Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#Crónica: los últimos 27 minutos de Sánchez Cordero con sus aliadas

La salida de Olga Sánchez Cordero de la Secretaría de Gobernación no causó sorpresa, la sorpresa fue la forma en que salió del círculo cercano del presidente.
vie 27 agosto 2021 11:59 PM
Olga Sánchez regreso Senado
La exsecretaria de Gobernación y hoy senadora, Olga Sánchez Cordero está propuesta para presidir el Senado de la República.

Olga Sánchez Cordero, la dama de los tres poderes, terminó su ciclo en el gobierno de la “Cuarta Transformación”. Llegó por la puerta grande como la primera mujer en ocupar el segundo puesto más importante del poder en el país y se fue por una más chica, con sorpresa y enojo por las formas de su cambio, afirman los cercanos.

No era para menos. Este jueves, el rumor y confirmación de su salida del gabinete cayó en el corazón feminista de las mujeres de poder, en plena realización del “Encuentro gobernadoras, diputadas federales y locales, presidentas municipales y alcaldesas electas en 2021”, organizado por el Instituto Nacional de las Mujeres en el Complejo Cultural Los Pinos.

Publicidad

Desde temprano, secretarias de estado, magistradas, consejeras electorales, exgobernadoras, legisladoras, daban la bienvenida a las nuevas mujeres que conquistaron puesto de elección popular en todo el país durante las elecciones del 6 de junio.

Ahí, en la antigua Residencia Oficial de Los Pinos, hoy convertida en complejo cultural, estaban cuatro secretarias de Estado: Rocío Nahle, de Energía; Tatiana Clouthier, de Economía; Rosa Icela Rodríguez, de Seguridad; María Luisa Albores, de Medio Ambiente, además de la jefa de Gobierno, Claudia Sheimbaum, y la titular del Instituto Nacional de la Mujeres, Nadine Gasman. Todas hablando de lo valioso que es tener la participación activa de las mujeres en espacios de poder y lo que se ha luchado para conquistarlos.

Funcionarias
Secretarias del gabinete, gobernadoras, diputadas, senadoras y otras altas figuras públicas participaron en el encuentro en el Complejo Cultural Los Pinos.

En el programa del encuentro se contemplaba a Olga Sánchez Cordero en este panel, pero la secretaria no llegó. Vino el siguiente, donde dejaron una silla para que la ocupara la titular de Gobernación.

Minutos antes de su arribo, la senadora –y ahora compañera de bancada– Martha Lucía Mícher exaltaba el simbolismo del número de mujeres que lograron ganar una gubernatura en las elecciones del 6 de junio.

“No llegamos gratis, llegamos a codazos, llegamos a sentenciazos”. ”¡Por eso mantengámonos ahí y no nos rindamos! ¡No más techos de cristal!, ¡no más escaleras rotas y no más pisos resbalosos!", exclamó la senadora, quien en su discurso, incluso felicitó a Gasman, por el “eventazo” organizado por ella y Olga Sánchez Cordero. “Se han de haber divertido mucho fraguándolo".

Terminaba de hablar la diputada federal Martha Tagle, cuando se anunció la incorporación a la mesa de Sánchez Cordero. Saludó de mano y abrazo a la diputada de Movimiento Ciudadano, a la magistrada Mónica Soto, a la senadora Xóchitl Gálvez, a la magistrada Janine Otálora, a la senadora Mícher, a la consejera electoral, Carla Humphrey y a la diputada federal, Wendy Briceño. Todas jubilosas de su llegada, incluida la secretaria de Gobernación, quien repartía sonrisas, abrazos y besos a la distancia a las mujeres frente al presidium.

Sánchez Cordero último evento.png
Olga Sánchez Cordero, en su último evento como secretaría de Gobernación, minutos antes de que se confirmara su salida para volver a ocupar su escaño en el Senado.

