Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Aprender 'on line' en medio de la pandemia incrementa rezago educativo

El COVID-19 ‘contagió’ hasta las escuelas del país, lo que provocó que las clases se dieran en las casas, una situación que podría complicar el panorama educativo.
lun 27 abril 2020 05:45 AM
aprende en casa SEP
La SEP reinició el programa "Aprende en Casa" para que estudiantes de educación básica tengan clases a distancia.

El pasado 20 de abril, más de 30 millones de niños, niñas y jóvenes regresaron a clases después del periodo vacacional de Semana Santa y la emergencia de COVID-19, pero lo hicieron de una forma inusual: frente a televisores, computadoras y radios de sus casas.

Si bien es una solución que se está tomando en muchos otros países, por las medidas de distanciamiento social que se requieren para contener los contagios de coronavirus, la falta de preparación, infraestructura y recursos que hay en México podrían incrementar el rezago educativo, advierten expertos.

¿Aprender en casa?

La Secretaría de Educación Pública (SEP) presentó la estrategia “Aprende en casa por tv y en línea". Se difundió una programación para que los estudiantes puedan continuar con su aprendizaje.

Conoce más: Hora por hora: esta es la programación de 'Aprende en casa

También, en conjunto con Google, se empezó una capacitación virtual de más de 500,000 maestros y padres de familia en una plataforma auxiliar para la educación a distancia de la empresa informática, pero se espera llegar a un millón de maestros.

Los contenidos educativos precargados en la plataforma Google para la Educación , que se usa también en otros países, se encuentran ligados a los aprendizajes esperados de los Libros de Texto Gratuitos.

Publicidad

El último informe de PISA 2018 colocó a México en los últimos lugares entre países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). De acuerdo con los resultados, la mitad de los estudiantes mexicanos no alcanza niveles suficientes para desenvolverse en la sociedad: el 45% no logra los aprendizajes suficientes en Lectura, 56% en Matemáticas y 47% en Ciencias.

“Definitivamente esta pandemia no solo nos va a retrasar como país sino en el mundo entero (…) si no hay intervención, el rezago va a ser aún mayor, principalmente, en las poblaciones más pobres y vulnerables”, afirmó Cristina Cárdenas, quien fue Coordinadora del programa federal "Aprende" en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

En la epidemia de influenza AH1N1 de 2009, las escuelas se cerraron aproximadamente dos semanas, en esta ocasiones las estimaciones son de más de dos meses. Los menores que ingresaban a primero o segundo de primaria, en ese entonces, son los mismos que están ahora en Universidad tratando de terminar su ciclo educativo.

Esos 11 años no dejaron muchas lecciones, pues ante una nueva epidemia, la falta de infraestructura, de presupuesto, de protocolos y de capacitación para los docentes, para responder a una contingencia de esta magnitud, develaron la realidad en el país.

Hoy vemos cómo está cada uno de los países, es como si se hubiera apagado la luz, y de repente se prende y ves la realidad, y la mayoría de las escuelas no ha estado preparada para tener una educación a distancia.
Cristina Cárdenas, especialista en educación a distancia.

No obstante la especialista considera que el uso de tecnologías sigue estando “muy débiles”, respecto al impacto que puede tener considerando que se puede usar para estas actividades, no solo las recreativas, y que los contenidos no están actualizados, eso sin contar que los hogares aún tienen deficiencias de conectividad.

Publicidad

La nivelación educativa en el regreso a aulas

La organización Mexicanos Primero señala que es necesario reforzar y mantener las cinco vías de aprendizaje a distancia (los libros de texto y el apoyo directo de los maestros y maestras, la programación de televisión educativa; la formación en línea; la programación de radio, especialmente en radio comunitaria e indígena, y los cuadernillos elaborados para las y los alumnos en situación de mayor dispersión y menor conectividad).

“La presencia y combinación de esos recursos requiere flexibilidad, considerando la diversidad de las y los estudiantes; es clave también poner a disposición los materiales que requieren las y los cuidadores para la etapa de primera infancia”, recomendó en un comunicado.

Y aunque está considerado un periodo de reforzamiento en junio y julio , la organización enfatizó que para el regreso presencial se deben salvaguardar no solo los derechos de los estudiantes en términos anímicos y culturales, sino también hacer un afianzamiento y nivelación del aprendizaje.

Ante eso señaló que es importante optar por la mayor cantidad posible de jornadas presenciales y que se elabore ya una evaluación diagnóstica para atender focalizadamente las lagunas y discrepancias al interior de cada grupo, sobre todo para el caso de quienes no tuvieron apoyo o medios para realizar las actividades de educación a distancia sugeridas.

La resiliencia en estudiantes

Si bien gran parte de la enseñanza en casa cae en las autoridades y en los docentes, también es importante señalar que los estudiantes son la principal clave.

María Luisa Hinojosa Ávila, coordinadora del Centro de Atención a Estudiantes Universitarios (CAEU) de la Universidad Iberoamericana, planteó la “resiliencia académica en ambientes virtuales y a distancia”, para señalar qué puede hacer el alumnado para tener éxito en su aprendizaje al continuar sus estudios en la modalidad línea.

Al respecto enumeró seis recomendaciones:

  1. Siempre estar dispuesto a explorar y a experimentar, lo cual aplica tanto al estudiantado como al claustro académico.
  2. Convertirse en un estudiante proactivo. Organizar el trabajo y el aprendizaje que se van a tener, controlar los tiempos y el funcionamiento de las plataformas virtuales, y entender qué solicita el docente y qué se le envía, con lo que el estudiante tendrá mayores posibilidades de sistematizar su propio aprendizaje.
  3. Hacer los trabajos de forma reflexiva. Si se hace de esta manera, el alumno o la alumna se va a sentir más seguro respecto de eso que está estudiando.
  4. Ubicar los canales de ayuda establecidos por la propia institución y por los docentes, un aspecto fundamental, sobre todo cuando algunas cosas no quedaron lo suficientemente claras.
  5. El aprendizaje colaborativo es fundamental. Apoyarse en la persona que domina mejor el tema en el que se tiene alguna dificultad, para una mejor calidad en el aprendizaje.
  6. Actuar siempre con ética y responsabilidad. No copiar y no cometer plagio.
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad