Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Los LeBarón, la familia que ha enfrentado y sido víctima del crimen organizado

En 2009, el apellido LeBarón acaparó las noticias del país por el secuestro de Eric, de entonces 17 años. Una década después, la violencia los volvió a sacudir.
mar 05 noviembre 2019 02:12 PM

En la década de 1920, los LeBarón se asentaron entre los límites de Chihuahua y Sonora, sin imaginar que años después tendrían que alzar la voz, en más de una ocasión, ante el crimen organizado y el gobierno para exigir protección y justicia .

La familia LeBarón sufrió este lunes el asesinato de nueve de sus integrantes –tres mujeres y seis niños– a manos de un comando que los acribilló en las inemdiaciones de Sonora y Chihuahua. Las autoridades creen que pudieron ser confundidos con un grupo delictivo rival, pero "¿quién embosca a mujeres y niños?", cuestionó Julián LeBarón.

Publicidad
Por posible confusión, homicidio de familia LeBarón: Durazo | #EnSegundos

Hace nueve años, Julián LeBarón alzó por primera vez la voz para exigir acciones contra el crimen organizado, que secuestró a su hermano Eric y luego asesinó a su hermano Benjamín y a su cuñado Luis.

"Somos mexicanos, aquí nacimos, y creemos que la libertad nos la da Dios (...) Y tenemos todo el derecho de defenderla, tenemos la obligación de defenderla", expresó este martes el activista a Carmen Aristegui .

Conoce más: Asesinan a 9 de la familia LeBarón, 6 son niños

Su llegada a México

La colonia LeBarón se encuentra al noroeste de Chihuahua, en el municipio de Galeana. Se trata de una comunidad mormona de origen estadounidense que actualmente está compuesta por más de 5,000 personas (todos con doble nacionalidad), de acuerdo con Julián.

Los primeros integrantes de la familia –liderados por Alma Dayer LeBarón– llegaron a Chihuahua entre 1924 y 1925 tras separarse de su organización en Estados Unidos, pues se negaron a abandonar ciertas prácticas, como la poligamia.

Ya establecidos en Galeana, Joes y Ervil (hijos de Alma Deyes) fundaron en 1955 la Iglesia del Primogénito de la Plenitud de los Tiempos y la comunidad LeBarón, que prosperó principalmente con la producción de nueces.

Publicidad
El crimen contra los LeBarón es otra punta del iceberg de la violencia: Sicilia

El primer golpe a los LeBarón

La comunidad que vive de forma aislada acaparó las noticias del país en 2009: Eric LeBarón, de 17 años, había sido secuestrado.

En mayo de 2009, casi tres años después de que el gobierno de Felipe Calderón iniciara la "guerra contra el narco", la familia mormona fue víctima por primera vez del crimen organizado.

Eric LeBarón, hermano de Julián y de Benjamín, fue secuestrado y sus captores exigía un millón de dólares por su libertad. La comunidad se negó a pagar el rescate y, en su lugar, marchó en el estado y emprendió una campaña en medios nacionales e internacionales para denunciar la creciente inseguridad en la zona.

Te puede interesar: Infancia en riesgo: los feminicidios y secuestros de menores

El activismo de los LeBarón, que entonces fue encabezado por Benjamín y su organización SOS Chihuahua, obligó a los secuestradores a liberar a Eric una semana después.

Solo habían pasado dos meses cuando la comunidad fue víctima, por segunda ocasión, de la delincuencia. En julio de ese año, Benjamín LeBarón y su cuñado Luis Widmar Stubbs fueron privados de la libertad por sujetos armados y posteriormente asesinados. Frente a sus casas habían mantas en las que se señalaba el motivo del crimen: su activismo.

Publicidad

Tras el doble homicidio, las acciones de la comunidad no cesaron y, por el contrario, Julián LeBarón encabezó junto con el poeta Javier Sicilia y otros familiares de víctimas de la violencia la primera marcha nacional por la paz y dieron forma al Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad.

La seguridad de los LeBarón

Desde lo ocurrido en 2009 contra los LeBarón, otros integrantes de la comunidad, incluido Julián, han sido víctimas de amenazas e intentos de secuestro, según han denunciado.

Por esta razón, los habitantes de la colonia pidieron apoyo de los gobiernos federal y estatal para la creación de una policía civil que hiciera frente a los grupos criminales, la cual no llegó a concretarse ante la negativa de algunos funcionarios de entonces.

En cambio, para algunos integrantes de la familia fueron puestos a disposición elementos de la Policía Federal, los cuales, de acuerdo con la Secretaría de Seguridad, siguen brindando el servicio.

También puedes leer: Las masacres en los 10 meses del gobierno de AMLO

"No se ha retirado la protección a la familia LeBarón en esta administración. En el año 2009 le fue otorgada seguridad por parte de la Policía Federal en la comunidad de LeBarón, y de 2015 a la fecha se le brinda seguridad a Joel Francisco LeBarón Soto con 19 elementos de fuerzas federales", afirmó este martes la dependencia en su cuenta de Twitter.

El secretario de Seguridad, Alfonso Durazo, reconoció esta mañana que en la zona donde fueron masacrados los nueve integrantes de la comunidad mormona opera el grupo delictivo Los Salázar, una célula del Cártel de Sinaloa ligada a otros hechos de violencia en Chihuahua, como el asesinato de la periodista Miroslava Breach, cometido en 2017.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad