Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Profeco, IMSS y CDMX piden regresar tanques de oxígeno para liberar camas COVID

Se incrementará la producción de oxígeno y su importación desde Estado Unidos, sin embargo no hay tanques suficientes para las personas que requieren seguir tratamiento en casa.
mar 26 enero 2021 03:39 PM
Personas en su mayoría familiares de pacientes covid-19 realizan largas filas para poder rellenar sus tanques de oxigeno en la Colonbia Escandón
La escasez de tanques de oxígeno ha limitado la liberación de camas en los hospitales para atender a pacientes con COVID-19, indicaron autoridades del Gobierno CDMX, IMSS y Profeco.

El Gobierno de la Ciudad de México y autoridades federales hicieron un llamado a los ciudadanos para que regresen los tanques de oxígeno que no estén utilizando, con el fin de permitir liberar camas para pacientes con COVID-19 en los hospitales públicos.

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, indicó que los pacientes en recuperación pueden salir de los hospitales entre dos y tres días antes con el programa de “Alta oportuna”, sin embargo hay poca disponibilidad de tanques de oxígeno de uso médico.

Publicidad

“Tenemos junto con el Instituto Mexicano del Seguro Social un programa de alta hospitalaria más pronta, de tal manera que puedan llevar la parte de convalecencia de la enfermedad los últimos días ya no en el hospital, sino con toda seguridad en su casa y eso requiere, en la gran mayoría de los casos, oxígeno”, dijo Sheinbaum en videoconferencia de prensa.

Actualmente alrededor del 10% de las altas en los hospitales de la capital son bajo el programa de "Alta oportuna" y se busca llegar al doble, indicó la jefa de gobierno.

Para incrementar la disponibilidad de oxígeno, la Secretaría de Salud federal ha emitido acuerdos para que las empresas productoras en México dirijan el 70% de la producción de oxígeno industrial a medicinal, además para que se facilite la importación de este producto desde Estados Unidos.

El objetivo es que el centro y sur del país se surta de las empresas mexicanas y el norte utilice el oxígeno importado, lo que reduciría tiempos y costos, pero el principal problema es la falta de los tanques, según explicó Ricardo Sheffield Padilla, titular de la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Una muestra del impacto de la falta de tanques es que de los pacientes del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) que requieren oxígeno domiciliario para salir de los hospitales en la Ciudad de México y el Estado de México, solo se puede dar de alta al 50.5% y el resto debe seguir su recuperación en un hospital, disminuyendo la disponibilidad para otros pacientes graves.

Publicidad

De 589 solicitudes de oxígeno domiciliario en la Ciudad de México se han instalado 225, es decir sólo un 38.2%; mientras en el Estado de México se han tenido 349 solicitudes y 249 instalaciones, lo que equivale a un 71.3%, de acuerdo con los datos presentados por el titular del IMSS, Zoé Robledo.

“Si no lo estamos logrando es por esta presión que tiene hoy la oferta de oxígeno, lo queríamos presentar para ver también esa otra arista de cómo un tanque de oxígeno ocioso en una casa puede significar la imposibilidad de abrir una cama”, comentó Robledo.

Los tanques que no son utilizados actualmente pueden devolverse al comunicarse con las empresas INFRA al 55 5329 3068 o Medigas al 800 500 2222. Al comunicarse se puede dar por terminado el contrato de renta o la empresa reintegrar el costo del tanque si este fue comprado.

Las autoridades piden a las personas comunicarse para devolver los tanques de oxígeno que no estén en uso para ayudar a otras personas con COVID-19. Imagen: Profeco

Publicidad

Alertan de "mercado negro"

El procurador federal del Consumidor pidió también evitar acudir al “mercado negro” de los tanques de oxígeno que se ofrecen en redes sociales y plataformas de comercio.

“Por más desesperados que podamos estar en algún momento no hagamos caso a las ofertas que vemos en redes sociales porque alimentamos un mercado negro. Son cilindros robados, con cilindros de uso industrial que no sirven para respirar, sirven para que funcione un soplete”, señaló Sheffield Padilla.

Estas ventas y fraudes están siendo rastreadas por la Policía Cibernética de la Ciudad de México y la Guardia Nacional para identificar a los responsables, mientras también se colabora con Facebook donde ya se han dado de baja 700 perfiles y esta semana serán mil más, aseguró el funcionario.

“Muchos de estos gandallas van a terminar en la cárcel porque les estamos siguiendo proceso no ante Profeco, ya ante el Poder Judicial. Van a pagar de verdad, no sólo con multas, las fechorías que han hecho”, señaló el titular de la Procuraduría del Consumidor.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad