Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Plásticos del comercio electrónico carecen de regulación en la CDMX

Organizaciones ambientales estiman que el comercio electrónico general al año en México un aproximado de 10 millones de kilos de plástico.
sáb 19 noviembre 2022 08:56 PM
Envolturas-Plasticos
La Asociación Mexicana de Ventas Online refiere que la pandemia de Covid registró un un incremento de 27% respecto en 2021 en el sector.

Desde 2020, la Ciudad de México inició un proceso para reducir la basura de un solo uso y los plásticos, lo que se complicó con la llegada de la pandemia de COVID-19, la cual generó un incremento en estos productos, pero también dejó en un vacío legal al e-commerce.

De acuerdo con la organización ambientalista Oceana, el comercio electrónico tuvo en 2021 su pico más alto en ventas derivado de la epidemia, que generó un aproximado de 10 millones de kilogramos de basura en la Ciudad de México, producto de envolturas de plástico y almohadillas de aire para el empaquetado de los productos.

La organización internacional advirtió que si bien existe en la Ciudad de México una norma ambiental que prohíbe a los establecimientos mercantiles que ofrezcan a sus clientes bolsas de plástico, las envolturas protectoras utilizadas en el comercio electrónico no se encuentran en el marco regulatorio a pesar de que son del mismo material.

Publicidad

La apuesta de la CDMX por reducir la basura

De acuerdo con cifras de la Secretaría de Obras de la Ciudad de México, encargada de la gestión de los desechos sólidos, en 2019 se generaron 8,031 toneladas de basura al día.

Al año siguiente, cuando entró en vigor la primera etapa de la Ley de residuos sólidos de la CDMX, con la que se prohibió la venta o distribución de bolsas de plástico en establecimientos mercantiles, la generación diaria de basura bajó a 6,940 toneladas.

Posteriormente, en 2021, entró la segunda etapa de la medida ambiental con la que se prohibieron además utensilios, vasos, popotes, entre otros plásticos de un solo uso.

La Secretaría del Medio Ambiente de la Ciudad de México, señaló que hasta 2021 los plásticos de un solo uso representaban en la Ciudad de México un 13.21% de los residuos generados, es decir, alrededor de 1,700 toneladas al día.

Sin embargo, la pandemia de Covid-19 ocasionó que durante los primeros meses de encierro por la jornada nacional de Sana Distancia, el promedio diario de basura y plásticos desechables aumentara 150 toneladas diarias, es decir pasó a 1,850.

 

Piden regulación para el comercio electrónico

Nick Leopold, director de la campaña “Océanos sin Plásticos” de Oceana, aseguró que la Ley de residuos sólidos de la Ciudad de México contempla a los plástico de un solo uso y dejó fuera a los embalajes y envolturas utilizadas en el comercio electrónico, aún cuando son del mismo material y su vida útil no va más allá que proteger productos.

Es un vacío legal del cual se están aprovechando para usar este material, pero no se responsabilizan de lo que pasa con este material y la contaminación que generan.

Dijo que incluso, las compañías de comercio electrónico hacen uso abusivo del plástico para sus embalajes y cápsulas protectoras. “Las empresas de comercio electrónico a veces caen en lo absurdo, llegan a mandar cosas que no se pueden romper como una mochila de tela, en una caja enorme y con una cantidad enorme de plástico que va a terminar en la basura”, señaló.

Nick Leopold señaló que un estudio realizado por Oceana señala que del total de plásticos de un solo uso, el 50% termina en los tiraderos, 22% son fuente de contaminación ambiental, el 19% es incinerado y sólo el 9% es reciclado, de ahí que consideró necesario que el plástico del comercio electrónico sea regulado desde el Congreso de la Ciudad de México.

“La respuesta de diputados locales y de la Secretaría del Medio Ambiente ha sido buena, si vemos que existe una forma de construir una regulación, pero hace falta que también haya presión por parte de la sociedad civil”, aseguró.

Por su parte Vivian Heredia, coordinadora de la Alianza México Sin Plástico, consideró urgente que se regule el plástico utilizado en el comercio electrónico ya que además de generar contaminación, la gestión de los residuos sólidos por parte del gobierno le cuesta a los capitalinos a través de sus impuestos.

“Hay un derecho internacional que es que el que contamina paga, entonces deberíamos tener un instrumento para que estas compañías que tanto nos contaminan, paguen por el uso de plásticos, los ciudadanos podemos obligar (a las empresas) a través del consumo responsable”, explicó.

 

Comercio electrónico a la alza

Un estudio publicado por la Asociación Mexicana de Ventas Online refiere que el comercio electrónico alcanzó en 2021 ventas por 401.3 millones de pesos, lo que representó un incremento de 27% respecto a 2020.

Al inicio de la pandemia de Covid-19, la población vivió un momento de acoplamiento a los medios electrónicos para su vida cotidiana como el trabajo en casa, movimientos financieros a través de internet y el comercio electrónico, por lo que hacia 2021, este sector logró su mayor posicionamiento.

El comercio electrónico logró captar en 2020 y parte de 2021 una frecuencia semanal de envíos hacia los usuarios y conforme la población se vacunó e inició la apertura de establecimientos mercantiles, hubo una baja en este rubro, pero se mantuvo la frecuencia mensual.

“Múltiples categorías lograron posicionarse dentro de la preferencia de compra en línea. Comida a domicilio, Moda y Electrónicos siguen liderando la lista de categorías más preferidas en el canal digital”, se lee en el documento.

La organización Internacional Oceana, lanzó un portal para recabar firmas con las que busca llegar al Congreso de la Ciudad de México y solicitar una reunión con los legisladores y pedir que exista una legislación para regular el uso de plásticos en el comercio electrónico.

Newsletter
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Ve a tu email y consulta tu suscripción

Ha ocurrido un error, por favor inténtalo más tarde

Publicidad
Publicidad