Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Gobierno reconoce afectaciones por Tren Maya, pero "impacto será limitado"

El resumen ejecutivo de la Manifestación de Impacto Ambiental del tramo 5 del Tren Maya señala afectaciones a los cenotes, fauna y flora, sin embargo, también indica que el impacto será limitado.
jue 19 mayo 2022 09:38 PM
Tren Maya- Tramo 5
La construcción del tramo 5 del Tren Maya ha generado polémica.

Autoridades mexicanas reconocen que habrá afectaciones a la naturaleza provocadas por el tramo 5 del Tren Maya, una de las obras de infraestructura más importantes del gobierno de Andrés Manuel López Obrador, sin embargo, concluyen que el impacto final del proyecto tendrá una “magnitud limitada”.

De acuerdo con el resumen ejecutivo de la Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) del tramo citado del Tren Maya, las obras y actividades provocarán alteración a la calidad del aire por la generación de emisiones a la atmósfera; contaminación acústica por el incremento de niveles de ruido; modificación del relieve natural; afectación al sistema kárstico por hundimientos y derrumbes en las zonas de riesgo kárstico por operación de maquinaria.

Publicidad

La elaboración de accesos, la construcción de obras provisionales, el desmonte y el despalme afectarán directamente a la integridad física de los cenotes, dice el documento de 86 páginas.

La Manifestación también señala daños a la estabilidad edafológica por compactación del sueño por el paso de maquinaria, además de otras consecuencias para el suelo por la generación, manejo, almacenamiento y disposición inadecuados de residuos sólidos, líquidos, de manejo especial y peligrosos.

El agua, la flora y la fauna

El tramo 5 del Tren Maya, el cual ha estado bajo polémica desde que artistas, actores y activistas solicitaron al gobierno federal que frenara su construcción, generará afectaciones de las características fisicoquímicas de cuerpos temporales de agua; se modificará el patrón de drenaje por el movimiento de la tierra; se modificará la infiltración por el cambio de suelo, la remoción de vegetación y la remoción de capa superficial; se alterará el flujo local; los procesos de compactación cambiarán por la permiabilidad del sitio; la remoción de vegetación también provocará la reducción de la evapotranspiración.

La flora de la región también será impactada por la pérdida de la cobertura vegetal, además de la afectación de especies en alguna categoría de riesgo de la NOM-059-SEMARNAT-2010.

El paso de la maquinaria afectara a individuos de fauna silvestre, también algunos incluidos en la NOM-059-SEMARNAT-2010.

Los riesgos son clasificados por autoridades mexicanas como a adversos moderados, adversos severos, adversos críticos, irrelevantes, benéficos moderados, etcétera.

Daño limitado

En la Manifestación también se llega a la conclusión de que los factores anteriores provocarán impactos de "magnitud limitada y principalmente de tipo temporal durante las etapas de preparación del sitio y construcción del proyecto, y que podrán ser atenuados con la adecuada implementación de las medidas de mitigación presentadas".

"El proyecto junto con el cumplimiento de las medidas y programas ambientales específicos tendrá un papel como ordenador del territorio, generando una alternativa en el marco del desarrollo socioeconómico regional y de la movilidad inter-urbana de la región Playa del Carmen-Tulum", se añade.

Publicidad

27 de mayo

El Tribunal Colegiado en Materias de Trabajo y Administrativa del décimocuarto circuito de Mérida, Yucatán, tiene agendada para el próximo 27 de mayo la audiencia en la que se determinará si se dará o no una suspensión definitiva a las obras del Tramo 5 que recorrerán 49 kilómetros de Cancún a Playa del Carmen.

El viernes 13, esa instancia confirmó la suspensión provisional de obras en el tramo debido a que en ese momento faltaba la Manifestación del Impacto Ambiental (MIA).

La propia secretaria de Medio Ambiente, Luisa María Albores, reconoció el pasado 3 de mayo en la conferencia mañanera del presidente que el gobierno no contaba con la MIA.

“Son dos cosas que pedimos como Semarnat, Manifiestos de Impacto Ambiental, estudios técnicos justificativos para cambio de uso de suelo, y estos tres tramos los tienen de manera ya definitiva. En los otros tramos recordar que lo que se hizo fue que el día 22 de noviembre de 2021 hay un decreto, un decreto para hacer permisos provisionales", expresó la secretaria.

Organizaciones como Defendiendo el Derecho a un Medio Sano (DMAS) han promovido amparos para la suspensión definitiva de las obras bajo el argumento de que tendrá un impacto ambiental severo e irreversible.

Existen al menos cinco demandas en contra de las obras del Tren Maya y que cuestionan la “planeación, construcción, desarrollo y/o acondicionamiento”. Pese a ello, el gobierno mantiene diciembre de 2023 como la fecha para la inauguración.

El presidente López Obrador ha defendido su obra y asegurado que quienes están en contra del tren son grupos opositores que incluso son financiados por el gobierno de Estados Unidos.

El mandatario ha aclarado que la obra no dañará ni cenotes, ni la selva, además ha sostenido que cuentan con aval para la construcción.

Publicidad
Publicidad
Publicidad