Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

La CDMX cerrará enero en semáforo rojo por COVID-19

El gobierno de la Ciudad de México anunció que se mantendrá la suspensión de actividades hasta el próximo 31 de enero.
vie 22 enero 2021 11:34 AM
Las calles principales del Centro Histórico comenzaron a ser reabiertas de manera parcial desde el sábado pasado. El semaforo Rojo permanecera al menos hasta el 31 de enero informó Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno.
La Ciudad de México tiene 7,381 personas hospitalizadas al corte del 20 de enero, mientras en el Valle de M´exico hay un total de 10,022 pacientes de COVID-19 internados.

La Ciudad de México permanecerá en semáforo rojo hasta el próximo 31 de enero, anunciaron en conferencia de prensa las autoridades capitalinas.

“Como seguro sospechaban hoy 22 de enero y para la semana próxima seguimos en semáforo rojo en la ciudad y bajo el plan ‘Reactivar sin arriesgar’”, dijo Eduardo Clark García, director general de Gobierno Digital de la Agencia Digital de Innovación Pública (ADIP).

Publicidad

En la ciudad hay 7,319 personas hospitalizadas al corte de este 22 de enero, mientras en el Valle de M´exico hay un total de 10,007 pacientes de COVID-19 internados.

El Gobierno capitalino ha detectado 42,468 casos activos y se han acumulado 26,152 muertes.

Los hospitales de la Ciudad de México se encuentran cerca de su límite de capacidad, con el 89.2% de las camas generales ocupadas y 641 disponibles, mientras en camas con capacidad de intubación la ocupación es de 84.3% con 327 espacios para pacientes graves aún disponibles.

Clark indicó que se han comenzado a estabilizar los ingresos de pacientes con COVID-19 a los hospitales públicos.

“En la última semana podemos apreciar una ligerísima reducción de 1.3% comparado con los ingresos de la semana previa que fueron 4,664 y 4,004 esta semana lo que estabiliza los ingresos después de una semana fuerte de incremento que fue la semana previa, lo cual es una buena noticia”, explicó el funcionario de la ADIP.

En la Ciudad de México se han aplicado hasta el momento 110,750 dosis de vacunas a trabajadores de hospitales que atienden en primera línea a pacientes con COVID-19, de estas 3,000 dosis han sido para personal médico de hospitales privados, informó Clark.

Publicidad

Oliva López Arellano, secretaria de Salud local, explicó que se ha comenzado a dar tratamiento con dos medicamentos a pacientes ambulatorios y hospitalarios que han tenido resultados para el tratamiento del COVID-19.

“La Secretaría de Salud de la ciudad ha identificado, con este grupo de expertos, para utilizar en personas positivas a COVID-19 –es decir a SARS-CoV-2, aún cuando no tengan síntomas sean positivas- la administración de algunos medicamentos como Ivermectina y Azitromicina”, informó la funcionaria.

En el caso de la Ivermectina, López destacó que se han tenido resultados positivos para detener la replicación del virus en el organismo y reducir la carga viral en los pacientes, con pocos efectos negativos.

Desde el 29 de diciembre a las personas positivas se les ha entregado tratamiento médico a 50,747 personas.

López explicó que de 27,000 pacientes con seguimiento en Locatel, 11 personas que no recibieron tratamiento terminaron hospitalizadas frente a sólo tres que sí lo recibieron.

Además 508 personas sin tratamiento presentaron complicaciones y requirieron atención en contraste con sólo 189 personas que sí tuvieron tratamiento.

“Es muy importante que esto sea valorado por un médico, de hecho en los quioscos, macroquioscos, centros de salud quien entrega estos medicamentos y da las indicaciones es un médico de la Secretaría de Salud”, destacó López Arellano.

Publicidad

La titular de Salud alertó para que las personas llamen a Locatel o manden un mensaje de texto al 51515 con la palabra “covid19” para tener una evaluación, ya que a los hospitales las personas están llegando 12 días después del inicio de los síntomas y con tratamientos que resultan perjudiciales.

“Hay un conjunto de tratamiento que no sólo no ayudan como pueden ser los tratamientos sintomáticos sino que perjudican y pueden agravar los cuadros. Puede ser el uso de esto que se ha manejado sin control en ámbitos ambulatorios como es la Dexametason”, alertó.

López Arellano pidió no automedicarse y evitar el uso de componentes como el Dioxido de Cloro o la Hidroxicloroquina si no es un médico capacitado quien lo administra.

“Le dan una falsa sensación a los pacientes de que está siendo tratados y me mejoría”, afirmó.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad