Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#AbrimosOMorimos: restauranteros exigen poder operar y anuncian 'cacerolazos'

Trabajadores del sector se manifestaron en el Valle de México, donde exigen a las autoridades que les permitan abrir al 35% de su capacidad. En tanto, en la CDMX se reportó pico de hospitalizaciones.
lun 11 enero 2021 07:11 PM
Abrimos o Morimos
Trabajadores de la industria restaurantera realizaron protestas y 'cacerolazos' en la CDMX y el Edomex; exigen que su actividad sea considerada como esencial.

Desde el pasado 19 de diciembre, cuando se volvió a decretar el semáforo rojo por COVID-19 y se cerraron las actividades no esenciales en la Ciudad de México y el Estado de México, la industria restaurantera se ha visto afectada, incluyendo a los colaboradores de todas sus áreas: administrativos, de comedor o de cocina.

Por esta crisis —según cifras del sector—, 13,500 establecimientos han tenido que cerrar y solo en las últimas semanas hubo otro recorte de 10% del personal. Por ello, empleados exigen a las autoridades que los restaurantes sean considerados esenciales y que los apoyen. #AbrimosOMorimos, afirman.

Publicidad

Este lunes, trabajadores salieron a manifestarse en el Zócalo capitalino y la Plaza de los Mártires de Toluca. La preocupación principal expresada fue cómo llevar sustento a sus hogares, cuando los restaurantes no pueden abrir, sino solamente ofrecer comida para llevar o entregas a domicilio, y por esa razón no tienen ingresos suficientes, aunque deben seguir pagando servicios como agua, luz y renta.

"Estamos haciendo un llamado a las autoridades para que reconsideren y nos dejen abrir nuestras unidades económicas", dijo una las personas que asistieron a la manifestación en la Plaza de los Mártires.

Otros testimonios difundidos señalaron que el cierre ha mermado tanto sueldos como propinas, una de las principales fuentes de recursos de los meseros.

"Queremos que nos devuelvan el trabajo, tenemos familias que hay que mantener", insisten los inconformes, quienes demandan que los restaurantes puedan abrir por lo menos a 35% de su capacidad de las 8:00 a las 17:00 horas, como estaban antes de que se reactivara el semáforo rojo.

La protesta también se trasladó a redes sociales, en las que la etiqueta #AbrimosOMorimos se colocó como tendencia.

Publicidad

La protesta se dio el mismo día que la jefa de gobierno capitalina, Claudia Sheinbaum, reconoció que la ocupación hospitalaria está entre 88% y 90% y que en los últimos días han aumentado los pacientes, contrario a lo que se esperaba.

En las últimas semanas, se ha registrado un alza en la incidencia epidémica, sobre todo en el Valle de México, donde los hospitales están cerca de la saturación. Esto llevó al cierre de las actividades no esenciales, para tratar de reducir contagios y hospitalizaciones.

Sobre la exigencia de los restauranteros, Sheinbaum argumentó que artículos científicos señalan que el mayor número de contagios se da en lugares cerrados donde no se usa cubrebocas y se pierde la sana distancia, situaciones que se dan en fiestas, reuniones familiares y "particularmente de algunos establecimientos como los restaurantes".

"No es algo que solo haga la Ciudad de México, sino se hace en otros lugares del mundo. Evidentemente, quisiéramos no hacerlo, pero estamos tomando una serie de políticas para disminuir contagios en la ciudad y evitar que sigan llegando personas graves a los hospitales", dijo a periodistas.

Conoce más: La CDMX, en su ocupación hospitalaria más alta desde el inicio de la pandemia

Sheinbaum también aseguró que habrá más vigilancia de las alcaldías al comercio en vía pública, para que solo se haga venta de comida y la gente no permanezca en el lugar.

"Va a haber mayor número de vigilancia en este sentido, y hacia los restaurantes, pues pedirles tanto a la ciudadanía como a los empresarios que guardemos las medidas sanitarias, que no es un tema de una política aislada, sino el objetivo que tenemos todos y todas, iniciativa privada, gobierno y ciudadanía, de disminuir el número de hospitalizaciones graves", reiteró.

Publicidad

"No me castiguen por ser formal"

Con sus pancartas, los manifestantes también se lanzaron contra el comercio informal, pues aseguran que este sigue laborando sin restricciones, mientras que a los formales no se les permite.

Calle de las novias
Comerciantes de 'la calle de las novias' exigen que los dejen trabajar al igual que al sector informal.

A este llamado también se sumaron comerciantes del Centro Histórico de la capital, quienes acusan que el comercio informal ha trabajado sin parar. Por ello, advierten que si es necesario ellos también saldrán a las calles.

"Aquí en 'la calle de las novias' estamos hartos del maltrato que se le ha dado al comercio formal; si hay que salirse a la calle para trabajar, nos salimos. Es un insulto lo que está pasando con el libertinaje al comercial informal", dice un comerciante en un video.

Te puede interesar: La extorsión prende alertas por COVID-19: grupos ofrecen préstamos impagables

Los restauranteros anunciaron este lunes que a partir de este martes 12 de enero realizarán 'cacerolazos' para que las autoridades no ignoren la crisis.

"Hay padres y madres de familia que hoy viven desesperados porque no saben cómo llevar el sustento a sus familiares", advirtieron. De acuerdo con datos del sector, seis de cada 10 negocios son familiares y su personal se divide en 56% mujeres y 44% hombres, quienes son el sostén de sus casas.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad