Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#Elecciones2021 | Un final de fotografía, el pronóstico de la elección en Sonora

En el inicio de las campañas en el estado, Alfonso Durazo, de Morena, y Ernesto Gándara, de PRI-PAN-PRD, están prácticamente empatados en la intención de voto hacia las elecciones del 6 de junio.
dom 07 marzo 2021 07:00 AM
sonora.jpg
Durazo fue secretario de Seguridad en el inicio del sexenio de López Obrador. De 2012 a 2018, Gándara fue senador por el PRI.

Al igual que en las elecciones de 2009 y 2015, en las que ganaron el PAN y el PRI, respectivamente, Sonora podría tener un nueva alternancia política en 2021.

En el arranque de las campañas de los comicios por la guberntura, las encuestas apuntan a que habrá un final de fotografía entre los dos punteros en las preferencias: Alfonso Durazo, candidato de la alianza Morena-PT-PVEM, y Ernesto Gándara, de la alianza PRI-PAN-PRD, quienes empatan en la intención del voto.

Desde 1929 hasta 2009, el PRI gobernó Sonora de forma ininterrumpida, pero ese año los ciudadanos eligieron como gobernador al panista Guillermo Padrés. Sin embargo, la hegemonía del PAN en la entidad duró solo un sexenio, pues en 2015 el PRI recuperó el Poder Ejecutivo estatal con Claudia Pavlovich como su abanderada.

Publicidad

Para la contienda del próximo 6 de junio, hay seis candidatos: además de Durazo y Gándara, Ricardo Bours Castelo, de MC; Cuauhtémoc Galindo Delgado, de Redes Sociales Progresistas (RSP); Ernesto 'Bebo' Zataráin, del PES, y Rosario Robles Robles, de Fuerza Social por México.

No obstante, según encuestas y analistas políticos, la disputa será entre el exsecretario de Seguridad del gobierno de Andrés Manuel López Obrador y 'el Borrego' Gándara, quienes tienen 43% y 40% de las preferencias, respectivamente.

"Aún es temprano para saber si la competencia se mantendrá cerrada; sin embargo, se prevé una competencia muy reñida por el arrastre de Morena apoyado por la imagen de presidente Andrés Manuel López Obrador", consideró el politólogo de UNAM Salvador Mora.

Si Morena gana, sería la primera vez que una fuerza política de izquierda logre obtener esa gubernatura en el norte del país. En sus 30 años de existencia, el PRD no logró figurar políticamente en esa región.

"Sería un triunfo muy significativo debido a dos razones. La primera, hay que tener presente que históricamente ha sido un espacio territorial vedado a los partidos de izquierda. El PRI y el PAN, dependiendo de la entidad federativa, han mantenido la hegemonía en cada contienda local y se han alternado en el poder local. La segunda razón, Morena es de reciente creación", consideró Anselmo Flores, analista político y exprofesor asociado de El Colegio de México.

Publicidad

Actualmente, el partido fundado en 2014 por López Obrador gobierna siete estados, debajo del PRI con 11 y del PAN con 10, pero los resultados del 6 de junio podrían impulsarlo hasta ser la primera fuerza a nivel estatal.

"Para el PRI sería catastrófico, pues no solo simbólicamente sería un duro revés, sino que consolidaría su línea descendente en el aprecio ciudadano. Durante todo el siglo pasado, Sonora fue un bastión dominado por el PRI, solo hubo alternancia en 2009 con Guillermo Padrés del PAN", agregó Flores.

El exsecretario que hizo carrera lejos de Sonora

Durazo es un hombre con amplia experiencia política, aunque en el terreno federal, no local. En sus más de 30 años de carrera, lo mismo trabajó como secretario particular del entonces candidato presidencial priista Luis Donaldo Colosio que en la campaña del panista Vicente Fox, así como en el PRD y en Morena con López Obrador.

Entre sus ventajas justamente está que goza de la confianza del presidente.

En contraparte, una de sus principales desventajas son los resultados que entregó en su paso por la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana. En los prácticamente dos años que estuvo al frente de esta cartera, en el país se registraron 65,574 muertes violentas, considerando homicidios dolosos y feminicidios.

Otro tema que le podría pesar es el multihomicidio de nueve integrantes de las familias LeBarón y Langford, el cual sigue impune.

En una entrevista con Expansión Política, Julián LeBarón describió como "un insulto" que Durazo busque gobernar Sonora.

"En la peor masacre de lo que va en el sexenio y en el puesto de Alfonso Durazo, quiere pasar de este desastre a ser el gobernador de todo Sonora. Es un insulto", dijo, previo al primer año de la masacre de sus familiares.

Publicidad

A estas debilidades se suma que a Durazo le falta arraigo en Sonora, pues su carrera la ha hecho más en el centro que en el norte del país, señaló Flores.

El 'borrego' aliancista

Luego de más de 40 años de militancia en el PRI, Gándara renunció al tricolor, aunque no a su simpatía.

"No me alejo del PRI, me acerco a la construcción de un proyecto ciudadano donde cabemos todos, me acerco a la integración de un sólido proyecto de gobierno que le dé sentido al crecimiento de Sonora", sostuvo en su momento el también exsenador.

Aunque han sido criticados por su alianza, PAN, PRI y PRD apuestan a pulverizar menos el voto y hacer un frente que evite el avance de Morena.

Mora consideró que para 'el Borrego' podría darse una campaña incómoda, porque estará obligado a tocar asuntos que dañaron a los sonorenses e involucran a dos de los partidos que lo postulan.

"Habrá que ver si va a destapar los expedientes de Minera México con la contaminación del río, si va a revivir el caso de la Guardería ABC, el asunto de Guillermo Padrés; lo que no sabemos es si los partidos que lo postulan lo van a permitir", planteó.

Mora estimó que a Gándara le conviene desmarcarse de lo hecho por los gobiernos de PRI y PAN, pues de no hacerlo Morena podría aprovechar esos "asuntos incómodos".

A Gándara le podría restar votos la candidatura de Ricardo Bours Castelo, hermano del exgobernador priista Eduardo Bours Castelo, quien encabezó la entidad de 2003 a 2009.

Publicidad
Publicidad