Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El despliegue de la Guardia Nacional para contener la migración genera críticas

Académicos, activistas y ciudadanos en general criticaron que el gobierno de López Obrador decidiera enviar a 6,000 uniformados a la frontera sur. Algunos dijeron que eso es como construir un muro.
vie 07 junio 2019 03:19 PM
Militares_Estacion_Siglo_XXI-4.jpg
Tapachula. La presencia de elementos del Ejército continúa en la estación migratoria Siglo XXI, donde diariamente hay decenas de migrantes esperando poder cruzar a México.

CIUDAD DE MÉXICO (Expansión Política).- Mientras se acerca la fecha límite del mandatario estadounidense, Donald Trump, para que entren en vigor los aranceles de su país a los productos mexicanos, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador anunció medidas para contener la migración en el sur de México, una de las principales demandas de la Casa Blanca.

En concreto, se trata del despliegue de 6,000 elementos de la Guardia Nacional para reforzar la seguridad frontera sur de México, una medida que apela a convencer a Estados Unidos de que las autoridades mexicanas toman cartas en el asunto, aunque del lado mexicano ha generado críticas.

Publicidad

En redes sociales, académicos, activistas, periodistas y ciudadanos lamentaron que con estas acciones y el nuevo discurso del gobierno, México se esté convirtiendo en "el muro" que tanto anhela el presidente Trump para impedir que los migrantes lleguen a su país.

Este miércoles, previo a la confirmación del canciller Marcelo Ebrard sobre el despliegue de uniformados, fuerzas federales y migratorias frenaron una caravana de al menos 420 migrantes.

Los ciudadanos provenientes de El Savador, Guatemala y Honduras ingresaron "de manera abrupta" a México por el puente fronterizo con Guatemala e iniciaron un trayecto rumbo a Tapachula, informó el Instituto Mexicano de Migración (INM) en un boletín.

Publicidad

Tras la reunión del jueves entre funcionarios de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) con sus pares de Washington, el gobierno mexicano advirtió que no permitirá el libre paso de los migrantes "ilegales", aunque, defendió el presidente López Obrador, esto no se trata de una medida para satisfacer las demandas de Trump.

"Tenemos todo el derecho de hacerlo, somos un país soberano, tenemos leyes migratorias que debemos aplicar y respetar", dijo la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero.

Recomendamos: El gobierno mexicano advierte que no permitirá el paso de migrantes "ilegales"

A las críticas por el envío de tropas a la frontera sur de México se suma la exigencia de poner en libertad a Cristóbal Sánchez e Irineo Mújica, defensores de los derechos de los migrantes detenidos el pasado miércoles.

Los activistas son señalados por la Fiscalía General de la República (FGR) por "la probable comisión del delito de introducción de personas a territorio nacional sin la documentación correspondiente".

Publicidad

De acuerdo con datos de la Secretaría de Gobernación (Segob), en el primer trimestre de este año se registraron 22,614 deportaciones. Tan solo durante abril se devolvió a sus países de origen a cerca de 14,970 personas.

En enero, las personas deportadas fueron 5,585; en febrero, 7,909, y en marzo, 9.120. Estos niveles son menores a los del último año del expresidente Enrique Peña Nieto, cuando en enero fueron deportadas 6,953 personas, 10,001 en febrero y 10,694 en marzo, según las cifras oficiales.

Conoce más: AMLO lamenta que EU mezcle lo migratorio con lo comercial

Publicidad
Publicidad