Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#Crónica | Hidalguenses votan con precauciones ante la presencia del COVID-19

Las casillas lucieron todo tipo de medidas para evitar contagios de coronavirus, algunos electores incluso llevaron su propio lapicero, aunque también hubo que olvidó llevar consigo su cubrebocas.
dom 18 octubre 2020 05:29 PM
elecciones Hidalgo
La casilla 1373, de Tlahuelilpan, Hidalgo fue instalada a unos metros de donde se registró el año pasado, la explosión de un ducto de Pemex que dejó 137 personas fallecidas.

Norma Ramírez y Juan Hernández, ella vecina de Tula, él de Tlahuelilpan, respectivamente, salieron este domingo a votar para elegir a su nuevos alcaldes en los que son los primeros comicios que se realizan tanto en Hidalgo como en el país en medio de la pandemia de coronavirus COVID-19 que tiene a este estado en semáforo naranja con un acumulado de 13,628 casos positivos y 2,139 defunciones por esta enfermedad.

La señora Norma, de 56 años y vecina de la colonia San Lorenzo, todas las medidas sanitarias que el Instituto Nacional Electoral (INE) implementó, como el uso obligatorio de cubrebocas, gel antibacterial y la "sana distancia", fueron las adecuadas para que ella y sus vecinos pudieran ejercer su derecho al voto en este proceso en el que se renuevan 84 presidencias municipales. “Me hizo sentir con confianza para participar”, comparte.

Publicidad

Con su tapabocas puesto y acompañada de sus hijas, la señora Norma llegó a la casilla 1456, en la escuela "Melchor Ocampo", cerca de las 10:00 de la mañana, cuando la fila de los primeros votantes ya se había disipado. Para entonces, un funcionario ya la esperaba a la entrada para proporcionarle gel antibacterial.

Con ayuda de otra funcionaria se acercó a la mesa directiva en donde además de la lista nominal fueron colocadas varias botellas de geles antibacteriales, toallitas y aerosoles sanitizantes.

La presidenta de la mesa, tomó la credencial de la señora Norma y gritó su nombre para que el secretario de la casilla y los representantes de los partidos —sentados atrás de los funcionarios sin respetar la “sana distancia”— localizaran su nombre en la lista nominal.

Aunque el INE había dado a conocer que serían unas elecciones con cero contacto entre electores y funcionarios, antes de que la señora pasará a tachar su papelera, la funcionaria ya le había sujetado su dedo pulgar para marcarlo con tinta indeleble.

“Esta muy bien todo, hay una buena organización...En las mesas hay mucho gel, sanitizante y es como lo usamos, además sí se respetó la sana distancia”, comentó Norma a Expansión Política.

A la apertura de esta casilla varios ciudadanos que llegaron puntuales tuvieron que hacer fila y esperar su turno, algunos respetando la sana distancia y otros no tanto. La mayoría llevaba su cubrebocas, e incluso unos cuantos su propio lapicero.

Así, mientras permanecían en la fila, aprovechaban para saludar a sus vecinos de lejos, chocando sus codos o hasta de beso.

Publicidad

La casilla 1454, instalada frente al Teatro al Aire Libre, en el centro de Tula, tardó una hora en abrir debido a la ausencia de un funcionario. Esto ocasionó quejas de los primeros electores que tuvieron que esperar casi una hora para votar.

El Instituto Electoral del Estado de Hidalgo (IEEH) dio a conocer en su reporte de las 3:00 de la tarde que el 100% de las casillas ya se encontraban instaladas para esta hora.

En el municipio de Tula, los candidatos que participan en la contienda electoral son: Ciro Reyes, del Partido del Trabajo; Alejandro Álvarez Cerón, del Partido Revolucionario Institucional; Ricardo Baptista, de Morena; Octavio Magaña Soto, del Partido Verde Ecologista de México; Emmanuel Chacón Estrada, del Partido Encuentro Social Hidalgo y Manuel Badillo, de la coalición PAN- PRD.

La elección en Tlahuelilpan

A 15 kilómetros de Tula, en el municipio de Tlahuelilpan, al señor Juan Hernández, de 68 años, le tocó votar en la casilla 1373, instalada en la Escuela Primaria “Josefa Ortiz de Domínguez” que a las 11:30 de la mañana lucía casi vacía.

Al bajar de su auto, Juan no portaba cubrebocas, pero enseguida se lo puso antes de ingresar a la casilla, en donde lo aguardaba un funcionario con una botella de gel que le proporcionaba a los electores.

Adentro, algunas funcionarias y representantes de casilla aprovechaban que no había mucho movimiento para desayunar, colocando así su cubrebocas por debajo de sus barbillas.

Publicidad

Juan votó sin contratiempos. Entregó su credencial, los funcionarios le proporcionaron su boleta y se dirigió a emitir su sufragio. Al salir, comentó en breve entrevista que todo había sido muy rápido y que como no había gente ni pensó en el COVID-19.

“Fue bien rápido, ni hay gente, nada más me echaron gel y ya”, expresó.

Al ser cuestionado sobre si tenía miedo de poder contagiarse por haber ido a votar, compartió: “la verdad es que no, pues ya con el cubrebocas y pues no hay gente, además los funcionarios traen cubrebocas y todo”.

A esta misma casilla llegó una señora, acompañada por sus nietos para votar. Todos ellos dijeron sentirse tranquilos y seguros para votar, aunque decidieron no propocionar sus nombres.

En Tlahuelilpan, la contienda se disputa entre Héctor Pérez Olguín, candidato del PAN; María Enriqueta Monroy Nery, del PRI; Lourdes Maya Lugo, de la coalición PT, Morena, PVEM y el PES, y José Alfredo Díaz Moreno, de Movimiento Ciudadano.

Pedro Rámirez, de 69 años de edad, fue otro de los electores que ejerció su voto en esta misma casilla. Él, a diferencia de Juan Hérnández, olvidó llevar su cubrebocas, pero como parte de los protocolos, los funcionarios del INE le proporcionaron uno para poder votar.

“Me salí temprano y se me olvidó, pero mire ya ahorita me dieron uno”, comentó antes de ingresar a su casilla.

A la casilla 1373, ubicada a unos metros de donde se registró la explosión del ducto de Pemex del pasado 18 de enero de 2019, asistieron varios adultos mayores, quienes acudieron a las urnas acompañados por su familia, la mayoría con cubrebocas y algunos con una bolsa en mano con la que tomaban sus credenciales.

Una enfermera que también acudió a esta casilla pidió el apoyo de los funcionarios para que su paciente, imposibilitada para descender de su auto, pudiera votar. Tras la aprobación de los representantes de partido, dos funcionarios salieron con la boleta hasta su auto.

Así, adultos mayores, personas discapacitadas, y sin importar que hubieran olvidado llevar cubrebocas pudieron participar en esta primera jornada, en tiempos de la “nueva normalidad”.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad