Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#25N: Los ataques con ácido en México permanecen en la impunidad

María Elena Ríos Ortiz, comunicóloga y saxofonista, denunció ante el Senado de la República dos años de impunidad en el ataque con ácido que sufrió en tentativa de feminicidio.
jue 25 noviembre 2021 03:21 PM
Fiscalía de Oaxaca recompensa de 1 mdp por hijo de Vera Carrizal
Este 25 de noviembre de 2021, se cumplieron 809 días del ataque en contra de la saxofonista María Elena Ríos Ortiz, quien se mantiene en la búsqueda de justicia.

La saxofonista mixteca María Elena Ríos Ortiz, quien en septiembre de 2019 fue atacada con ácido en una tentativa de feminicidio, denunció dos años de impunidad y protección de autoridades de Oaxaca a su victimario.

“Hoy se cumplen 809 días desde que me quisieron matar con ácido y sigo aquí, clamando justicia como siempre”, dijo en rueda de prensa en el Senado de la República, en donde acusó que uno de sus agresores, Juan Vera Hernández, nunca ha pisado la cárcel, sigue "libre y protegido".

Publicidad

Ríos Ortiz acudió en ocasión del Día Internacional para Erradicar la Violencia contra las Mujeres, “que no es un día para celebrar, es doloroso rememorar el motivo”, pero sirve para denunciar que “la violencia alcanza y se ejerce desde las grandes élites, desde la política, desde este Estado-nación”.

¿Quién protege al agresor?

Señaló así que el exfiscal Rubén Vasconcelos Méndez, “se dedicó a proteger” a su agresor, que andaba libre por la calle sin ser detenido. Y desde marzo de este año, después de brindar esa "protección", fue premiado por el gobernador Alejandro Murat, quien lo nombró secretario de Desarrollo Social.

La saxofonista reveló que el actual fiscal Arturo Peimbert se dedica a promoverse en redes sociales. "Hace 45 días me pidió que ya no lo evidenciara en redes sociales y me hizo nuevamente la promesa y juramento de capturar en mes y medio a mi agresor, ’Male, por favor, dame chance, en un plazo de mes y medio lo capturo´'”, acusó. Luego, dijo: "hoy no me contesta ni una sola llamada”.

"A estos dos les recuerdo las más de 574 víctimas de feminicidio impunes en Oaxaca, eso sin contar a las que aún están bajo el anonimato”, exclamó.

En contraste, a las víctimas se les pisotea –dijo Ríos– pues hasta el personal que se le proporcionó para resguardar su seguridad filtró información sobre ella y su familia para ser acosada por la esposa e hija de sus agresores, quienes “disfrazan de feministas a mujeres de escasos recursos” para, por 500 pesos, colgarles pancartas de “Juan Vera a mí me ayudó”; “Juan Vera es inocente”; “Libertad para Juan Vera”.

Publicidad

Por este caso, Juan Vera Carrizales, exdiputado y empresario, se encuentra detenido, tres agresores más fueron detenidos, uno de los cuales murió en la cárcel, mientras que el principal victimario, Juan Vera Hernández, hijo del exlegislador se encuentra prófugo.

Pero Vera está en una “celda VIP” –acusó la también comunicóloga- protegido por el titular de seguridad pública, Heliodoro Díaz Azcárraga, y el subsecretario de Reinserción Social, Jacobo Rodríguez García, en tanto que el titular de la defensoría de los derechos humanos del estado, Emilio De Gyves incluso solicitó medidas cautelares para que lleve su proceso en su casa.

Ríos insistió : “No soy la saxofonista agredida con ácido, mi nombre es María Elena Ríos Ortiz, de profesión comunicóloga y saxofonista, sí, me intentaron matar con ácido, pero yo no soy ese hecho para quedar bautizada de esta manera”.

En la conferencia de prensa estuvo acompañada por la senadora Kenia López Rabadán, presidenta de la Comisión de Derechos Humanos, quien destacó que hay violencia institucionalizada, como se ve en este caso, desde lo municipal, lo estatal y lo federal “y todo se tienen que corregir”.

“No soy la saxofonista agredida con ácido, mi nombre es María Elena Ríos Ortiz".
Víctima en búsqueda de justicia

Por eso urgió al Senado a dictaminar lo antes posible la iniciativa presentada a inicios de julio de 2020 para adicionar el artículo 297 bis del Código Penal Federal para que se condene hasta con 26 años de prisión a quienes ataquen a mujeres con ácido o sustancias químicas.

Publicidad
Publicidad
Publicidad