Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Legisladores “ganones”: hicieron campaña y perdieron pero regresan a sus puestos

Decenas de diputados y senadores regresaron a sus curules y escaños entre el 31 de mayo y los primeros días de junio; otros alistan su retorno para seguir disfrutando de dietas y apoyos.
mié 16 junio 2021 06:00 AM
regresan diputados.jpeg
Los puestos de diputados y senadores se retoman por los que se fueron a la campaña.

Primero fue el éxodo: 148 diputados y senadores solicitaron licencia para ausentarse de sus cargos para buscar una candidatura, reelegirse en una curul –en el caso de los diputados–, saltar a una alcaldía, a un congreso local o una gubernatura; incluso, hubo quienes pidieron licencia para operar políticamente alguna elección. Pero ya están de regreso, un regreso masivo en una Legislatura que está por concluir.

Al terminar el proceso electoral, decenas de legisladores regresaron al Senado y a la Cámara de Diputados. Los que perdieron, lo hacen para gozar de dieta, apoyos legislativos, viáticos y pasajes hasta el mes de septiembre en que concluye la 64 Legislatura. Los que ganaron, hasta ahora no han pedido reincorporarse para despedirse de su curul o escaño y avanzar en su carrera política, esta es la lista de regresos:

Publicidad

¿Legisladores chapulines?

Aunque en diciembre comenzaron las precampañas federales, pocos legisladores dejaron sus cargos para contender internamente en sus partidos en búsqueda de candidaturas. Pero a partir de febrero y hasta el 4 de abril, en que arrancaron las campañas en todo el país, y al mismo tiempo concluyó el periodo ordinario de sesiones legislativas, comenzó el abandono de éstas.

En la Cámara de Diputados, del 8 de febrero al 28 de abril 125 diputados solicitaron licencia.

Ese total incluye a 48 de Morena, 29 del PAN, 13 del PRI, 6 del PT, 11 de MC, 8 del PES, 5 del PRD y 1 del PVEM.

Conservan fuero, apoyos, recursos

En los 15 días que van de este mes ya retomaron su curul 64 diputados federales, quienes gozarán de sus dietas y apoyos de junio; entre éstos, el pago por concepto de dieta legislativa, que asciende a 75 mil 205 pesos, el apoyo para “asistencia legislativa” por 46 mil 786 pesos al mes, otro pago para “atención ciudadana” que es de 28 mil 772 pesos y recursos variables para transportación y hospedaje, según la entidad de origen de cada legislador.

A esto se suma el personal de apoyo con que cuentan, al que no todos renunciaron, y les sirvió para apuntalar sus campañas.

Además, hubo legisladores que contendieron, pero dado que la ley no les obliga en todos los casos a separarse temporalmente del cargo –como es en el caso de los que compitieron por la reelección–, no pidieron licencia.

Publicidad

Algunos renunciaron voluntariamente a los apoyos económicos adicionales a la dieta (no a ésta) del 1 de abril al 15 de junio, pero siguieron en sus encargos, como los diputados federales de Morena Alfonso Ramírez Cuéllar, Pablo Gómez o Javier Hidalgo, sólo algunos de los que compitieron por la reelección, no ganaron, pero no se habían separado de la curul.

Otro grupo de diputados contendió por la reelección; este grupo no se separó de su cargo y tampoco renunció a recibir los apoyos propios del legislativo. algunos ganaron su reelección sin hacer campaña, es decir, por la vía purinominal, como Silvano Garay y Reginaldo Sandoval, ambos del PT , Marco Antonio Gómez Alcántar del PVEM y Frida Esparza del PRD.

Pierden, pero vuelven por fuero y dieta

En el Senado, desde el 13 de enero (y aún hasta mayo) 23 legisladores solicitaron licencia y se dedicaron a hacer proselitismo, pero también se fueron a coordinar campañas, operar políticamente o fungir como delegados electorales.

Ocho de los que se fueron temporalmente del Senado son del PAN, 6 pertenecen a la bancada de Morena, 3 al PRI, 2 a Movimiento Ciudadano (MC) y uno de cada uno de los partidos Encuentro Social (PES), Partido del Trabajo, de la Revolución Democrática y Partido Verde (PVEM) .

De ellos, 8 ya regresaron a sus escaños del 31 de mayo, cierre oficial de campañas, y hasta el pasado 9 de junio.

La dieta de los senadores es de 105.6 mil pesos al mes, según el Manual de Percepciones 2021. En aguinaldo se llevarán 140 mil pesos o la parte proporcional, por lo que es importante que estén en funciones el mayor tiempo posible. A eso se suman los apoyos para transportación y hospedaje.

Publicidad

Con o sin cargo nuevo, ellos ganan

El Senado de la República aportó en este proceso electoral a cinco gobernadores que, esos sí, no retornarán a su escaño. Se trata de Rubén Rocha, hoy gobernador electo de Sinaloa, con licencia desde el 2 de marzo; de Baja California Sur, Víctor Manuel Castro; de Nayarit, Miguel Ángel Navarro, estos tres de la Coalición que encabezó Morena junto con PT y PVEM.

El senador Samuel García, de Movimiento Ciudadano, quien ganó Nuevo León; además de Mauricio Kuri, exsenador del PAN por el estado de Querétaro, quien se fue de licencia el 1 de febrero. Ambos resultaron gobernadores electos en sus entidades.

Otros que también ganaron su elección son Leonor Noyola, experredista que saltó al PVEM, fue candidata a la alcaldía de Soledad de Graciano, San Luis Potosí, y el morenista Ricardo Ahued, quien triunfó en el municipio de Xalapa, Veracruz.

