Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Reporte de DNV plantea responsabilidad de tres administraciones de la CDMX

El último reporte de la empresa DNV, al que tuvo acceso El País, plantea que la falta de mantenimiento, aunado al diseño y construcción, fueron las causas del desplome de la Línea 12.
lun 09 mayo 2022 01:52 PM
(Colapso de la línea 12 del metro en Iztapalapa)
Dos vagones del metro quedaron colgando del tramo elevado de la Línea 12, a la altura de la estación Olivos, esto luego de que una trabe se viniera abajo la noche del 3 de mayo de 2021.

El tercer informe entregado por la empresa noruega Det Norske Veritas (DNV) sobre el desplome de la Línea 12 del Metro apunta que las fallas en el mantenimiento y en inspecciones, así como a al diseño y la construcción son las del desplome de las trabes que cobró la vida de 26 personas y dejó casi un centenar de heridas.

De acuerdo con el informe al que tuvo acceso el diario El País , éstos factores llevaron a que la 'Línea Dorada' continuara funcionando pese a no encontrarse apta y analiza hechos de tres últimas administraciones en la Ciudad de México encabezadas por Marcelo Ebrard, Miguel Ángel Mancera y Claudia Sheinbaum.

"De haberse atendido todos estos factores 'se habría evitado el colapso del tramo elevado'", se señala en la publicación que cita al informe.

Publicidad

Este informe va más allá de las causas inmediatas y se concentra en el desgaste estructural provocado a lo largo del tiempo por "falta de mantenimiento y de inspecciones regulares", por lo que estarían implicadas las administraciones de Ebrard, cuya obra insignia de su administración en la Ciudad fue la Línea 12, sino también Mancera, quien gobernó entre 2012 y 2018 y Sheinbaum, actual jefa de Gobierno cuyo periodo terminará en 2024.

Sheinbaum, ha rechazado públicamente los resultados del tercer informe al acusar que la empresa no siguió su propia metodología ni consideró hipótesis alternativas sobre la causa del desplome del tramo elevado que causó la caída de un tren, y desde la semana pasada anunció que se inició la rescisión de contrato y un procedimiento civil en contra de la empresa.

“Este tercer informe es deficiente, mal ejecutado, con problemas técnicos, tendencioso y falso, el tercer reporte, entonces por estas razones iniciamos el procedimiento de rescisión de contrato y demanda civil contra la empresa”, dijo en conferencia de prensa la semana pasada.

En esta última entrega que consiste en el análisis "Causa-raíz", se pone foco en el desgaste estructural provocado a lo largo del tiempo por una supuesta falta y de inspecciones regulares, mientras que en las dos anteriores entregas se puso énfasis en el diseño y construcción.

Publicidad

Barreras pudieron mitigar tragedia

El informe indica cuatro barreras que "pudieron haber prevenido las causas inmediatas del siniestro y reducir la gravedad de sus consecuencias".

  • Diseño: No seguía especificaciones estadounidenses para la construcción de puentes que es un estándar de referencia en el mundo.
  • Certificación de la obra: “No se certificaron las obras de ingeniería civil, como se suele realizar conforme a las mejores prácticas de la industria”, indica el informe, de acuerdo con El País. Además no se respetó el diseño original ni se tiene registro de seguimiento a las disconformidades de los supervisores reportadas durante la construcción.
  • Instalación de pernos: De acuerdo con el dictamen, dos de cada tres pernos pudieron no haber cumplido su función o estar mal colocados, lo que “comprometió la integridad de esta estructura”.
  • Falta de mantenimiento e inspecciones: DNV indica que no hay registro de que se hayan realizado las inspecciones necesarias desde la inauguración de la Línea 12 en octubre de 2012 hasta siete años después, pese a que eran requeridas por el manual de mantenimiento.
Publicidad

Falta de inspecciones y mantenimiento

El tramo elevado tenía una parte de metal y otra de concreto unidas por pernos, los cuales al fallar provocaban que estas actuaran como componentes independientes, lo que causó la deformación de las vigas

El último informe entregado por DNV suma la falta de mantenimiento a los problemas de diseño, errores en la construcción y mala supervisión de la obra como las causas subyacentes del colapso.

Con la llegada de Sheinbaum al Gobierno de la ciudad se realizó una inspección de la Línea 12 en 2019. "No hubo ningún hallazgo entonces, pero la empresa contratada adujo que sus resultados no fueron concluyentes por un muestreo reducido y un periodo de evaluación demasiado corto”.

Se realizaron inspecciones después tras los sismos de septiembre de 2017, además de los ocurridos en febrero de 2018 y junio de 2020, pero no se detectaron impactos significativos en la línea.

Publicidad

Según el dictamen de DNV, no hay registro de reparaciones realizadas en el tramo colapsado, entre las estaciones de Olivos y Tezonco, desde la inauguración hasta la fecha del colapso.

“La evidencia de que la estructura estaba dañada era ‘visible en fotografías adquiridas desde el nivel de la calle’, señala, por lo que podría haber sido detectada en una inspección visual ‘consistente con las prácticas típicas de la industria’”, indica El País citando el informe.

Sheinbaum contra DNV

La empresa DNV fue contratada por el Gobierno capitalino para realizar una investigación independiente con el fin de conocer las causas del colapso, según informó la propia jefa de Gobierno apenas un día después de la tragedia, el 4 de mayo de 2017.

“Es el compromiso de la jefa de Gobierno: ir a fondo de este tema y dar la información completa. Y por eso estamos buscando a los mejores expertos en este tema (...) Nosotros vamos a hacer lo que tenemos que hacer, que es rendir cuentas”, dijo entonces en conferencia de prensa.

Publicidad
Publicidad