Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Más de la mitad de los niños se aburren con las clases por TV, revela encuesta

Un 51.4% de los docentes perciben que las actividades en línea y los programas de televisión y radio resultan aburridos para sus estudiantes, apuntó la encuesta Mejoredu.
mié 18 noviembre 2020 01:56 PM
educación niños encuesta
Entre 52% y 82.5% de los estudiantes encuestados, reportaron que tuvieron que dedicar más tiempo a varias de las actividades relacionadas con la escuela.

Un 51. 4% de los niños mexicanos están aburridos de las actividades en línea y del programa Aprende en Casa, el cual se han visto obligados a ver u oír desde sus casas como parte de las directrices de las autoridades educativas del país en medio de la pandemia de COVID-19.

Esta es la percepción que los docentes expresaron tener en la Encuesta sobre experiencias de las comunidades educativas durante la contingencia sanitaria por COVID-19, elaborada por la Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación (Mejoredu).

Publicidad

El estudio, en el que participaron cerca de 194,000 docentes, estudiantes, directivos, madres, padres y tutores de educación básica, evidenció las carencias, desigualdades y la necesidad de atender diversos aspectos clave para fortalecer al sistema educativo y sus comunidades escolares en el corto y mediano plazo.

De acuerdo con las respuestas de los padres de familia, más de 97% del alumnado continuó sus estudios durante la contingencia, aunque el 62.1% de los maestros detectó algunos estudiantes excluidos de las actividades de trabajo a distancia, debido a:

  • Falta de acceso a Internet: 84.6%.
  • Carencia de dispositivos electrónicos para acceder a las actividades: 76.3%.
  • Escasez de recursos económicos: 73.3%.

Otros aspectos que destaca la encuesta es que las clases a distancia también han implicado una mayor inversión tanto de tiempo como de dinero por parte de los docentes, alumnos y maestros.

Gastos

El incremento de gastos se reflejó en rubros como servicios de telefonía, electricidad, Internet, impresiones, fotocopias y material didáctico.

Alrededor de siete de cada 10 docentes reportaron haber gastado más en telefonía (72.3%), electricidad (70.7%) e Internet (67.9%), mientras que 56.4% de las madres y los padres de familia señalaron un aumento de 56.4% en gastos en fotocopias y 63.7% en material didáctico.

Publicidad

Tiempo

Entre un 71.2% y 87.4% de los docentes mencionó también que se incrementó el tiempo que tuvieron que dedicar a diferentes aspectos de su trabajo.

En tanto que entre el 52% y 82.5% de los estudiantes también dijeron que tuvieron que dedicar más tiempo a varias de las actividades relacionadas con la escuela.

A la par, poco más de la mitad de las madres y los padres de familia (58.4%) afirmaron que fue difícil o muy difícil compaginar sus actividades del hogar con el acompañamiento a sus hijas e hijos.

En ese sentido, un 94.5% de los estudiantes de primaria y 69.7% de los de secundaria informaron haber recurrido a su madre, padre o tutor para que los acompañaran en la educación a distancia.

Estado emocional

Los efectos negativos de la educación a distancia también se han visto reflejados en el estado emocional de estudiantes, madres y padres de familia, docentes y directores.

Pues cada uno de estos sectores mostraron algún indicio de malestar emocional relacionado con sus actividades o con el trabajo educativo desde casa:

  • Casi la mitad de docentes y de estudiantes (48.7 y 49.9%, respectivamente) a menudo sentían tensión por las actividades académicas que debían atender.
  • La mitad de madres y padres de familia, y estudiantes (50.1 y 49.7%, respectivamente) con frecuencia sintieron que las actividades que debían realizar eran tantas que no podían terminarlas.
  • 39.8% de estudiantes y 41.3% de madres y padres de familia se sintieron tristes o desanimadas(os) por la situación que vivían.
Publicidad

Las situaciones de estrés de los maestros generalmente fueron vinculadas a la sobrecarga laboral y a la dificultad de sobrellevar una mayor exigencia en el trabajo a la par de las tareas domésticas y familiares.

Mientras que para los alumnos, esta situación se debió a una carga excesiva de tareas; además revelaron frustración y enojo por no entender las actividades y por la sensación de no estar aprendiendo bien; y expresaron tristeza por la pérdida de algún ser querido, deseo de reestablecer el vínculo social con otros estudiantes y docentes, y necesidad de recibir atención psicológica.

Además de que también manifestaron un cierto grado de desmotivación por las clases a distancia, la cual fue expresada como flojera, cansancio, aburrimiento, pérdida de interés o desánimo.

Recomendaciones

La Comisión Nacional para la Mejora Continua de la Educación apuntó finalmente algunas recomendaciones en tanto se continúan con las clases a distancia como:

  • Diseñar estrategias de atención diferenciada, por nivel y servicio educativo, considerando las principales desigualdades de los estudiantes y sus familias.
  • Establecer un currículo de emergencia basado en la priorización y flexibilización de contenidos.
  • Desarrollar estrategias específicas que apoyen la comunicación, la retroalimentación y la orientación de las actividades educativas.
  • Fortalecer las capacidades de acompañamiento de las familias en el proceso educativo de sus hijas e hijos.
  • Impulsar el fortalecimiento de los vínculos afectivos de las comunidades educativas.
  • Brindar acompañamiento emocional a las comunidades escolares.
  • Disminuir las cargas de trabajo no pedagógico durante la educación a distancia.
  • Procurar el balance de los distintos aspectos de la vida de los actores educativos.
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad