Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

'Napo' busca reglas duras para el 'outsourcing'; la Coparmex alerta de riesgos

El senador Napoleón Gómez Urrutia propone restringir la subcontratación e incluso catalogar como delito el uso excesivo de esta práctica. La Coparmex señala que esto puede ser lesivo para la economía.
jue 31 octubre 2019 05:10 PM
Empresas outsourcing
La regulación de la subcontratación es un tema que habitualmente genera polémica en México. El sector privado suele argumentar que permite tener flexibilidad laboral y atraer inversiones, mientras los representantes de los trabajadores acusan que se presta a abusos.

La propuesta para regular la subcontratación, una práctica también conocida como outsourcing, presentada este martes por el senador Napoleón Gómez Urrutia ya generó críticas por parte de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), que advierte que puede derivar en excesos e inhibir las inversiones.

El legislador morenista señala en su iniciativa que este esquema ha desatado "proliferación y crecimiento de grupos delincuenciales que invadieron el país con esquemas ilegales de subcontratación", que a la par están involucrados con la emisión de facturas falsas, lo que ha derivado en daños a los trabajadores, al Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y al fisco.

Publicidad

¿Qué dice la iniciativa sobre el 'outsourcing'?

La reforma a las leyes Federal del Trabajo y del Seguro Social propone que la subcontratación pueda hacerse únicamente para realizar actividades que exijan una especialización ajena o accesoria a la que realice el contratante y no deba exceder del tiempo que tome un proyecto específico.

Por ello, considera que una subcontratación es simulada si el personal realiza actividades preponderantes o esenciales para el beneficiario, o cuando los trabajadores sean transferidos —mediante sustitución patronal o cualquier otro acto equivalente— a la empresa de outsourcing para que los asuma como propios, entre las prácticas más significativas.

Además, la propuesta contempla obligar al contratista a garantizar en su totalidad los derechos laborales y de seguridad social de los trabajadores que subcontrate y, también, que disfruten de iguales condiciones que quienes laboren en la empresa de manera directa.

La iniciativa también plantea que se debe garantizar a los trabajadores subcontratados la libertad sindical, la negociación colectiva, el salario mínimo, el reconocimiento de su antigüedad laboral, el reparto de utilidades en función de las que obtenga el contratista, la capacitación e indemnización en caso de accidente o enfermedad de trabajo, y que a los trabajadores contratados bajo este esquema les sea entregado el contrato correspondiente por escrito y una copia de este, entre otros puntos.

Te recomendamos: Ocho de cada 10 mexicanos trabajan "sin condiciones dignas"

Publicidad

La propuesta de Gómez Urrutia señala que las secretarías del Trabajo y Previsión Social (STPS) y de Economía (SE) deberán expedir las normas para crear e implementar un sistema de gestión de empresas de outsourcing y, a la par, abrir un Registro Nacional de Empresas de este tipo.

Además, prevé castigar la simulación de subcontratación de personal y considerarla como un delito en perjuicio de los trabajadores, del fisco federal y del IMSS, según sea el caso.

Para las empresas que incurran en perjuicio de los trabajadores y del fisco, plantea una "inmunidad penal" a cambio de que delaten a "la organización criminal de subcontratación ilegal" con la que hicieron tratos y cooperen durante las investigaciones y los procesos penales, con el objeto de extinguir el dominio de los bienes de estos grupos.

Estas empresas, según la propuesta del también líder del sindicato minero, también deberán pagar las utilidades que adeuden a los trabajadores, así como el 50% de las contribuciones omitidas a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Te puede interesar: Financiar planes de AMLO requiere más ingresos y menos evasión: Ramírez Cuéllar

Publicidad

¿Qué dice la Coparmex?

La organización patronal emitió este miércoles un comunicado en el que alertó de que la iniciativa tiene un "marco regulatorio poco claro" y "sanciones excesivas e innecesarias", por lo que puede ser un inhibidor de la inversión.

Apuntó que es necesario detallar los criterios y procesos de la iniciativa, "con la finalidad de que no se exceda su regulación al definir como subcontratación simulada o ilegal, a quienes generan buenos empleos y cumplen con sus obligaciones fiscales y de seguridad social, como delincuencia organizada".

El organismo resaltó que la subcontratación es una práctica que actualmente se lleva a cabo por una gran cantidad de empresas.

"En este sentido destacamos la importancia de que algún cambio en este esquema no sea inhibidor de la generación de empleo y no ubique en desventaja ante otras economías", señaló.

La Coparmex se dijo a favor combatir el uso de la figura de la subcontratación para defraudar a los trabajadores y al gobierno, así como de pugnar por evitar que sea utilizada como competencia desleal. En ese contexto, llamó a analizar los riesgos de la reforma y a tomar en cuenta a los sectores involucrados.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad