Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Con censos cuestionados, el gobierno de AMLO da apoyos a damnificados

Tras la desaparición del Fonden, el gobierno federal hace sus propios censos para identificar a los beneficiarios de apoyos por tragedias, no obstante, esta forma ha generado quejas.
mar 05 octubre 2021 06:30 AM
damnificados Puebla
A diferencia del Fonden, los apoyos entregados de manera directa a los damnificados en el gobierno de AMLO no cuentan con reglas, lo que ha causado inconformidad en afectados.

La tarde del domingo un grupo de habitantes en Huachinango, Puebla, dio portazo en una reunión donde el presidente Andrés Manuel López Obrador daba cuenta del avance en la entrega de apoyos tras el paso del huracán Grace. Las personas aseguraban que eran damnificados a quienes no se les tomó en cuenta en el censo con el que se han entregado 701.9 millones de pesos de manera directa.

La nueva forma de apoyar a los afectados de este tipo de tragedias, tras la desaparición del Fondo de Desastres Naturales (Fonden), ha causado inconformidad por carecer de una metodología y reglas.

Publicidad

Por ejemplo, el comisario municipal de Puerto Marqués, en Guerrero, Rafael Cisneros Escuén, señaló que los servidores de la nación están manejando electoralmente el levantamiento del censo de damnificados por el sismo del pasado 7 de septiembre, según reportó el diario Novedades de Acapulco .

En las últimas semanas, se sumaron censos en Sinaloa, por los daños que generó el huracán Nora; en el Estado de México, por el desgajamiento del cerro del Chiquihuite, y en Hidalgo, por las inundaciones del río Tula.

El gobierno anunció el 9 de septiembre una inversión de 2,472 millones de pesos para la entrega de apoyos por los efectos del huracán Grace en Veracruz, Hidalgo y Puebla, donde se han presentado quejas de los ciudadanos por cómo se están elaborando los censos.

En Puebla es donde le reclamaron directamente al presidente al respecto. El mandatario federal reconoció que “puede haber errores de que una comunidad no fue censada”, pero también adjudicó las protestas a que las organizaciones, que eran las que recibían las despensas, ya no pueden hacerlo porque todo el apoyo es directo.

“Estas organizaciones pues se molestan, ‘¿cómo es posible que ya no son los intermediarios los que entregan estos apoyos’? Y no lo hacemos así porque no llegaba el apoyo, desde arriba empezaba a menguar y ya cuando llegaba abajo pues no llegaba”, dijo esta mañana en conferencia de prensa matutina.

Publicidad

Censo "casa por casa"

De acuerdo con el Ejecutivo federal, con el Fonden “había mucha corrupción” y era un “barril sin fondo”, porque estaban esperando que se presentaran inundaciones, temblores, y “vivían de eso”, por eso ahora es distinto y la ayuda se da en etapas.

Primero es el auxilio a los posibles afectados, advertirles ante algún posible siniestro para que se protejan. En esta etapa se procura salvar a las personas; después viene una etapa de entrega de alimentos, de buscar que se vuelvan a restablecer las comunicaciones, y después viene el “censo estado por estado, municipio, por municipio, pueblo por pueblo, vivienda por vivienda” y a partir de esto se actúa, según el presidente López Obrador.

No obstante, no ha quedado clara la forma en la que se realiza el censo y se entregan los recursos, lo que ha sido cuestionado también por legisladores.

En Puebla, antes de las protestas del fin de semana, los diputados aprobaron un punto de acuerdo para exhortar al titular de la Secretaría de Bienestar para que proporcione el listado de los municipios y las condiciones en las que se han proporcionado los apoyos a personas beneficiarias, del censo levantado como parte del Apoyo a Personas Afectadas por el huracán “Grace”.

Publicidad

Cuestionamientos por el censo

Durante la comparecencia en el Senado de Javier May, secretario de Bienestar, se le cuestionó por la elaboración de estos ejercicios. La legisladora Gabriela Benavides Cobos, del PVEM, preguntó cuál era el estado que guardaban los censos, de los daños en los estados afectados por desastres naturales, y qué acciones se contemplaban para agilizar su levantamiento y entregar esos apoyos.

“Si le ponen un nombre u otro, lo importante es garantizar el apoyo de los afectados de los desastres naturales en cada rincón del país y que ese apoyo sea directo, pero que ese apoyo sea oportuno, inmediato y suficiente”, aseguró.

Gloria Elizabeth Núñez Sánchez, senadora del PAN, recordó el caso del Censo del Bienestar que presentó irregularidades en términos de su metodología e implementación.

La legisladora expuso que el Censo del Bienestar no puede considerarse como un censo, debido a que no se levantó información del total de las viviendas, aunado a que la Secretaría no acreditó información para identificar a los municipios por estrato y lograr una cobertura total, de todos los beneficiarios y sus necesidades sociales.

“¿Hasta cuándo contará México con un padrón de beneficiarios de programas sociales serios, confiables, imparciales y alejado de los intereses partidistas que es lo que hasta el día de hoy representa el Censo de Bienestar?”, dijo.

El secretario May insistió que con el Programa para el Bienestar de las Personas en Emergencia Social o Natural se entregaron apoyos económicos o en especie a 258, 684 personas de dos entidades federativas, que incluye a las personas damnificadas por las inundaciones en Tabasco y Chiapas registradas a fines del 2020, así como a los migrantes en la frontera sur y norte.

La ayuda a personas damnificadas en Tabasco y Chiapas ascendió a más de 2,000 millones de pesos.

“Destaco aquí que, a diferencia de la corrupción y tardanza que había con la aplicación del Fonden, ahora los apoyos se entregan de manera directa, sin corrupción y de inmediato, no se permite que nadie lucre con la desgracia de la gente”, señaló.

Publicidad

Apoyos sin reglas

A diferencia del Fonden, los censos actuales no cuentan con procesos para la entrega de recursos y tampoco explican qué va a pasar con los daños colectivos como inmuebles históricos o escuelas o calles que resulten afectadas por los desastres.

Las reglas de operación del Fonden plantean el mecanismo para acceder a los apoyos, así como la reconstrucción de los bienes inmuebles considerados como monumentos arqueológicos, artísticos e históricos, y los mecanismos para la verificación del gasto.

“A pesar de que en algunos casos se documentaron malos manejos de los recursos entregados a las entidades federativas, la garantía de contar con los recursos es invaluable, sobre todo en estos tiempos que vivimos. Con la eliminación de este instrumento en 2020, México regresó al pasado, a una época de vulnerabilidad ante desastres naturales”, señala México Evalúa en el análisis Fondo contra desastres: una política más que viaja al pasado”.

De acuerdo con la organización, para 2022 se proyectan transferencias en el Ramo 23 por 9,200 millones de pesos para el “Fonden”, que aunque así se clasifiquen, no irán a este fondo y están ahí para reaccionar. No obstan, “sin reglas de operación o un esquema previsto de cómo y cuándo se van a asignar los recursos”, la disponibilidad de los recursos dependerá de que el programa para ese fin tenga el presupuesto necesario, destacó México Evalúa.

Ahora no hay mecanismo de ahorro, la disponibilidad de recursos dependerá de que el programa presupuestario para ese fin tenga presupuesto disponible ese año.

Según el secretario May, en el caso de la protesta en Puebla se debió, en parte, a que se corrió el rumor entre los beneficiarios de que ya no había recursos para atenderlos, lo que los alertó y decidieron mostrar su inconformidad.

Publicidad
Publicidad