 

La salida repentina

El salón de Adolfo López Mateos de Los Pinos estaba a toda su capacidad; gobernadoras electas, legisladoras, alcaldesas escuchaban el discurso de la morenista Wendy Briceño, cuando un integrante del equipo de Segob se acercó a darle un mensaje a Sánchez Cordero. En un segundo, la funcionaria se levantó de su asiento y, sin decir palabra, dejó el presidium y se fue.

“Una disculpa muy sentida de la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, que tuvo que salir porque la llamó el presidente, que nos deja todo su cariño y un mensaje de que seguimos juntas”, comentó Gasman al finalizar el panel en que la exministra, estaba contemplada para cerrar.

La salida de Olga Sánchez Cordero
La ministra Olga Sánchez Cordero abandonó el encuentro de mujeres alcaldesas, gobernadoras y legisladoras electas, para acudir a Palacio Nacional para hacer público su salida de la Secretaria de Gobernación.

Los murmullos comenzaron. En redes sociales ya había mensajes que hablaban de su salida de la Segob, los periodistas corrieron a alcanzarla, pero ya se había ido. El rumor recorrió el salón Adolfo López Mateos, las legisladoras morenistas decían no saber y la única que se aventuró a darle la bienvenida al Legislativo fue la senadora panista, Xóchitl Gálvez.

Solo unos minutos después, Ricardo Monreal, el coordinador de los senadores de Morena –adelantándose al anuncio oficial de la Presidencia– confirmó la noticia: la ministra estaría de vuelta a su escaño.

Paisano, amigo y compañero

A las 14:52 de la tarde, Sánchez Cordero apareció en un video en redes sociales al lado del presidente Andrés Manuel López Obrador, quien anunció su salida.

“Ahora, a mitad del camino (...) ella me dice: ‘quiero reincorporarme al Senado, quiero estar en el Senado de la República’. Y ha quedado ella en libertad”, expresó el presidente, al tiempo que presentaba a su relevo: su “paisano, amigo y compañero entrañable”, el gobernador de Tabasco, Adán Augusto López, para luego pedir a sus paisanos tabasqueños que “lo dejen venir” a incorporarse en su gobierno. A Olga Sánchez Cordero, le agradeció su lealtad.

La sonrisa y comodidad que minutos antes proyectaba entre las decenas de mujeres que se apoyaban unas a otras desapareció del rostro de la ministra, quien solo asentía, con la mirada hacia abajo. Agradeció la oportunidad de trabajar en el gobierno de la Cuarta Transformación y así –con un video– se despidió como la primera mujer en la historia, en ocupar la antigua casona del Palacio de Covián.

 

Efecto dominó

Horas desués de haber dejado a sus compañeras y aliadas, Sánchez Cordero reapareció en la sede del Senado, ahora estaba flanqueda por el coordinador de los morenistas, Ricardo Monreal, y el presidente actual del Senado, Eduardo Ramírez. En mensaje conjunto, los tres senadores confirmaron que buscarán que el regreso de la exministra a la Cámara alta sea "por la puerta grande" convirtiéndola en la próxima presidenta de la Mesa Directiva.

Y así terminó el jueves, "un día largo", dijo Cordero. Día en el que tuvo que agradecer al presidente su salida y agradecer a su coordinador, Ricardo Monreal, el recibimiento en el Senado en el grupo de Morena.

La decisión de un solo hombre, el presidente, no solo afectó el puesto de la secretaria de Gobernación, sino que tuvo un efecto dominó para otras mujeres: las cuatro senadoras que buscaban desde hace semanas llegar a la presidencia del Senado tuvieron que dar un paso atrás para ceder ese espacio a la ministra, además, la actriz y cantante Jesusa Rodríguez, que era su suplente, terminó el día sin escaño.

En el evento matutino de mujeres Olga Sánchez Cordero estuvo en su silla 27 minutos, los últimos 27 minutos como secretaria de Gobernación en un acto público. No pudo despedirse como se debe de las suyas, de las aliadas, que este jueves –a pesar de los discursos en pro de la equidad y la paridad– perdieron a una mujer en el poder, pues esa silla fue ocupada por un hombre: Adán Augusto López, amigo y paisano del presidente López Obrador.

Publicidad
Publicidad