Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El COVID-19 obligó a adelantar el mix de clases entre presenciales y digitales

La emergencia obligó a las escuelas a adoptar mecanismos de aprendizaje a distancia, que podrían establecerse en el sistema educativo.
mar 09 junio 2020 05:50 AM
Escuelas COVID
El secretario de Educación, Esteban Moctezuma, aseguró que la pandemia obligó al sistema educativo a avanzar en el uso de herramientas digitales de internet y de educación a distancia.

Una vez que reinicien las clases, probablemente el 10 de agosto si el semáforo está en verde, habrá clases presenciales dos veces por semana, tres para quienes tengan más rezago, mientras el resto de los días será en casa con las herramientas digitales usadas durante la emergencia (televisión, radio, internet).

Este método, conocido como blended learning, es ya usado en otras partes del mundo y el COVID-19 obligó a que las autoridades educativas lo impulsen tras la crisis sanitaria, aunque la mayor dificultad será la conectividad y el acceso a internet, así como la preparación para los docentes.

Publicidad

El titular de la Secretaría de Educación Pública (SEP), Esteban Moctezuma, reconoció este lunes que la pandemia obligó al sistema educativo a avanzar en la capacitación y en el uso de herramientas digitales de internet y de educación a distancia.

Por su parte, David Calderón, presidente de Mexicanos Primero, señala que en el futuro, en dos o tres años, se tendrá un panorama diferente y a lo mejor los niños no tendrán que ir tantas horas a la escuela o, aunque se tenga el mismo horario, se le pueda dedicar más tiempo a actividades físicas, artísticas, a un segundo idioma, y que parte de los conocimientos se resuelvan desde casa.

“El aprendizaje a distancia, o como le llaman ahora el aprendizaje mezclado, el blended learning, que antes parecía como algo de muy escuela privada de avanzada, es el modelo al que el mundo va a tener que avanzar hacia allá; es decir, que una buena parte lo puedas resolver en tu casa, lo que típicamente correspondía a la exposición de los maestros, lo hagas en tu casa, y la ejercitación en la escuela”, exp`licó.

No estamos exentos de rebrotes y no vale la pena que todo el esfuerzo y adaptación que logramos se pierda, entonces el que cada vez haya más contenidos digitales y sea parte de lo común, no de la emergencia, en la educación básica del país, eso ya no se debe retroceder para nada.
David Calderón, director de Mexicanos Primero

 

El especialista en Educación señala que es un “avance forzado por la realidad”, luego de que en los últimos años se han implementado acciones como Enciclomedia para fortalecer las tecnologías de la información, y muchos de ellos han fracasado.

“Lo que no hizo todo el dinero de Enciclomedia y Habilidades Digitales para Todos, lo tiene que hacer la necesidad porque en México llevamos 35 años de intentar usar la tecnología para la educación y casi todo ha acabado en fraude y resultados fallidos”, aseguró.

Por lo menos, entre 2008 y 2016, el país gastó 36,596 millones de pesos en programas de educación digital que no dieron los resultados deseados. La lista incluye, además, de los dos ya mencionados, la entrega de laptops para alumnos de quinto y sexto de primaria y el Programa de Inclusión y Alfabetización Digital (PIAD).

También puedes ver: La pandemia no impide aprender a adolescentes en rehabilitación

 

Los retos de la educación mezclada

No obstante, para hacer realidad este nuevo modelo de educación, la conectividad en todo el país será determinante. Por lo pronto, la administración actual ya ofrece que habrá Internet para Todos para 2020.

La organización social Xaber considera que el cierre de escuelas afectará más al 45% de los estudiantes que no tienen un dispositivo como computadora, laptop, tableta o teléfono inteligente en el hogar con acceso a internet, esto según la “Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares” (ENDUTIH) 2019,

La consultora expone que tener un dispositivo con acceso a internet no es una condición suficiente para mitigar el impacto negativo sobre los aprendizajes, ya que la evidencia demuestra que las tecnologías de la información y la comunicación son un complemento y no un substituto del proceso convencional de enseñanza-aprendizaje.

“El dispositivo y los contenidos educativos disponibles en internet pueden facilitar el proceso de enseñanza-aprendizaje, pero, especialmente entre los estudiantes más pequeños, es necesario que un docente (a distancia) o, quizá más adulto en casa (padre o tutor) sean los facilitadores y organizadores que guíen el proceso de enseñanza-aprendizaje”, expone en un comunicado.

 

El papel de los docentes

El director de Mexicanos Primeo enfatizó que “la verdadera dificultad es la conectividad” y después que los maestros se acostumbren a ser “diseñadores de experiencias de aprendizaje digitales”.

Ya que una parte será el contenido que esté disponible, pero los maestros y maestras tendrán que “curarlo” y desarrollar sus propios respaldos de sus exámenes, cuestionarios, investigaciones, etc.

“Va ser cada vez una necesidad y apenas se están introduciendo los maestros, es una gran oportunidad y sí es una obligación de las autoridades apoyar a los maestros”, afirma.

Por su parte, la organización Xaber coincide que es “crucial” que los docentes reciban el apoyo adecuado con recursos suficientes, asistencia técnica, formación continua y acompañamiento para implementar las acciones.

Newsletter
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad