Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sarkozy: La detención de García Luna "no me asombró... sabía que iba a ocurrir”

El expresidente francés dijo que él se portó “suficientemente severo” con García Luna “cuando se encontraba en la cúspide del poder y de la gloria”.
mié 15 enero 2020 03:04 PM
Nicolas Sarkozy
El expresidente fránces, Nicolas Sarkozy, habló por primera vez de la detención en Estados Unidos del exsecretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, responsable de la puesta en escena del arresto de Florence Cassez y de Israel Vallarta ante las cámaras de Televisa y TV Azteca.

El expresidente de Francia, Nicolas Sarkozy (2007-2012), confesó que no le sorprende que Genaro García Luna, exsecretario de Seguridad Pública en el gobierno de Felipe Calderón Hinojosa, esté detenido en Estados Unidos, acusado de conspiración con el narcotráfico.

“No me asombró en absoluto. No sabía cuándo ni cómo iba a ocurrir, pero desde hace tiempo sabía que iba a ocurrir”, comentó en entrevista con Proceso y el semanario francés L’Express.

Publicidad

Sarkozy aclaró que no le gusta asistir a la caída de alguien e indicó que independientemente de lo haya hecho García Luna, no se pronunciará en su contra.

“Me porté suficientemente severo con ese personaje (García Luna) cuando se encontraba en la cúspide del poder y de la gloria… Ahora que está detrás de las rejas no pronunciaré una sola palabra en su contra. Es una cuestión de principios”, declaró.

El exmandatario galo reveló además algunos pormenores del caso de Florence Cassez, del que García Luna fue señalado por haber construido un “videomontaje”. Relató cómo después de haber sido electo como presidente en 2007 se enteró de la detención de la ciudadana francesa ocurrida el 9 de diciembre de 2005 y transmitida en vivo en Televisa y TvAzteca.

Te puede interesar: Documento revela que García Luna negocia declararse culpable en EU

“Yo llevaba muy poco tiempo en la Presidencia y Florence Cassez estaba encarcelada desde hacía dos años. Por supuesto yo había oído hablar de su historia, pero no en forma detallada. En realidad sólo sabía que esa mujer de escasos 33 años se encontraba en una cárcel muy dura en México. Yo sabía además que el contexto político y social era sumamente difícil, porque en ese entonces se perpetraban un promedio de 8,000 secuestros al año en México y que muchos de ellos acababan en asesinatos”, contó.

Publicidad

Sarkozy confesó que frente a este caso asumió que su deber como presidente era estar al lado de la ciudadana francesa, no para que escapara de sus responsabilidades, sino porque un jefe de Estado tiene que proteger los derechos de los franceses, incluyendo los de quienes cometieron faltas.

En 2008 Florence Cassez fue condenada a 96 años de cárcel. Un año más tarde su sentencia fue “reducida” a 60 años. Eso ocurrió en vísperas de su viaje oficial a México, en marzo de 2009, y en el momento en que ambos países ya habían iniciado los preparativos del Año Francia-México, a celebrarse en 2011.

El expresidente francés contó a Proceso que antes de llevar a cabo su visita de Estado a México recibió una carta del entonces presidente Felipe Calderón que abría la puerta a un traslado de Florence Cassez a Francia.

Recomendamos: El caso García Luna enciende el debate en el Congreso

Sin embargo, señaló que un mes después, cuando llegó a México, la actitud de Calderón fue distinta.

“El 8 de marzo de 2009 tenemos una comida privada con el presidente mexicano y nuestras esposas en la hacienda de Tlacatecpan. Todo empieza muy bien...hasta el momento en el que no puedo ceder en el affaire Cassez. Fui muy claro. Le dije que entendía hasta qué punto el tema de los secuestros era sensible en México, pero insistí en que Florence Cassez tenía que ser trasladada a Francia, conforme a los convenios internacionales”, relató.

Publicidad

Sarkozy aseguró que a partir de ese momento, la actitud del expresidente de México cambió por completo. “El presidente Calderón se puso muy rígido y luego se enfadó. Subió el tono entre nosotros dos. Nos enfrentamos… Fue brutal. Y de repente él exclamó: ‘¡Jamás!””.

El expresidente de Francia también se pronunció a favor de que Cassez y sus abogados entablen nuevos recursos judiciales en México para exigir una indemnización por daño moral.

"Por supuesto. Los derechos de esa ciudadana francesa han sido pisoteados. Su vida ha sido destrozada durante siete años. Un estado de derecho como el de México tiene la obligación de asumir sus responsabilidades. Dicho eso, sólo la víctima puede tomar esa decisión. A mí no me corresponde darle consejos",declaró.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad