Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

¿Y los fideicomisos? Organizaciones acusan opacidad en procesos de extinción

En 2020, el Congreso aprobó la extinción de 109 fideicomisos por considerarlos "opacos", pero al día de hoy, el gobierno mexicano no ha rendido cuentas sobre qué pasó con ellos y sus recursos.
mié 30 junio 2021 07:46 PM
fideicomisos méxico
En 2020 se realizaron protestas contra la extinción de fideicomisos para la ciencia, cultura, , personas desaparecidas, víctimas de violencias, periodistas, defensores de derechos humanos...

A ocho meses de que el Congreso de la Unión aprobó la extinción de 109 fondos y fideicomisos públicos, el gobierno federal no ha informado sobre cuántos han desaparecido, cuál fue el proceso y qué se ha hecho con los recursos que se recaudaron.

Este martes se cumple el plazo para recuperar los recursos de los 109 fideicomisos —que ascienden a 68.5 mil millones de pesos—, tal como establece el decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF), sin embargo, el proceso ha sido lento y opaco, tal como evidencian los reportes de las organizaciones civiles México Evalúa y Fundar.

Publicidad

"El debate sobre la extinción de fideicomisos tomó como bandera la opacidad de los instrumentos, pero el proceso ha sido poco transparente y sin rendición de cuentas sobre los recursos", destacó Fundar este miéroles en la presentación conjunta "Fideicomisos con fondos públicos ¿Buenos o Malos?", en colaboración con México Evalúa.

¿Cuántos fideicomisos han desaparecido?

En el análisis presentado, México Evalúa revela que –de acuerdo con reportes de la Secretaría de Hacienda– de los 109 fideicomisos que se ordenaron extinguir, solo han desaparecido dos, y uno es el Fondo de la Financiera Rural. Es decir, hasta el primer trimestre de este año, 39 de esos fideicomisos estaba en proceso de extinción y los 68 restantes seguían vigentes.

Según datos oficiales de Hacienda, en ese periodo apenas se logró recaudar 965 millones de pesos entre los fideicomisos ya extinguidos y los que están en proceso.

En cuanto a los que siguen vigentes, la mayoría son del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), con 90 fideicomisos; de la Secretaría de Hacienda, con seis; de Economía, con tres, y de la Secretaría de Gobernación, con dos.

Y no solo eso, sino que siguen recibiendo recursos.

 

Aportaciones a fideicomisos

En paralelo con la extinción de fideicomisos, que ha tenido como bandera el "combate a la corrupción", se observan transferencias de montos considerables del presupuesto federal hacia este tipo de instrumentos.

Fundar informó que, a pesar del mandato de extinción, en 2020 la Cámara de Diputados aprobó 37,611 millones del presupuesto 2021 para transferencias a fideicomisos, de los cuales, 427 millones de pesos se destinaron a 28 de los 109 que deberían desaparecer.

La organización refirió que en abril de 2020 se ordenó desaparecer otros 280 fideicomisos para recuperar, en 15 días, más de 250,000 millones de pesos, pero solo se extinguieron 11, que equivalen al 1.21% de los recursos disponibles en los fideicomisos de ese año. Hasta la fecha se desconoce el uso y destino del dinero.

Tan solo al cierre de 2020 se transfirieron 167.7 millones de pesos a fideicomisos, lo que implicó un aumento luego de dos años acumulados de reducción en estas transferencias.

México Evalúa destaca que, para el primer trimestre de 2021, las aportaciones a fideicomisos públicos ascendieron de 27.2 millones de pesos, es decir, 115% más de lo que se planeaba destinar para estos instrumentos.

"Es evidente que el gobierno considera que estos instrumentos sí son provechosos, y está de acuerdo con usarlos. Razón de más para comprometerse con una agenda de apertura y transparencia de fideicomisos", enfatiza México Evalúa.

 

Entre las aportaciones a fideicomisos destacan las realizadas por la Secretaría de la Defensa (Sedena), que en el primer trimestre del año destinó el 34% de su presupuesto (11.3 mdp) a fondos públicos.

Estas transferencias representan 52 veces la aportación realizada en 2018 (de 217.7 mdp). El gasto se hizo a través de los programas presupuestarios de “Infraestructura gubernamental de seguridad nacional” (99%) y de “Fideicomisos de apoyo a deudos de militares fallecidos o que hayan adquirido una incapacidad” (0.1%).

México Evalúa explicó que el monto se pudo incrementar debido a la construcción del Aeropuerto Felipe Ángeles, de tramos del Tren Maya y de sucursales del Banco de Bienestar, así como la distribución de vacunas contra el COVID-19.

Gastan dinero de otro fondo

Uno de los fideicomisos más importantes para el gobierno federal ha sido el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios (FEIP), el cual ha sido ocupado de tal manera que sus reservas son las más bajas desde 2013, con 15.8 millones de pesos.

Este fondo está diseñado para utilizarse como una reserva cuando los ingresos son menores a lo planeado. En este sentido, México Evalúa alertó que hay un "uso desmedido" de los recursos del FEIP y, de no reponer ese gasto, no habrá un ahorro suficiente para hacer frente a casos de urgencia.

Si se compara la recaudación que han dejado los procesos de extinción de fideicomisos en los últimos tres años, que es del 1%, de acuerdo con Fundar, con el dinero que sigue dando a los fideicomisos, el gobierno mexicano no estaría cumplimento su principal propósito, que era generar ahorros para emplearlos en los programas sociales, de infraestructura o en la emergencia sanitaria.

 

A esto se suma el incumplimiento del gobierno con la transparencia, porque además aún hay fideicomisos públicos administrados por bancos que se rigen principalmente por la confidencialidad.

"No es claro el estatus en que se encuentra cada uno de los 109 fideicomisos en proceso de extinción, ni cómo se van a gastar sus recursos; o si estos serán destinados a programas presupuestarios, ni qué información va a permanecer de los fideicomisos extinguidos. De aquellos de los que se tiene información (39 fideicomisos), no se conocen sus usos ni sus estados financieros", destacó México Evalúa.

Por ello, ambas organizaciones urgieron a Hacienda y a la Secretaría de la Función Pública (SFP) informar sobre el avance de extinción de los fideicomisos, cómo fue su funcionamiento mientras estuvieron vigentes, con qué recursos se pagan las obligaciones que tenían, así como el destino final de los recursos ya recuperados.

Tags

Secretaría de Hacienda y Crédito Público Presupuesto del gobierno Congreso Mexicano Finanzas públicas
Publicidad
Publicidad