Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El Inmujeres va por tiendas para que víctimas de violencia logren su autonomía

La titular del Inmujeres, Nadine Gasman, señala que el programa busca que las mujeres puedan tener alternativas como el tener una tienda de abarrotes para salir de un contexto de violencia.
mié 17 junio 2020 05:45 AM
Tiendas mujeres
Inmujeres busca apoyar a mujeres en situación de violencia a que logren su "autonomía económica".

El Instituto Nacional para las Mujeres encabeza un proyecto para que víctimas de violencia"intrafamiliar y madres de hijas en condición de desaparecidas consoliden su “autonomía económica”.

La titular del Inmujeres, Nadine Gasman, explicó que junto a la Secretaría de Economía y organismo Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) implementarán un programa para que mujeres en esas situaciones de vulnerabilidad puedan instalar tiendas de abarrotes y para ello, las apoyarán con recursos económicos, insumos para vender y con capacitación.

Publicidad

“Identificamos que crear las condiciones para el empoderamiento de todas mujeres, pero especialmente para las que han sido vícitimas de violencia, es una forma de invertir en la prevención de la violencia contra ellas”, señala la funcionaria.

En entrevista, Gasman explica que una de las razones por las que una mujer se quede en medio de una situación de violencia es la falta de autonomía económica.

En México 3 de cada 10 mujeres mayores de 15 años han sufrido violencia económica o patrimonial alguna vez en su vida, de acuerdo con el Inegi, y esta se podría incrementar en medio de la crisis económica generada por la pandemia de coronavirus, reconoce la titular del Inmujeres.

El proyecto iniciará en próximas semanas con un piloto conformado por 90 beneficiarias de los estados de Chihuahua, Morelos y Oaxaca, 30 en cada estado, que antes han recibido los servicios de los institutos estatales para las mujeres, que también participarán en el programa.

A través de las Tandas del Bienestar –impulsadas por la Secretaría de Economía– las beneficiarias recibirán desde 6,000 hasta 25,000 pesos de capital y Segalmex les proporcionará insumos básicos para vender.

El piloto cerró su padrón el pasado viernes y se espera que en julio ya se puedan tener instalados los primeros negocios para afinar el programa y extenderlo.

“Queremos empezar dándoles un seguimiento muy cercano de tal manera que veamos qué funciona, qué hay que mejorar, qué hay que dejar de hacer de tal manera que sea una buena alternativa para muchas más mujeres”, explica Gasman.

Publicidad

Uno de los criterios para elegir a las beneficiarias fue que previamente tuvieran un micronegocio, desde ventas por catálogo hasta locales comerciales, para aprovechar la experiencia ganada.

La funcionaria explicó que se optó por tiendas de abarrotes debido a que son negocios con gran potencial de éxito, que permiten a las mujeres poder estar al tanto de sus familia mientras trabajan o si contratan a alguien para hacerlo, además de que les permitirá integrarse a sus comunidades y crear redes con otras mujeres.

“Lo de las tiendas puede sonar como un básico, la idea es que también puedan ir generando capacidades, pues también incluye un proceso de capacitación y empoderamiento donde esto puede ir creciendo”, explica Carlos Vargas, director de comunicación del Inmujeres.

“Este es un instrumento para que, hayas pasado lo que hayas pasado, tengas todas las posibilidades de recuperarte y que te vaya bien a ti y a tú familia“, apunta Gasman.

Publicidad

Los procesos de apoyo psicológico correrán a cargo de los institutos locales de las mujeres y los trabajadores de Segalmex se encargarán también del plan para potenciar el negocio y ellos previamente serán capacitados por el Inmujeres en perspectiva de género.

“Este es un instrumento para que, hayas pasado lo que hayas pasado, tengas todas las posibilidades de recuperarte y que te vaya bien a ti y a tú familia“.

Los requisitos para acceder al piloto de la prueba son los mismos para las Tandas del Bienestar: tener entre 30 y 67 años, tener un micronegocio con mímimo seis meses de operación, además de que el lugar donde se vaya a instalar la tienda se encuentre en la parte baja de un inmueble y esta sea accesible para la comunidad donde se instalará.

“Vamos a ver cómo nos va con esto para buscar otros financiamientos, otros programas que pudieran apoyar a mujeres más jóvenes, este es el inicio de un camino, de búsqueda de acciones”, señala Gasman.

“Ojalá esto inspire a empresarios a contratar a mujeres víctimas de violencia”, indica.

#QuéPasóCon... la violencia hacia las mujeres en la contingencia?

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad