Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sol, arena... y mal olor: Acapulco lidia con sus playas sucias

Tres playas —Hornos, Suave y Manzanillo— mantienen altos niveles de bacterias fecales. Autoridades locales reconocen problemas, pero dicen que ya trabajan en ellos y que los turistas siguen llegando.
sáb 20 julio 2019 07:00 AM
Playas de Acapulco
Acapulco es uno de los destinos turísticos más populares del país y espera tener una alta ocupación hotelera en esta temporada vacacional.

ACAPULCO, Guerrero.— En un extremo se encuentra un conjunto de baños públicos. En el otro se halla uno de los 16 cauces y canales pluviales que desembocan en la bahía de Acapulco. Y en toda esta franja de arena, lo que no se ve pero sí se percibe es un fuerte olor a drenaje.

Tal es el panorama en playa Hornos, una de las cinco de este destino turístico que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) señaló a principios de este mes como no aptas para uso recreativo. La razón: los altos niveles de bacterias fecales en el agua.

“Ha llovido mucho y todo (el desecho) baja de allá, de la parte alta (de la ciudad)”, dice Alfredo Camacho, uno de los prestadores de servicios turísticos de la zona, para explicar la intensidad del mal olor.

Publicidad

A pesar de ello, en el inicio de estas vacaciones de verano la playa está llena de turistas. Bajo el sol, familias enteras chapotean a la orilla del mar. Incluso, otras más comen en las palapas colocadas sobre la arena.

La familia Martínez —de cinco integrantes— llegó desde la Ciudad de México con la idea de pasar todo el día en el lugar, pero debido al olor decidió ajustar sus planes.

La playa está sucia, huele muy mal. Nosotros llegamos el martes pasado y ya nos vamos este martes, primero Dios, pero hemos visto muy sucio”, dice Manuel Martínez, el padre, y explica que ante la situación optaron por no comer ahí y solo entrar al agua un rato.

“Huele mucho a drenaje, pero no creo que pase nada”, agrega, al descartar que meterse al mar pueda provocar alguna enfermedad. “Yo creo que pasa ya cuando estás a un lado del canal ese que se ve ahí y sí llega mucho el olor, la verdad. Vamos a estar en la orilla un ratito y nos vamos”.

Canal en playa de Acapulco
Este es uno de los canales que desembocan en playa Hornos. El mal olor es intenso en sus cercanías.

Publicidad

El 8 de julio, la Cofepris emitió un comunicado en el que señaló a las playas Hornos, Manzanillo, Suave, Carabalí y Caletilla —todas de Acapulco— como no aptas para uso recreativo , bajo el argumento de que rebasaban el límite permitido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) de enterococos fecales: 200 NPM por cada 100 mililitros.

La declaratoria causó molestia entre autoridades de Guerrero y del puerto, que rechazaron que haya tal nivel de contaminación.

Cuatro días después, la Cofepris emitió otro comunicado, en el que señaló que las playas Caletilla y Carabalí ya son aptas para uso recreativo. Sin embargo, mantuvo ‘reprobadas’ a las otras tres.

Lee: La Cofepris saca de su ‘lista negra’ a dos playas de Acapulco

Publicidad

Las reservaciones se mantienen, dicen los hoteleros

Aunque los empresarios del sector hotelero aceptan que los problemas de suciedad en las playas afectan la imagen del puerto, afirman que hasta ahora no han tenido cancelación de reservaciones.

El presidente de la Asociación de Hoteles y Empresas Turísticas de Acapulco (AHETA), José Luis Smithers Jiménez, afirma que incluso siguen recibiendo solicitudes por parte de turistas nacionales.

“La temporada pinta bien, va a estar bastante bueno, son 44 días de vacaciones; entonces, creemos que la ocupación estará arriba del 60% en la semana y los fines de semana se va a incrementar”, dice en entrevista.

Smithers Jiménez —cuya organización representa a más de 70 hoteles de cuatro y cinco estrellas y de gran turismo— reconoce que existen problemas en algunas playas, pero asegura que las autoridades ya los están atendiendo. A la par, rechaza que los señalamientos de la Cofepris hayan sido un golpe duro contra este destino turístico, uno de los más populares del país.

“No afectó, siempre pasa eso cuando llega una temporada. Siempre sacan algo y lo entendemos porque la gente viene. Acapulco está cerca de todo y tratan de empañar la imagen, pero la gente sigue viniendo”, insiste.

En la misma línea, la alcaldesa de Acapulco, Adela Román, de Morena —el mismo partido en el gobierno federal—, rechaza que se haya registrado cancelación de reservaciones y, más aún, acusa una “campaña de desprestigio” contra el puerto. Según la funcionaria, el ayuntamiento realizó su propio estudio y este indicó que solo dos playas tienen altos niveles de enterococos fecales: Manzanillo y Suave.

El estado defiende sus playas, pero reconoce pendientes

Del lado del gobierno estatal, a cargo del priista Héctor Astudillo, las autoridades defienden las condiciones en las que están las playas de la entidad.

El secretario de Salud de Guerrero, Carlos de la Peña, asegura que el monitoreo de la Cofepris es solo “una fotografía del momento”, y que el resultado de principios de mes se debió a las lluvias de esos días y a que las zonas señaladas están cerca de canales pluviales y desagües.

“Hay que entender las lluvias, el arrastre (...) No hay que generalizar, hay que ser muy puntuales”, dice en entrevista, y afirma que las autoridades de cualquier modo trabajan en acciones preventivas.

“Nosotros actuamos como autoridad sanitaria, nos corresponde revisar los correctivos en las plantas tratadoras, que los canales pluviales no sean punto de desechos, es un trabajo arduo y constante. Tiene que ver con nuestra infraestructura”, añade.

El secretario de Turismo estatal, Ernesto Rodríguez Escalona, dijo en una rueda de prensa reciente que hay quienes quieren “lastimar y dañar a Acapulco”, si bien reconoció que las playas tienen problemas.

Rodríguez Escalona estimó que alrededor de 1.2 millones de turistas acudirán a destinos turísticos de Guerrero en estas vacaciones de verano. De ese total, al menos 750,000 llegarán a Acapulco.

El gobernador Astudillo aseguró este mes que el estado y el municipio trabajarán de la mano para que las tres playas que se mantienen en la ‘lista negra’ de la Cofepris salgan de ahí.

“Debemos trabajar juntos para que las tres restantes pasen esta restricción”, dijo a medios.

“El turismo es una de las actividades positivas de Guerrero, no podemos ni soslayarlo ni de ninguna manera distraernos, es una actividad que nos genera bienestar, genera empleo, genera movimiento económico”, añadió el gobernador.

Mientras tanto, la temporada vacacional sigue su marcha, los turistas continúan llegando al puerto, y las autoridades de Guerrero siguen enfrentando el reto de hacer y de mantener las playas del estado como sitios aptos para recibir visitantes.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

¡Falta un paso! Ve a tu email y confirma tu suscripción (recuerda revisar también en spam).

Hubo un error, por favor intenta más tarde.

Publicidad
Publicidad