Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

“Hay que escuchar a los pueblos indígenas y no solo llevarles el Tren Maya”

El monero Patricio habla en entrevista sobre el trato que ha dado el gobierno mexicano a las comunidades indígenas, así como la deuda que existe desde la sociedad con estos pueblos originarios.
dom 31 mayo 2020 07:33 AM
entrevista-58.jpg
Patricio habló con Expansión Política con motivo del lanzamiento del segundo tomo de su serie México antes de ser México editado por Grijalbo

El que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador apueste por llevar proyectos como el Tren Maya a los estados del sureste representa la continuidad de un modelo en donde “se asume que los pueblos indígenas no saben lo que necesitan y a los que se les tiene que llevar el desarrollo para que estén bien”, plantea Patricio Ortiz González o Patricio, como es mejor conocido este monero.

“No se trata de llevarles (a las comunidades indígenas) el Tren Maya para llevarles turistas y que haya más ciudades y que haya más hoteles y que puedan trabajar como meseros o como las chicas que arreglan los cuartos de los hoteles, sino preguntarles qué quieren y a partir de eso desarrollar políticas sociales y políticas de desarrollo, y eso no se está haciendo”, señala Patricio.

Publicidad

En entrevista con motivo del lanzamiento del segundo tomo de su serie México antes de ser México editado por Grijalbo, Patricio advierte que existe una deuda con estos pueblos originarios, la cual no solo atañe al gobierno, sino también a la misma sociedad mexicana y prueba de esto “es que están viviendo en condiciones trágicas, pero a su gran mayoría no nos importa”.

“Creo que es una vergüenza que a estas culturas, muchas de las cuales aún están vivas y a los pueblos indígenas que conviven con nosotros, los tengamos en la situación de abandono, de olvido y de maltrato”.

En su libro, expone con su particular estilo, el periodo del Preclásico Mesoamericano y platica que sus planes para sacar el tomo tres, sobre el Clásico y el Epiclásico, y después hacer el Posclásico, en donde aparecen los mexicas y la Triple Alianza, y el último tomo , que será de la Conquista.

En la charla, Patricio habla de su libro pero también comparte sus apreciaciones sobre cómo se ha conducido el gobierno morenista en estos casi dos años de administración y sobre la actual contingencia que se vive por el COVID-19, de la cual confiesa, le cuesta trabajo pensar en algo humorístico porque es una situación muy difícil, que no es necesariamente culpa del gobierno.

Aquí parte de la entrevista:

 

¿Hay algo que podamos reaprender de las culturas del Preclásico para poder aplicarlo a nuestra realidad?

Yo creo que sí, por lo pronto hay mucho que podemos aprender sobre esas culturas. Para empezar es aprender sobre culturas que sí tienen que ver con nosotros. Por ejemplo, yo vivo en Veracruz, que es un estado que tiene población indígena numerosa y muchas personas en el resto de la República les pasará lo mismo. Entonces, son culturas con las que convivimos y de las que provenimos. De alguna manera es aprender sobre nosotros mismos, sobre nuestra historia y sobre nuestras culturas.

Al conocer otro tipo de cosmovisiones, por ejemplo, las de las culturas mesoamericanas, creo que sí nos lleva a evaluar nuestra propia visión del mundo y a cambiar muchas cosas. Un elemento que está presente en la cosmovisión de las culturas mesoamericanas es la sacralidad de la naturaleza, yo estoy seguro que si tuviéramos una visión sagrada de la naturaleza o por lo menos más respetuosa no estaríamos metidos en los problemas en los que estamos metidos ahorita.

¿Piensas abarcar otros periodos como la Conquista o la Colonia en esta serie de libros de México antes de ser México ?
Ahorita estoy en la parte de la historia de Mesoamérica que normalmente se divide en periodos, entonces el tomo dos es el Preclásico; el tomo tres, en el cual estoy trabajando, va a ser sobre el Clásico y el Epiclásico, y después viene el Posclásico, en donde al final aparecen ya los mexicas y la Triple Alianza, y el último tomo, que va a ser el tomo cinco, será de la Conquista y por lo pronto hasta ahí me quedaré.

 

¿De qué tamaño es la deuda tanto del gobierno y de la sociedad hacia los pueblos originarios?
Nuestra deuda es enorme. El contacto que tenemos con estas culturas, con estos pueblos, es la señora y los niños que venden chicles en las esquinas, en los semáforos o que venden tejidos en las calles y es el mayor contacto que tenemos con ellos y su bienestar nos tiene por completo despreocupados. Entonces yo creo que nuestra deuda es muy grande y que debemos empezar a hacer un esfuerzo por pagarla, por retribuir lo que les debemos.

