Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El narco aprovecha la emergencia sanitaria para ampliar su base social

Con la entrega de despensas en esta época de cuarentena y de crisis económica por el COVID-19, organizaciones criminales buscan comprar la complicidad de comunidades, advierten expertos en seguridad.
lun 11 mayo 2020 06:00 AM
Grupo delincuencial despensas Cuernavaca
Las bolsas de víveres entregadas durante esta contingencia incluyen emblemas u otros elementos que indican qué organización criminal las reparte.

Rotuladas con la imagen de Joaquín 'el Chapo' Guzmán o con el nombre de organizaciones criminales como el Cártel Jalisco Nueva Generación, el Cártel del Golfo o 'La Familia Michoacana', despensas han sido entregadas por personas identificadas como integrantes del crimen en diferentes zonas del país.

Este reparto a la población, que ha ocurrido en las últimas semanas en medio de la emergencia sanitaria y de la crisis económica a causa del coronavirus COVID-19, busca ser visto como un acto de bondad, cuando en realidad tiene el objetivo controlar territorios, afianzar la base social de los delincuentes y reforzar su poder, advirtieron diversos especialistas.

Publicidad

Consultados por Expansión Política, expertos en seguridad consideraron que la entrega de esas dádivas no es un acto solidario, sino que muestra que los criminales están tratando de comprar la complicidad de comunidades. Según los analistas, así como los grupos delictivos utilizan el asesinato como un método de control, también recurren al apoyo hacia la ciudadanía en tiempos difíciles.

Hace unos días, en su conferencia mañanera, el presidente Andrés Manuel López Obrador criticó a los miembros del crimen organizado y aseguró que la entrega de despensas no sirve de nada si los delincuentes no dejan atrás sus "baladronadas".

Para la Secretaría de Gobernación (Segob), en tanto, esas entregas son hechos aislados. Sin embargo, hasta ahora se han registrado en al menos 12 entidades del país, entre ellas, Guanajuato, donde se entregaron artículos de la canasta básica a nombre del Cártel Jalisco Nueva Generación; Michoacán, donde el reparto fue a título de 'Los Viagras' y de 'La Familia Michoacana'; Tamaulipas, donde la entrega fue a nombre del Cártel del Golfo y de 'Los Zetas'; Chihuahua, de parte del grupo Gente Nueva de Parral, y Morelos, en representación del 'Señorón'.

Para los expertos, esto forma parte de una reacción de los grupos del crimen organizado, que con los programas sociales gubernamentales vieron mermada su base social, y ahora están aprovechando la emergencia sanitaria y la crisis económica para recuperarla.

El director del Observatorio Nacional Ciudadano, Francisco Rivas, señaló que el crimen organizado no solo necesita ejercer la violencia, sino también generar clientelas políticas.

Publicidad

"La delincuencia organizada necesita dos cosas: necesita un Estado débil donde evidentemente pueda corromper a funcionarios, pero también necesita una sociedad dispuesta a colaborar, dispuesta a callar sobre los delitos, que no va a denunciar", dijo.

El especialista en seguridad pública argumentó que el crimen organizado aprovecha los vacíos que deja el Estado mexicano, más en este momento en el que los esfuerzos están concentrados en atender la salud y la economía, afectados por la emergencia sanitaria.

Rivas explicó que en México hay comunidades enteras que no tienen una relación con el Estado y que, incluso, en esos territorios la construcción de escuelas, hospitales y hasta iglesias puede ser a cuenta del crimen organizado, o este entrega dádivas para que alguien se pueda operar o comprar una silla de ruedas a un niño.

Los narcos sí tienen una función social y esa función social justifica, en la cabeza de muchos, el que maten, extorsionen, porque 'si tenemos un Estado que nos ha olvidado, por lo menos este señor (el capo) no nos olvida'. Eso es muy peligroso porque lo que hace es reforzar el poder de los delincuentes".

Para Rivas, este afianzamiento del crimen organizado entre la sociedad ocurre en un muy mal momento, porque México carece de una estrategia de seguridad, no hay un cuerpo de seguridad operando al 100% y el presidente López Obrador ha enviado señales confusas en su administración, asegurando que combate a la delincuencia pero, por otro lado, teniendo gestos como sostener un breve encuentro con la mamá del 'Chapo' Guzmán o diciendo que los delincuentes son "pueblo bueno".

Publicidad

David Ramírez de Garay, coordinador del programa de seguridad de la organización México Evalúa, señaló que el problema de la entrega de narcodespensas responde a que en algunas de esas zonas el Estado no ha realizado acciones de fortalecimiento de las instituciones, por ejemplo, las policías municipales.

"No es de extrañarse que haya lugares en donde esta debilidad institucional permita o conviva, y esto está documentado, no se trata de una cuestión entre buenos y malos, hay interacciones, hay diálogos, pero que todos sean a través de una falta de institucionalidad que se ha dejado durante mucho tiempo y que este gobierno no está haciendo algo para cambiar el rumbo", destacó.

A cambio de las despensas, miembros del crimen organizado incluso piden a la población avisar cuando llegan otras bandas delictivas.

De acuerdo con los profesores del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE) Sandra Ley y Guillermo Vázquez del Mercado, autores del artículo " COVID-19, despensas y narco ", la entrega de estas ayudas no es nueva, y entre sus razones destacan la disputa del control territorial al Estado, la búsqueda de legitimidad, la conformación de una base social de apoyo y hasta el posicionamiento de marca.

Señalan que este fenómeno no es exclusivo de México y que, en países como Italia, Japón, Brasil, Jamaica, Colombia, ha ocurrido que grupos criminales financian fiestas patronales, pagan medicinas y hasta distribuyen despensas en tiempos de dificultad económica.

"Todas estas acciones son parte de una estrategia más amplia en la generación de legitimación y control entre los miembros de las comunidades donde opera el grupo y, en caso de una acción del Estado en su contra, poder contar con su respaldo", advierten los académicos.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad
Publicidad