Los perdedores que regresan:

En este caso se encuentran el experredista y exmorenista Cristóbal Arias, quien fue candidato de Fuerza Por México a gobernador de Michoacán y tramitó su licencia desde el 2 de febrero.

La senadora Claudia Anaya Mota, del PRI, ella fue candidata al gobierno de Zacatecas por la Coalición opositora de PAN, PRI y PRD. Se fue de licencia el 2 de marzo y solicitó su reincorporación se tramitará a partir del 11 de junio.

Publicidad

Las cámaras, alta producción... de candidatos

También están por volver el senador Mario Zamora Gastélum, del PRI, con licencia desde el 4 de marzo y quien fue el abanderado de la Coalición opositora “Va por Sinaloa”, pero no ganó. Lo mismo sucederá en el caso de la senadora Gloria Elizabeth Núñez, del PAN, candidata de Va por Nayarit, cuya licencia duró del 23 de febrero al 7 de junio.

Por las mismas razones volverán el priista Jorge Carlos Ramírez Marín y Noemí Camino, de Morena. Ambos perdieron la elección a la alcaldía de Mérida, Yucatán.

La senadora del PAN Minerva Hernández se fue de Senado el 4 de abril y aunque regresó tras no obtener la candidatura opositora al gobierno de Tlaxcala, volvió a irse el 30 de abril por tiempo indefinido, pues coordinó la campaña de la abanderada Anabel Ávalos. Se reincorporó al escaño el 7 de junio pasado.

Juan Zepeda, senador de MC, se fue de licencia ya con fechas establecidas: del 28 de abril al 7 de junio. Perdió el municipio de Nezahualcóyotl que ya gobernó con el PRD y regresó a su escaño.

También el líder nacional de MC, Clemente Castañeda, quien pidió licencia desde el 20 de septiembre, casi al inicio del Proceso Electoral Federal, y se reincorporó como senador el 1 junio.

Y “dobletean” como estrategas de campaña

Caso aparte es el del morenista por Guerrero, Félix Salgado Macedonio, quien pidió licencia el 16 de septiembre y casi diez meses después regresó oficialmente, el 7 de junio.

Aunque tuvo la candidatura de Morena al gobierno de su estado, la perdió en tribunales por incumplimientos en materia de fiscalización y luego acompañó en su campaña a la candidata sucesora: Evelyn Salgado, su hija, aunque había ofrecido regresar a su escaño una vez que le fue retirada la postulación.

En realidad, hubo muchos senadores-coordinadores de campaña. Como Aníbal Ostoa, quien operó en la campaña de la morenista y virtual gobernadora electa de Quintana Roo, Layda Sansores. Él se fue desde el 13 de enero y regresó el 1 de mayo.

Similar es la situación del senador Antonio García Conejo, del PRD, se fue el 2 marzo y fue coordinador regional de la campaña opositora al gobierno de Michoacán, pero al perder, regresó a su encargo el 2 de junio.

Héctor Rene Cruz Aparicio, senador y líder del PES en Baja California, coordinó las campañas de su partido. Se fue de licencia en mayo, fue candidato “provisional” en Tijuana, en lo que el abanderado litigaba la postulación, pero su partido perdió la alcaldía.

Quien también volvió al escaño y sin haber llegado a la elección es el panista Víctor Oswaldo Fuentes, quien renunció al blanquiazul, se fue del Senado el 27 de enero y aceptó la postulación de Morena al gobierno de Monterrey, pero abandonó la contienda por inconformidad con quienes lo postularon. Regresó el 19 de mayo y se reincorporó a la bancada del PAN.

Legisladores se quedan en la raya

Algunos senadores se quedaron como precandidatos: Freida Marybel Villegas Canché, de Morena, quien buscó, sin tener éxito, ser abanderada al municipio Benito Juárez, de Quintana Roo y regresó el 1 de mayo. La senadora del PAN Mayuli Latifa también se quedó sin precandidatura en Quintana Roo.

Alejandra del Carmen de León Gastélum, exmorenista ahora en el PT, se fue de licencia el 2 de marzo y quiso ser candidata al gobierno municipal de Mexicali, pero no pudo y regresó al escaño el 24 de marzo.

Primo Dothé, senador que era de Morena, renunció a ese partido y buscaba la candidatura de San Luis Potosí.

También vuelven a curules de San Lázaro

De los regresos que más ha llamado la atención es el de la legisladora Dolores Padierna, quien perdió la elección a la alcaldía de Cuauhtémoc en la Ciudad de México.

Quienes perdieron y ya regresaron son dos candidatos a gobernadores: Juan Carlos Loera, morenista exabanderado de Juntos Haremos Historia en Chihuahua y quien perdió la elección; regresó el 14 de junio.

La diputada exmorenista Claudia Yáñez Centeno pidió licencia el 26 de febrero para buscar la postulación de Morena al gobierno de Colima, pero renunció a ese partido, fue abanderada de Fuerza por México, no obtuvo el triunfo y regresó a la curul el 7 de junio.

El excoordinador de MC en la Cámara, Tonatiuh Bravo Padilla, se fue licencia a contender por la presidencia municipal de Guadalajara, pero ya regresó, eso el 8 de junio tras no haber ganado su elección.

Un diputado-coordinador de campaña fue el priísta Rubén Ignacio Moreira, quien si se reeligió por la vía plurinominal, pero pidió licencia para irse como comisionado electoral en Campeche y regresó el 7 de junio sin éxito.

Publicidad
Publicidad