Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

ONU-DH pide romper “encubrimientos” en caso Ayotzinapa

Tras la difusión de un video que expone la tortura en contra de uno de los detenidos, la ONU-DH pidió relanzar la investigación y sancionar a los involucrados.
lun 24 junio 2019 01:45 PM
Ayotzinapa
Llamado. La ONU-DH pidió además a la Fiscalía General de la República (FGR) relanzar la investigación del caso.

La Oficina en México del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ONU-DH) condenó los actos de tortura a los que fue sometido Carlos Canto Salgado, uno de los detenidos por la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, y exhortó al Estado mexicano a romper los “encubrimientos” en este caso.

Tras la difusión de un video que documenta estos malos tratos, la agencia pidió sancionar a los funcionarios públicos que cometieron esos y otros actos semejantes, así como a sus superiores jerárquicos, además de implementar medidas de protección para Canto, sus familiares y su abogado defensor.

Publicidad

“Es momento de romper la cadena de complicidades y encubrimientos alrededor del caso Ayotzinapa, y enfocar los esfuerzos del Estado mexicano en la verdad y la justicia para todos los implicados con estricto apego a los derechos humanos”, dijo Jan Jarab, representante de la ONU-DH en México.

La ONU-DH pidió además a la Fiscalía General de la República (FGR) relanzar la investigación del caso y descartar en definitiva la denominada “verdad histórica”, según la cual los jóvenes estudiantes fueron secuestrados, asesinados y sus cuerpos calcinados.

Lee ademas: ONU: Versión oficial sobre Ayotzinapa es "insostenible"

Jarab dijo que este video comprueba la inacción del Estado mexicano en este caso, ya que las instancias públicas encargadas de investigar los delitos y violaciones a los derechos humanos cometidas en el curso de las indagatorias oficiales no actuaron debidamente.

El video muestra a Carlos Canto con ojos vendados, maniatado, sometido a asfixia, toques eléctricos, golpes y vejaciones mientras es interrogado por funcionarios públicos por su presunta participación en la desaparición de los 43 estudiantes ocurrida el 26 de septiembre de 2014 en Iguala, Guerrero.

Publicidad

Por la difusión de este material, el subsecretario de la Secretaría de Seguridad Pública de Michoacán (SSP), Carlos Gómez Arrieta, renunció a la dependencia. Arrieta se desempeñaba como encargado de la Policía Federal Ministerial en 2014, cuando ocurrió la desaparición de los normalistas.

Carlos Canto Salgado fue detenido por elementos de la Policía Federal Ministerial y de la Secretaría de Marina (Semar) y su caso es uno de los 34 en que la ONU-DH encontró "fuertes elementos de convicción" que indican la comisión de actos de tortura, además de otras violaciones a los derechos humanos.

Conoce más: Renuncia subsecretario en Michoacán implicado en tortura por caso Ayotzinapa

Su caso fue documentado por la ONU-DH en su informe “ Doble Injusticia: informe sobre las violaciones de derechos humanos en la investigación del caso Ayotzinapa ”, también se hizo del conocimiento del Estado mexicano desde julio de 2015 y en febrero de 2017 en el Informe de seguimiento a su misión a México del Relator Especial sobre la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, Juan Méndez.

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador se ha comprometido a abordar de nuevo la investigación de esta tragedia y creó una comisión especial a los pocos días de asumir la Presidencia, en diciembre pasado.

Publicidad

CNDH niega haber encubierto tortura

El ombudsman Luis Raúl González Pérez rechazó que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) haya encubierto este caso de tortura como han señalado organizaciones civiles.

“Esta persona es víctima para nosotros; ahí está en la recomendación, por eso me parece que no debemos de ponerle adjetivos a una conducta que no se apega a lo que la recomendación está señalando”, subrayó.

Al ser abordado por la prensa, González Pérez señaló que en la recomendación de la CNDH se señaló que había detención arbitraria y otras irregularidades.

"Señalamos que había retención ilegal en ponerlo a disposición del Ministerio Público y que con lo que teníamos no llegamos a acreditar el grado de tortura, pero sí de tratos crueles, inhumanos y degradantes”, aseveró.

Con información de EFE y Notimex

Publicidad
Publicidad