términos fueron platicados en reunión privada entre el funcionario y Creel el pasado 6 de diciembre.

Antes de esa día, en 3 años el secretario López Hernández y la exsecretaria de Gobernación Olga Sánchez Cordero sólo habían tenido acercamientos con la oposición en comparecencias ante el Congreso, ante legisladores de todos los partidos, o bien, reuniones con gobernadores de ese u otros partidos, en el marco de giras de trabajo o sesiones de la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago).

 

Desayuno sin acuerdos

Desde el 1 de diciembre de 2018, en que inició la administración López Obrador y hasta el 26 de agosto 2021 –en que fungió la hoy senadora Olga Sánchez Cordero como secretaria de Gobernación–, ésta sólo tuvo contados encuentros, ninguno bilateral con el PAN.

Uno fue el 4 de mayo de 2020 y de forma virtual, en que convocó a un diálogo con los presidentes de Junta de Coordinación Política (Jucopo) de los 32 estados del país y titulares de las comisiones de Igualdad de Género de los congresos locales, para abordar temas como las reformas a las leyes sobre violencia de género aprobadas en abril de ese año.

Pero diálogo del presidente López Obrador con algún legislador que no sea de su partido o sus aliados del Partido del Trabajo (PT) y Partido Verde (PVEM) –a quienes ha convidado a unos 4 o 5 desayunos– sólo ha ocurrido una sola vez, en Palacio Nacional, el 6 de febrero de 2020.

Ese día la Junta de Coordinación Política (Jucopo) de la Cámara de Diputados, que integran los coordinadores de todas las bancadas: Morena, PAN, PRI, PRD, PT, PES, PVEM y Movimiento Ciudadano, además de la entonces presidenta de la mesa directiva de la Cámara, la panista Laura Rojas, acudieron a Palacio Nacional.

Pero sólo hubo un “desayuno muy sabroso” pero nada más, admitió el entonces coordinador de los diputados federales panistas, Juan Carlos Romero Hicks, pues aunque se acordó mantener reuniones frecuentes para acordar una agenda común a legislar por el bien del país, nunca se repitieron los encuentros.

Los legisladores opositores solicitaron más reuniones, pues en marzo de ese 2020 comenzó la emergencia sanitaria derivada de la pandemia de COVID-19, y pidieron acordar conjuntamente medidas de crecimiento económico y generación de empleos, así como de atención a la salud, pero el diálogo con el Ejecutivo no se repitió.

 

PAN exigirá cambio de rumbo

En ese contexto, Cortés Mendoza y los liderazgos panistas acudirán a Gobernación con la idea, expuso el panista en un comunicado, de que “el diálogo no cambiará nuestra posición como oposición, seguiremos con pasión y firmeza señalando todo aquello que es incorrecto”.

Pero recordó que “dialogar no es una concesión, sino una obligación de quien gobierna” y por eso el PAN había esos encuentros desde que inició el actual gobierno.

“Después de tres años finalmente lo aceptaron, nosotros acudiremos con altura de miras, con responsabilidad democrática y de cara a la nación; el diálogo no estará exento de discrepancias y controversias, sin embargo, estamos obligados a intentarlo”, expuso el panista.

Empero, Cortés anticipó que los liderazgos blanquiazules irán a pedir cambio de rumbo.

Vamos a “exponer todo lo que consideramos necesario para corregir el rumbo de México, para la necesaria generación de empleos, para combatir la creciente pobreza, para el fortalecimiento del sistema de salud, para hablar sobre el incremento en la inseguridad, sobre la necesidad de impulsar las energías limpias, para que se respete y fortalezca la soberanía estatal y la autonomía municipal, para que se haga valer el Estado de Derecho”, resaltó.

De manera particular anunció que se pedirá “que pare el uso faccioso y doloso de las fiscalías que por razones políticas persiguen opositores”, pues el PAN ha denunciado la aprehensión del panista Tito Delfín, líder en Veracruz y quien fue detenido desde el 27 de noviembre.

El exalcalde de Tierra Blanca, Veracruz, es candidato a dirigir al PAN en la entidad, por lo que ese partido acusa la injerencia del gobierno del morenista Cuitláhuac García, en el proceso interno albiazul.

Publicidad
Publicidad