Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Senadores cuestionan a Ebrard por trato a migrantes; "México no es muro", dice

Al realizarse la comparecencia de Marcelo Ebrard en el Senado, le expresaron inconformidad por nombramientos políticos en cargos diplomáticos.
mar 28 septiembre 2021 05:38 PM
Comparecencia de Marcelo Ebrard en el Senado
El canciller participó en la glosa del Tercer Informe.

Los grupos parlamentarios en el Senado de la República reprocharon al secretario de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, el viraje de la política migratoria mexicana, evidenciada en maltrato a los migrantes que buscan cruzar México rumbo a Estados Unidos, lo que ha generado una crisis humanitaria en la frontera sur.

“México no es un muro” respondió el canciller, “México no tiene una política contra los migrantes, no es así. Sí tenemos un reto migratorio” de modo que tan solo el mes pasado 200 mil migrantes cruzaron por México y llegaron a Estados Unidos.

Publicidad

Al comparecer ante el Senado para analizar el tercer informe de gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, la violación de derechos humanos de migrantes, la reciente reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC), la supuesta preferencia a relaciones por afinidad ideológica, así como los nombramientos políticos en cargos diplomáticos, centraron las preguntas de los legisladores.

En respuesta a las críticas por las agresiones a migrantes, el canciller emitió una condena y apeló a un supuesto castigo a los autores del maltrato, que quedó registrado en video circulado en redes sociales, en que un funcionario del Instituto Nacional de Migración (INM) pisó y pateó a un integrante de la caravana migrante para frenar su paso a Estados Unidos.

“Las imágenes indignan a todos los compañeros del gabinete de seguridad y los mandos del gobierno de México, no debemos permitir que se violen derechos humanos y por tanto se solicitó se suspendiera y sancionara a quien violó derechos humanos”, expresó en deslinde que fue festejado con aplausos por las bancadas de Morena, Partido del Trabajo (PT) y Verde (PVEM).

Y es que pese a los cuestionamientos opositores, la comparecencia fue tersa. Es usted, dijo la morenista Bertha Caraveo, “uno de los mejores cancilleres que ha tenido la nación”.

Gracias a él, dijo, México tiene respeto y cercanía con Estados Unidos, y bajo su conducción de la política exterior, “nuestro país es faro, luz y guía”.

Publicidad

Vergonzante trato a migrantes

Contrario a esa visión, el senador independiente del llamado grupo parlamentario plural, Emilio Alvarez Icaza abrió las críticas en la sesión cuando planteó que da vergüenza el abandono de la tradicional política de solidaridad “e infelizmente por la vía de los hechos nos hemos convertido en el muro de Trump” .

En supuesto castigo, uno de los agentes del INM presentes en las agresiones hoy está, ahora está en la delegación del INM en la Ciudad de México, recordó.

Como él, la senadora Claudia Ruiz Massieu, del Revolucionario Institucional (PRI), le solicitó conocer los acuerdos asumidos con Estados Unidos en materia migratoria y le pidió una estrategia para recibir e incorporar migrantes.

“Se ha generado un muro humano”, advirtió por su lado Gina Andrea Cruz Blackledge, de Acción Nacional (PAN).

Dar refugio a cientos de ciudadanos afganos es “una acción honorable del Estado pero hay decenas de miles de personas de Centroamérica y El Caribe que también huyen y se ven obligadas a salir de sus países…se requiere una solución migratoria con participación de Estados Unidos”, agregó Dante Delgado, de Movimiento Ciudadano.

“México no tiene una política contra los migrantes no es así. si tenemos un reto migratorio”, pero deben respetarse las leyes de refugio, dijo el canciller, quien no respondió sobre los acuerdos migratorios con Estados Unidos.

Publicidad

En cuanto a los ciudadanos afganos que llegaron a México, dijo que fueron 500 y los haitianos refugiados son casi 20 mil: “esa es la diferencia”.

La oposición también fue crítica ante el anuncio del presidente López Obrador de que propondrá al gobernador priísta de Sinaloa, Quirino Ordaz, como embajador en España.

A esa inminente designación en cargo diplomático sin pertenecer al Servicio Exterior Mexicano (SEM) se sumó el desempeño de la periodista Isabel Arvide, cónsul en Estambul y también sin experiencia, a quien el senador perredista Juan Manuel Fócil pidió sancionar, por agredir a una ciudadana mexicana en ese país, por haberle reclamado haber gritado vivas al presidente, durante las fiestas patrias.

“Nos preocupa” que personas con alto compromiso con México hayan dejado la Cancillería y en cambio hay “nombramientos en embajadas o consulados de personas ajenas al SEM” sin experiencia, criterio o capacidad, como si en el servicio de carrera no hubiese personas capaces de representarnos, espetó Cruz Blackledge (PAN).

Ebrard sólo reportó que 63 % de quienes están en las posiciones de representación de México en el exterior pertenecen al SEM “y en el total de nombramientos de esta administración es el 76%”.

La reciente cumbre de la CELAC y la supuesta preferencia en el trato con Venezuela y Cuba, “por afinidades ideológicas” marcó otra parte de los cuestionamientos.

“Hoy se defiende un supuesto liderazgo (de México) que es en los hechos un alineamiento basado en afinidades ideológicas entre gobiernos o incluso afinidades personales entre titulares”, advirtió la priísta Ruiz Massieu, quien advirtió que existe una “política exterior selectiva”.

La vocación latinoamericana “no implica acercarse solo a los que tienen coincidencia ideológica”, expuso el panista Roberto Juan Moya Clemente.

El canciller rechazó esa preferencia. “No fue una cumbre de afinidades ideológicas. Participaron todos los que lo desearon, faltó Colombia y Brasil que no participa en CELAC desde hace varios años”.

Con Estados Unidos “hay una relación buena pero no sumisa, basada en el respeto” y ha dado “muchos resultados”, defendió.

Publicidad
Publicidad