Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Sí al desarme, sí a la paz: ¿cuántas armas han sido canjeadas en la CDMX?

El programa de desarme voluntario se puso en marcha en la Ciudad de México desde el 2007 para canjear armas por despensas, electrónicos y dinero, pero ¿qué tanto ha funcionado? Aquí te contamos.
lun 01 noviembre 2021 12:05 AM
SSC Desarme Voluntario CDMX
Armas cortas, largas, de fabricación casera, rifles de alto calibre y lanzagranadas, son algunas de las que se han entregado a las autoridades capitalinas en el programas de desarme voluntario.

El programa de desarme voluntario ha cambiado de piel en distintas ocasiones en la Ciudad de México aunque el objetivo ha sido el mismo desde su concepción: retirar de manera voluntaria el mayor número de artefactos lacerantes a la población y con ello, reducir las lesiones, muertes y delitos asociados con su uso.

A cambio de beneficios económicos, aparatos electrónicos, despensas y hasta libros, las personas llevan su arma al centro de canje y no se necesita dar ninguna información ni datos personales, pues parte del objetivo del programa es que sea fácil y seguro para incetivar la entrega.

Publicidad

Aunque los datos arrojan una disminución en el número de delitos en distintos rubros con la utilización de arma de fuego en la CDMX, especialistas aseguran que retirar un arma de las calles, en sí, ya es un logro.

Por ello, señalan, que el programa deben mantenerse para que haya opciones seguras para que las personas que quieran deshacerse de ellas, por la existencia de menores en casa, por una emergencia económica o simplemente por el riesgo que representan, puedan hacerlo.

Sedena Desarme Voluntario
La Secretaría de la Defensa Nacional participa en el programa "Si al Desarme, Si a la Paz" en la destrucción de estos dispositivos.

Los orígenes del desarme voluntario

El programa se instauró como canje voluntario de armas por computadoras, dinero y despensas, en 2007, durante la administración de Marcelo Ebrard como jefe de gobierno del Distrito Federal y la coordinación del programa la llevaba la Secretaría de Seguridad Pública, encabezada por Joel Ortega.

Casi al finalizar la administración de Ebrard Casaubón, en noviembre de 2012, la muerte de Hendrik Cuacuas de 10 años cimbró a la ciudad, ya que una bala perdida impactó en su cráneo tras atravesar el techo de una sala de cine de la Plaza Ermita en Iztapalapa. En los peritajes e indagatorias se estableció que el techo de este mismo complejo cinematográfico existían varios orificios y fueron halladas al menos 16 balas de distintos calibres, producto de los disparos al aire en las inmediaciones.

Al llegar a la Jefatura de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, siguió con el programa y anuncio la "despistolización" de Iztapalapa.

Así, el programa continuó, pero lo hizo desde la Secretaría de Desarrollo Social encabezada entonces por Rosa Icela Rodríguez, actual secretaria de Seguridad y Protección Ciudadana.

Publicidad

¿Cuántas armas se han entregado actualmente?

De acuerdo con el Centro de Seguridad Urbana y Prevención (CESUP) en su informe “Serie Buenas Prácticas” en 2007 cuando inició el desarme voluntario se recopilaron 1,137 armas y más de 11,000 cartuchos útiles.

Para 2013, ya bajo la administración de Mancera Espinosa se recopilaron 4,446 armas cortas, 383 armas largas y granadas de fragmentación. Hasta julio de 2018, el gobierno capitalino contabilizó más de 33,299 recopiladas y destruidas.

Al iniciar la administración de Claudia Sheinbaum, el programa cambió de nombre a “Sí al Desarme, Si a la Paz” bajo el control de la Secretaria de Gobierno.

De acuerdo con la dependencia, de enero de 2019 a octubre de 2021 fueron recolectadas 6,020 armas largas, cortas y granadas, así como casi 70 mil estopines, seis cartuchos de dinamita y más de 1 millón 033 mil municiones, por la entrega de estas armas, el gobierno ha erogado 18 millones de pesos en el pago de los incentivos.

En su informe al mes de septiembre, el Consejo Ciudadano para la Seguridad y Justicia de la Ciudad de México, destacó una disminución de 35% en el delito de homicidio doloso con respecto a 2019, ya que 2020 se cuenta aparte, por los efectos de la pandemia de COVID-19 y el confinamiento social.