El presidente señala que se abandonó la región sur del país y ha apostado por llevar apoyos y proyectos como el Tren Maya ¿crees que es la forma de atender a estas zonas?
Este gobierno está cayendo en el mismo error que todos los demás y que es el error primordial de nosotros estamos bien y nosotros somos los que estamos desarrollados y nosotros somos los que sabemos, y los pueblos indígenas son los que están mal, los que no saben lo que necesitan y a los que les tenemos que llevar el desarrollo para que estén bien.

Entonces no se trata de llevarles el Tren Maya para llevarles turistas y que haya más ciudades y que haya más hoteles y que puedan trabajar como meseros o como las chicas que arreglan los cuartos de los hoteles, sino preguntarles qué quieren y a partir de eso desarrollar políticas sociales y políticas de desarrollo, y eso no se está haciendo.

En los primeros 100 días de gobierno, hablábamos de lo más caricaturesco que habías visto este gobierno y señalabas “la mañanera”, ¿hoy qué es lo más caricaturesco que has visto en la 4T?
Lo más caricaturesco, de alguna manera triste y un poco trágico, es que es un gobierno muy desordenado, que no tiene disciplina en todas sus facetas, no nada más el Ejecutivo, sino el Legislativo, etc. Hemos visto en estos días como el líder de Morena (Alfonso Ramírez Cuéllar), el diputado tal o no sé quién saca una iniciativa que se le ocurrió, la avienta sin haber consultado a nadie, se arma una tremenda en las redes, por todos lados, y ya después de que se armó, tienen que salir a explicar de qué se trata, a pedir disculpas, a echarlo para atrás o decir que siguen adelante… pero es como un gobierno que está de cabeza.

Ahora, sigue habiendo los mismos elementos ridículos como estos payasos que están en las mañaneras, que parecen personajes de (Federico) Fellini que se dedican a autopromoverse. Mi teoría es que viven en ese salón y que en la mañana los sacan o salen ellos de sus rincones para hacer sus numeritos; eso sigue siendo igual. Es más, está peor que antes, aunque siento que ahorita la situación no está para reírse.

 

En cuanto a elementos para caricariturizar, ¿este gobierno ha dado más ideas a los moneros que los anteriores?
Hay de todo porque hay todo tipo de personajes. En este gobierno, tanto en los gobiernos de los estados, como el gobierno federal, etcétera, pero yo lo que he estado viendo, que es algo muy novedoso, es precisamente lo que ha ocurrido a partir del inicio de la epidemia de coronavirus, en donde todo parece haberse exacerbado.

"Siento que todos los caricaturistas y periodistas en general se enfocan en una sola cosa que es el presidente, Felipe Calderón, la oposición, cuando hay muchos otros que se nos están quedando en el tintero".

Yo he optado por explorar un territorio completamente nuevo que es: nosotros viviendo esta época totalmente inédita en la historia de la humanidad. Entonces ahí en ese entorno sí he encontrado muchos elementos humorísticos y no tiene que ver en exclusiva con el gobierno, sino que tienen que ver con nuestra situación y creo que eso está interesante y humorísticamente creo que es un campo muy fértil.

Así como entendimo y se representó el discurso político de Fox con un lugar imaginario llamado “Foxilandia”, ¿Cuál es el lugar para representar a AMLO?
Yo creo que él mismo lo deja claro en sus mañaneras: es un país donde el pueblo es sabio y bueno, en donde las familias son armoniosas, en donde no hay violencia intrafamiliar, o sea es una especie de país idílico, en donde ya se está acabando la corrupción o ya se acabó, en donde se está acabando la violencia, pero nosotros salimos a las calle y vemos el entorno y la situación dista mucho de ser como la que describe el presidente. Creo que hay una gran distancia entre el optimismo y la fantasía.

Sí la 4T fuera un personaje de caricatura, ¿cuál sería?
Pues López Obrador, porque la 4T es él; y él lo ha dejado muy claro que sin él no hay cuarta transformación.

Fox a botas y bigote, Calderón a chamarra militar grande, Peña a cope sin pensamientos… AMLO es a …
Su pañuelito blanco que saca en las mañaneras que no sé exactamente qué quiere decir, pero que creo que es muy descriptivo de su estilo.

Newsletter
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad