Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Marihuana para uso adulto: el debate pendiente para descriminalizar la planta

En Encuentro Expansión, expertos, activistas y legisladores piden una visión integral sobre el uso de la droga.
mié 08 abril 2020 05:50 AM
Debate marihuana
En pausa. La Suprema Corte puso como plazo el 30 de abril para que se legisle el uso lúdico de la marihuana, no obstante esa fecha se postergará por la contingencia sanitaria.

Una visión integral en la regulación del uso adulto, medicinal e industrial de la marihuana, es lo que hace falta ante la inminente aprobación de la Ley para la Regulación de la Cannabis en el Congreso, consideraron especialistas, funcionarios y legisladores en el Encuentro Expansión.

El emplazamiento de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) a la Secretaría de Salud para reglamentar el uso de la cannabis medicinal y al Congreso para que legisle sobre el “libre ejercicio de la personalidad” han apresurado su discusión y el avance de la legislación.

El dictamen se aprobó de manera general en Comisiones de la Cámara de Senadores, previo a la contingencia sanitaria, por lo que falta su aprobación en el pleno y la posterior promulgación por el Ejecutivo, así como las reglamentaciones secundarias necesarias.

Publicidad

Pero, ¿cuáles son los pro y contras que especialistas y autoridades ven el dictamen que está puesto sobre la mesa del Senado? Expansión convocó a tres especialistas de manera virtual para discutir sobre el tema y esto fue lo que nos contaron.

Al participar en el Encuentro Expansión , el comisionado Nacional Contra las Adicciones (Conadic), Gady Zabicky Sirot, reconoció que si bien el uso de la cannabis medicinal y el aprovechamiento de parte del cáñamo industrial va avanzando, la “gran piedra en el camino” es en el uso lúdico o adulto de la marihuana.

“Es la parte más crítica, es donde todavía hay muchas divergencias de opiniones, yo lo sentí en la plenaria del Senado, incluso en la administración del propio gobierno de Andrés Manuel López Obrador, no hay una sola voz que opine al respecto, y el presidente ya lo ha manejado públicamente que él no es partidario de una regulación para uso adulto”, comentó.

Pero a pesar del impasse en el que se encuentra la legislación, Zabicky Sirot consideró que se tiene que seguir con el debate porque además de ser un compromiso, es un pendiente que se tiene con la sociedad en todos los niveles, desde industriales, enfermos, y considera que con esto se podría “interrumpir la odiosa e inservible guerra contra las drogas”, así como idear una forma en la que las persona puedan ejercer su libertad sin poner en riesgo a terceras personas.

A esto, dijo, se sumaría la oportunidad de generar recursos para la economía nacional, ya que México puede convertirse en uno de los manufacturadores de productos canábicos más importantes del mundo.

Recomendamos: El Instituto de la Cannabis y el autocultivo de 4 plantas, éstas son las claves del dictamen

Publicidad

Descriminalizar la planta

El comisionado comentó que dentro del gobierno federal hay dos polos: uno que va hacia la discusión y la manera progresiva de atender el problema, y la visión del presidente, en la que percibe una gran preocupación porque el asunto del consumo aumente.

“Se tiene esta asociación de drogas y crimen que yo creo que tenemos que destrabar, el 20 o 30% de los usuarios de drogas llega a comer actos delictivos, es importante que hagamos la diferenciación y que no pensemos en automático que todo usuario de drogas es un criminal ni viceversa”, afirmó.

Si le vamos a entrar a una vía de descriminalización tenemos que evitar la simulación. De alguna manera lo que tenemos que hacer, es sacar a la planta de lo criminal, salvo algunas excepciones.
Gady Zabicky Sirot, comisionado Nacional Contra las Adicciones.
Zabicky Sirot
Gady Zabicky es médico cirujano, con especialidad en psiquiatría y subespecialidad en adictología, en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y el Instituto Nacional de Psiquiatría “Ramón de la Fuente Muñiz” (INPRFM).

Publicidad

Por su parte, Zara Snapp, confundadora del Instituto RIA, aseguró que si bien la propuesta de regulación que se tiene no resolverá todos los problemas que hay en México, sí es un avance y es una manera de empezar a poner en el centro, a las personas que usan cannabis y a las comunidades que la cultivan ilegalmente en este país.

“Abogo por el libre desarrollo de la personalidad, porque es algo fundamental que necesitamos, en la Corte hicieron un análisis de que si la prohibición de la cannabis hace más daño a la salud o el consumo y ellos encontraron que prohibir el cultivo para uso personal era restringir los derechos y que consumir no derivaba en grandes daños a la salud pública”, detalló la activista.

Hemos estigmatizado estas plantas y sustancias psicoactivas por décadas, no basado en evidencia científica sino en el miedo. Eso es lo que tenemos que cambiar ahora.
Zara Snapp, confundadora del Instituto RIA.
Zara Snapp
La activista señala que no todos los consumidores son criminales sino que muchos de ellos son profesionistas y personas responsables.

En su participación, el diputado del PAN, Éctor Ramírez Barba puso sobre la mesa la falta de claridad que hay en el gobierno federal sobre una política en contra de las drogas pues mientras se endurecen campañas contra el consumo y el presidente claramente se ha pronunciado en contra, su partido empuja una regulación del uso lúdico de la marihuana, por lo que no se ve una clara la directriz.

"Quedó claro en el Plan Nacional de Desarrollo se iba a cambiar la lucha contra las drogas, pero no queda claro porque en lo demás ya no ha habido un siguiente nivel, si se analiza el plan sectorial, no hay algo que marque hacia dónde quiere ir realmente el gobierno federal, ¿cuál es la política pública que se pretende?”, cuestionó el diputado, quien dijo que él votará en contra de la regulación.

Mi postura como partido y personal es: No a la marihuana, no al consumo lúdico, independientemente lo que diga la Corte. Yo sí creo que estamos pagando un precio muy alto.
Diputados Éctor Ramírez (PAN)
Éctor Jaime.jpg
Éctor Jaime Ramírez Barba, secretario de la Comisión de Salud de la Cámara de diputados, aseguró que no hay reglas claras.

El mercado para menores de edad

El comisionado también consideró que no hay que perder de vista las implicaciones que la regulación podr´ía tener para los menores de edad, al señalar que en el momento en el que se publique en el Diario Oficial de la Federación (DOF) una ley donde se permitiera el uso adulto, se tendría inmediatamente un gran mercado para menores de edad.

"Esto preocupa muchísimo porque sería un mercado negro para los jóvenes menores de 18 años", debido a ello señala que él preferiría que la edad fuera de 22 años, aunque sabe que seguirían consiguiendo la sustancia "de la misma manera en la que consiguen cerveza".

Sobre el tema, el legislador insistió en que habrá problemas si no se ponen las reglas claras, por ejemplo son el consumo en adolescentes, donde se ha demostrado que hay un daño cerebral.

“Si dicen estamos convencidos que solamente vamos a producir y solamente la consumen adultos, adelante, solo hay que verificar que habrá un fideicomiso para atenderlos. Hoy por impuestos especiales a tabaco y otros productos, no alcanza para cubrir el 30% de gasto en salud”, comentó.

Snapp comentó que en los lugares donde está regulado se ha visto un aumento en consumo en las personas entre 35 y 70 años, pues son personas que les importa la legalidad y no buscan la droga en el mercado ilegal.

Los tres participantes estuvieron de acuerdo en que hace falta más información para poder tener mejor y más evidencia científica. Por ello, destacaron el papel de investigación, que tendría el Instituto que se crearía,para la regulación de la cannabis.

Cambios al dictamen

El funcionario federal comentó que el espíritu de la ley no era que la gente pudiera traer cantidades pequeñas, sino distinguir a la persona que tiene una cantidad pequeña de sustancia para consumo personal del narcomenudista.

“Yo como comisionado (debo trabajar) por salvaguarde la salud pública de mexicanas y mexicanos, y entonces me hago la pregunta retórica, ¿como comisionado es más fácil atender las necesidades de la población usuaria en un mundo de prohibición o en un mundo de regulación? Sigo sosteniendo que es más adecuado para mi trabajo como funcionario público, el enfrentarme a un mundo regulado, que a un mundo de prohibición absoluta”, afirmó.

Estas son sus cuatro consideraciones ante el dictamen aprobado en el Senado:

  1. Tener claridad frente al estatus legal de la planta.
  2. Facilitar la trazabilidad de la planta. Facilitar los trámites para que no sea un obstáculo para el campesinado y los pequeños productores, a fin de que no se enreden en la integración de expedientes y la burocracia.
  3. Clubes canábicos y autocultivo. De no haber consenso, se debería regular el autocultivo, pues considera que de poner muchas restricciones para el registro, los usuarios no lo harán.
  4. Reparación histórica para los pequeños productores y las comunidades que han sido golpeadas por la prohibición.

Por su parte Snapp consideró que el dictamen que se aprobó en lo general tiene muchos avances y muchas batallas superadas. Pero hay algunos temas a los que se podrían cambiar.

Por ejemplo, dice que contempla las tres vías de acceso: el autocultivo, las asociaciones canábicas y un mercado regulado, pero cambiarían las cantidades y número de socios, debido a que son muy bajos y hacen que las primeras vías de acceso no sean tan accesibles para las personas.

Detalló que también contempla que el 40% de las comunidades por cultivo vayan a las comunidades más afectadas por la prohibición, pero ello, aumentarían el porcentaje de licencias porque la prioridad no es que vengan grandes empresas de Canadá o Estados Unidos para poner grandes negocios, sino cómo poder transitar estas comunidades de un estado legal a lo legal.

Te puede interesar: Expertos piden no sobrerregular el uso de la marihuana

La confundadora de RIA, una consultoría donde han investigado las incidencia sobre las innovaciones en políticas de drogas, expresó que se está viendo la “integración vertical” para que las comunidades tengan permitido transformar y vender productos.

El legislador panista insistió en que es hipótetico decir que "vamos a ganar muchos millones de dólares", porque mientras más haya más producto, habrá más oferta en el mercado, y no habrá mota barata si se continúa con las restricciones actuales. "La mota en las calles seguiría haciéndose", aseguró.

Ramírez Barba alertó la posiblidad de que se vuelva "un monopolio de estado", con el "Instituto de la cannabis", que como está previsto sería un "yo vendo, regulo, apruebo", lo cual consideró "algo terrible". Tampoco cree que los campesinos se verán beneficiados con este dictamen.

El diputado consideró que el análisis de la Corte sobre el costo beneficio entre salud y daños a la sociedad, no está bien balanceado, en términos del costo que tendrá y el daño a la gente que va a causar.

"Esos dos temas son los que me preocupan, estoy de acuerdo en el tema adulto, pero la impunidad que tenemos en el país (...) y la posibilidad de que nuestros menores van a tener acceso sí me preocupa, y lo que sí se ha demostrado en estudios serios es que el consumo aumentó, el daño no lo estemos viendo ahorita. Es mi principal punto de resistencia", expuso.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad
Publicidad