Milpa Alta fue la alcaldía con la mayor disminución de este delito entre enero y septiembre, pues en 2019 se registraron 10 homicidios dolosos y 3 en el mismo periodo de 2021, por lo que su reducción fue del 70%.

Le sigue Álvaro Obregón con una reducción de 99 a 40 homicidios (-59%) y Coyoacán que pasó de los 43 a lo 19 asesinatos (-55.8%).

Así fue el comportamiento de los homicidios dolosos en la CDMX en 2019 y 2021.

Publicidad

¿Dónde cambiar armas por dinero?

El programa “Si al Desarme, Si a la Paz” actualmente se encuentra en las alcaldías Xochimilco y Tláhuac.

Los vecinos de estas demarcaciones pueden acudir a entregar sus armas, cartuchos o municiones de manera voluntaria a cambio de dinero en efectivo de lunes a viernes entre las 10:00 y las 14:00 horas.

En Xochimilco, el módulo se instaló en la parroquia de Santa Cruz Acalpixca hasta el 5 de noviembre y en la parroquia de la Inmaculada Concepción de Santiago Zapotitlán en Tláhuac hasta el 8 de noviembre.

¿Cuánto se obtiene por las armas?

De acuerdo con el tabulador 2021 para este programa, los cartuchos útiles se llegan a pagar hasta en seis pesos cada uno, los estopines en 20, las granadas de fragmentación entre 200 y 500 pesos dependiendo del estado en que se encuentren.

Armas hechizas o de fabricación casera de todos los calibres; 150 pesos, armas cortas entre 2,800 y 7,000 pesos en buen estado.

El mayor rango de precio lo ocupan las ametralladoras ligeras y pesadas de todos los calibres con un pago de hasta 18,000 pesos en buen estado y 8,000 en mal estado.

Tabulador Si al Desarme, Si a la Paz 2021
El tabulador de precios 2021 del programa de desarme voluntario fue publicado en la gaceta oficial de la CDMX en marzo pasado.

Autoridades proyectan a corto plazo que además de dinero en efectivo y aparatos electrónicos, las armas también puedan cambiarse por libros en convenio con el Fondo de Cultura Económica en la colección “21 por el 21”.

Publicidad

¿El desarme voluntario funciona?

Para Ramón Celaya, especialista en inteligencia y procesos de seguridad, la posesión de armas de fuego, es un tema que afecta no solo a la seguridad pública, sino además a la seguridad nacional.

El experto explicó que es la delincuencia común la que se surte de armas con el tráfico hormiga de las corporaciones policiales, a través del armamento que es robado o extraviado por los policías, pues los grandes cárteles de la droga, se abastecen de armamento que viene, principalmente de Estados Unidos.

“Uno de los indicadores que va a ayudar para reducir la violencia en las grandes urbes como la Ciudad de México es la despistolización, es muy positivo ¿por qué? porque es alarmante ver la cantidad de armas de fuego que circulan a diario en manos de ciudadanos comunes, que la mayoría de los casos lo hacen para defensa propia", señaló.

Para Celaya al no existir una cultura de la paz en la sociedad, el retiro de armas de las calles de manera voluntaria puede tener un impacto positivo y reducir en general la violencia.

“No nada más etiquetar a criminales, porque muchas veces hay muchos actos de violencia que se dan de manera circunstancial, de gente que no era delincuente pero mató a su vecino en un problema que era menor, a su pareja en un acto de celos y escaló a un homicidio”, detalló.

Por su parte, Arturo Argente, académico y especialista en ciencias sociales del Tec de Monterrey, considera que el canje de armas aunque pudiera arrojar buenos datos, los números no solo en la Ciudad de México, sino en todo el país, hablan de que por más retiro de armas, los homicidios se mantienen en niveles muy altos.

“La estrategia Abrazos y no Balazos es una frase que no tiene forma, ni fondo o sentido alguna y que de alguna manera no viene aparejado con una política donde se trate de atender el tema de la impunidad, vemos que los delincuentes encuentran errores durante el desarrollo del debido proceso y lo único que hacen es alimentar es el tema de la inseguridad en el país” acotó.

Publicidad
Publicidad