Publicidad
Inicia sesión

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El socavón de Puebla sí se formó por sobreexplotación del agua, señala el IPN

Este nuevo dictamen contradice una opinión técnica de la Conagua, según la cual el socavón se formó por disolución de rocas y no por extracción excesiva de agua.
jue 08 julio 2021 01:20 PM
Socavón de Puebla
El socavón ya se ha convertido en un punto de atracción para turistas.

PUEBLA, Puebla.— Sobreexplotación del agua, condiciones climáticas y erosión natural del suelo fueron las tres causas del socavón que se formó el 29 de mayo en la comunidad de Santa María Zacatepec, en el municipio de Juan C. Bonilla, Puebla, según la primera fase del dictamen que emitió el Instituto Politécnico Nacional (IPN).

Este estudio, en el que también participaron especialistas del gobierno de Miguel Barbosa, tiene resultados contrarios a la opinión técnica que emitió el domingo la Comisión Nacional del Agua (Conagua), que descartó que el socavón se formara por extracción excesiva de agua.

Publicidad

En esa ocasión, el organismo federal aseguró que el fenómeno se debió a un “proceso natural de disolución de rocas calcáreas”, conclusión que no fue aceptada por el gobierno local, que consideró que los funcionarios de la Conagua solo realizaron una inspección ocular al inicio y no regresaron.

Un nuevo socavón en Puebla se traga una pipa de gas

Falta el estudio final

En una rueda de prensa este jueves, tanto el gobernador Barbosa como su secretaria de Medio Ambiente, Beatriz Manrique, adelantaron las conclusiones de la primera fase del dictamen, aunque precisaron que se siguen realizando estudios. Algunos de ellos incluso se llevan a cabo en Canadá, para determinar si el agua que ha brotado del socavón es consumible o no.

En la explicación que dio la secretaria, destacó que el encargado de estos estudios es Pedro Rodríguez, del IPN, y que hasta el momento se han explorado 25 hectáreas con análisis geofísicos, tomografía de resistividad eléctrica, tendidos de refracción sísmica y sondeos eléctricos verticales.

 

En esta primera fase también se hicieron estudios de hidrología, geohidrología e hidrogeoquímica, que dan cuenta de que el agua es apta para consumo humano debido a que no es sulfuroza. Sin embargo, se pidió un nuevo dictamen en Canadá.

En la fase dos, detalló la secretaria Manrique, se está lanzando electricidad al subsuelo, donde genera imágenes que dan una idea de cómo están las capas de la tierra y los estratos, así como de la existencia de oquedades.

Ante esta situación, el gobierno estatal ampliará un perímetro de seguridad para continuar con los análisis sin poner en riesgo a las personas que se están acercando a la zona para observar el socavón.

Una vez que tenga el dictamen final, Barbosa adelantó que se tomarán decisiones para evitar mayores daños en el municipio. El gobernador enfatizó que en el plan de desarrollo no está contemplada la construcción de nuevas empresas.

 
Publicidad
Publicidad