Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#Crónica | Avenida Tláhuac sufre el día después del desplome en la Línea 12

Tras el desplome de una vía elevada y un tren de Metro, la zona vivió este martes trabajos de remoción de escombros, desorden en el transporte y muestras de solidaridad.
mar 04 mayo 2021 05:20 PM
Metro, Línea 12
El desplome ocurrió pasadas las 22:00 horas del lunes. Hasta ahora, el hecho ha causado la muerte de 24 personas.

Vecinos de Iztapalapa y Tláhuac ya habían advertido sobre los riesgos que representaba la Línea 12 del Metro.

“Cuando pasa uno entre estaciones, sí se cimbran las vías, truenan durante todo el trayecto o al menos de Culhuacán para acá”, contó la señora Celia, habitante de la zona en la que la noche de este lunes se desplomaron una vía y un tren, lo que hasta este martes ha causado la muerte de 24 personas.

“Se sentía la vibración muy fuerte ahí en ese lugar y, además, cuando daba uno vuelta en los vagones, se oía un zumbido muy fuerte, realmente no había peralte en la curva”, comentó César Álvarez, vecino de San Lorenzo Tezonco.

Publicidad

La zona de Avenida Tláhuac cercana a las estaciones Olivos y Tezonco ha sido un escenario de caos desde la noche del lunes. La situación continuó durante la mañana de este martes, cuando miles de usuarios del Metro de colonias de Iztapalapa y Tláhuac batallaron para conseguir transporte.

Quienes se trasladaban desde Tláhuac debían caminar 10 minutos y transbordar en el panteón de San Lorenzo Tezonco para abordar alguna de las unidades RTP que el gobierno capitalino desplegó para suplir el servicio de la Línea 12, temporalmente cerrada por el siniestro. Se informó que se enviarían 490 vehículos para cubrir el trayecto Tláhuac-Mixcoac.

Largas filas se formaron y por momentos se veían interrumpidas al paso de autobuses concesionados que cobraban seis pesos por llevar a los usuarios hasta el Metro Constitución de 1917.

La lucha por subirse a un autobús para llegar al trabajo o alguna cita era tal que había quienes optaban por viajar colgados de las puertas o por saltar a una unidad en movimiento.

En este entorno, la sana distancia recomendada para prevenir contagios de COVID-19 no tenía cabida. Sobre Avenida Tláhuac, era imposible guardar los 1.5 metros de separación entre personas, que vieron incrementados sus tiempos de traslado de unos 40 minutos habituales a cerca de dos horas.

Colapsa puente con vagón de pasajeros en metro de la CDMX

Publicidad

Solidaridad en el siniestro

Tras el siniestro y pese al caos de la mañana, vecinos de colonias cercanas se organizaron para llevar alimentos al personal de la Guardia Nacional, la Secretaría de Seguridad, la Marina, Protección Civil, Bomberos y Servicios Urbanos que se encuentra en la zona.

Por la mañana, algunos ofrecieron tamales y café; a mediodía, sándwiches, tortas, agua y jugos envasados.

Paulina, vecina de la colonia Agraristas, en Iztapalapa, juntó dinero, compró pan, jamón y queso e hizo tortas para los trabajadores, que ofrecía apoyada con una cartulina que decía “Toma una torta y un agüita”.

“Apenas llegué a las 8:00 AM, pasamos a comprar las cosas y a repartir un poco. ¿Qué me llevo? Que en algún momento puede que nosotros podamos estar en esa situación, y nos gustaría recibir la misma ayuda que nosotros tal vez estamos dando ahorita”, afirmó.

Además de los vecinos, también se solidarizaron con la situación algunos negocios. El Vips Tezonco, ubicado a un costado del sitio del accidente, tuvo que dejar de dar servicio por el acordonamiento del lugar y, en vez de ello, ofreció café y pan a los elementos de la Guardia Nacional.

Publicidad

El retiro del vagón

También esta mañana, tras varias obras de maniobra, un vagón de la Línea 12 que colapsó junto con la vía elevada fue retirado de la zona de las vías.

Dos grúas con capacidad de entre 500 y 600 toneladas lo enganchó por la parte de las ruedas para levantarlo por completo y posteriormente bajarlo hacia una plataforma de tráiler.

Otro vagón se mantuvo suspendido por varias horas, pues había riesgo de que se venciera por completo. Pese a esto, autoridades confiaron en que no se caerá otra estructura en la zona, que está bajo revisión para determinar qué fue lo que ocurrió la noche del lunes.

Publicidad
Publicidad