Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La CNDH necesita a una persona con solidez ética y valentía: Mariclaire Acosta

La activista y experta en derechos humanos considera que el nuevo ombudsperson debe ser alguien que pueda enfrentar a las autoridades, señalar cuando cometan abusos y exigirles reparar daños.
mié 30 octubre 2019 06:00 AM
Mariclaire Acosta
Mariclaire Acosta es activista y experta en derechos humanos. En los últimos años, formó parte del Comité de Participación Ciudadana del Sistema Nacional Anticorrpción, que llegó a presidir.

Con Luis Raúl González Pérez, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) logró credibilidad y reafirmar su autonomía, y ahora el próximo ombusdperson debe ser alguien con un perfil que cuente con solidez ética y valentía para hacer frente a los excesos del poder, señala la experta Mariclaire Acosta Urquidi.

En entrevista con Expansión Política, la también activista y defensora de los derechos humanos considera que el nombramiento del siguiente titular de la CNDH es fundamental para el país, porque se trata de una institución que fue creada no para estar al servicio del gobierno o de un grupo político, sino para defender y para proteger a todos los mexicanos.

Por ello, según Acosta, desde la convocatoria a los interesados se trató de evitar que a la CNDH llegue un perfil cercano al poder. En cambio, se buscó atraer a alguien próximo a las víctimas de abusos a los derechos humanos, pero aún falta que en el Senado se respeten esos lineamientos.

Publicidad
Esperemos que todos honren este compromiso y que, a la hora de la hora, no se generen decisiones que obedezcan a otros intereses".

Acosta advierte de que bajo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador se ha tratado de desacreditar el trabajo la comisión, por lo que para sustituir a Luis Raúl González Pérez se requiere a una persona un perfil con solidez ética y valentía.

"Tiene que ser una persona con vocación para los derechos humanos, que sea absolutamente independiente no solo de presiones políticas, también de presiones sociales y de grupo, y que tenga un criterio propio. Que sea una persona que pueda hablarle con franqueza a quienes detentan el poder y señalar que han cometido faltas. Se requiere una persona con valor", considera.

Lee: Ajeno al poder y cercano a las víctimas; la petición de Sicilia para la CNDH

Publicidad

Acosta también destaca que es ideal que a la CNDH llegue una persona que cuente con experiencia en el acompañamiento a las víctimas.

La experta argumenta que la labor del ombudsperson es garantizar que se respeten los derechos consagrados en la Constitución, y que cuando estos sean violados, se investigue, se documente y se emitan las recomendaciones a las autoridades competentes, para que estas corrijan su desempeño y se les repare el daño a las personas perjudicadas.

Lee: Rosario Piedra, José de Jesús Orozco y Arturo Peimbert, la terna para la CNDH

"Eso requiere de una persona y de una institución que ponga su misión por encima de cualquier compromiso o componenda de tipo político o económico. Tiene que ser por naturaleza una institución autónoma", dice.

Para Acosta, no importaría si se decide cambiar a la CNDH por una Defensoría del Pueblo, como ha planteado Morena, siempre y cuando no se afecten sus facultades.

El adiós y los ataques a González Pérez

La también expresidenta del Comité de Participación Ciudadana (CPC) del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) lamenta que Luis Raúl González Pérez no haya buscado la reelección por otro periodo de cinco años, aunque recuerda que él desde que tomó posesión ya lo había adelantado.

Publicidad

A pesar de que le tocó un periodo complicado por el contexto de violencia en el país, Acosta considera que González Pérez ha hecho un buen trabajo al frente de la comisión. Señala que, en 2014, el ombudsman recibió una CNDH desprestigiada entre las víctimas y con un rezago importante en la emisión de informes y recomendaciones.

Te puede interesar: Luis Raúl González no va por la reelección en la CNDH; "fui incómodo", dice

Sin embargo, dice, en estos cinco años ha hecho una labor meritoria, por lo que incluso cuando se le intentó desacreditar organizaciones civiles salieron en su defensa.

"Fue objeto de una intención de descrédito actual pero no lo lograron y eso es muy importante, pero sí hubo una intención de hacerlo. Hubo una reacción tanto nacional como internacional muy fuerte para contrarrestar ese intento y poner de relieve que la CNDH ha logrado ganar credibilidad y hacer un trabajo muy importante con las víctimas de violaciones a los derechos humanos", considera Acosta, de cara a que los senadores elijan a quien tomará el lugar de González Pérez.

Para la experta, hacia los próximos años, es peligroso desacreditar el trabajo de esta institución pública encargada de garantizar la protección de los derechos humanos, incluso para la democracia de México en su conjunto.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad