Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Reforma de Sheinbaum impulsa que agresores dejen hogares y no las víctimas

La iniciativa de la jefa de Gobierno plantea que el agresor esté obligado a cumplir con la renta y sus compromisos económicos.
vie 04 septiembre 2020 06:06 PM
violencia mujeres coronavirus
Las llamadas al 911 por violencia contra las mujeres en los hogares aumentaron en medio de la epidemia de COVID-19.

La pandemia de COVID-19 ha provocado un incremento en los reportes de violencia contra las mujeres en la Ciudad de México, por lo cual la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, presentó una iniciativa ante el Congreso de la Ciudad de México para proteger la permanencia de las mujeres en los hogares y que sea el agresor quien deba salir de ellos.

La iniciativa resalta que en caso de una orden de protección en materia penal, el agresor deberá desocupar de inmediato el domicilio de la víctima sin importar si el agresor es propietario, tiene posesión del inmueble o es quien lo rentó.

Publicidad

La víctima de violencia podrá reingresar al inmueble una vez que se resguarde su seguridad y el violentador deberá seguir cumplimiento con la responsabilidad sobre la propiedad, como puede ser el pago de renta o de crédito hipotecario, cuotas de mantenimiento o impuestos, de acuerdo con la propuesta de reforma a la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia local.

“Se debe garantizar el cumplimiento de las obligaciones contractuales del agresor con respecto a la propiedad o posesión que previamente existían o los apoyos que brindaba para ello”, señala el Artículo 63 de la iniciativa.

El cambio en la ley busca proteger a las mujeres que viven violencia dentro del hogar y a sus hijos, permitiendo que permanezcan en el hogar pues en ocasiones la dependencia económica hacia el agresor y los derechos sobre la propiedad aumentan el riesgo para las víctimas, argumenta la iniciativa.

Deja como segunda opción el ir a espacios seguros como refugios o casas de emergencia con los que cuenta la Secretaría de las Mujeres capitalina y organizaciones civiles, donde para resguardar su seguridad las mujeres deben abandonar su hogar, pertenencias, alterar sus actividades como trabajo o estudio y las de sus hijos, así como tener escasa comunicación hacia el exterior.

Publicidad

Mientras el Artículo 71 indica que deberá hacerse un inventario de la propiedad del agresor o que forme parte de su patrimonio, y tendrá prohibido enajenar o gravar de cualquier forma los bienes que sean de propiedad conyugal, personales o que se encuentren en el domicilio en común incluso si no hay matrimonio de por medio, tratándose de concubinato o sociedades de convivencia.

“Siendo nulas de pleno derecho aquellas que se realicen por el agresor en contravención”, indica la propuesta de reforma.

La iniciativa se presenta ante un aumento en las llamadas de emergencia por casos de violencia hacia las mujeres registrada durante la pandemia de COVID-19, cuando para evitar los contagios se pidió a los habitantes mantenerse en sus hogares y se suspendieron actividades.

Entre febrero y abril hubo un incremento en las llamadas de emergencia recibidas por violencia contra las mujeres realizadas al 911, teniendo el mayor incremento en marzo de este año cuando se registraron 811 llamadas, mientras en el mismo mes de 2019 fueron 279 y en 2018 sólo 201 llamadas.

“(El resguardo domiciliario) generó el incremento de situaciones de violencia que viven las mujeres en la Ciudad de México en sus hogares, creando escenarios de vulnerabilidad para las mujeres, al encontrarse confinadas con sus agresores y aisladas de las personas que pueden brindarles apoyo”, señala la propuesta.

Publicidad

De acuerdo con la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, la iniciativa fue trabajada junto a la Fiscalía General de Justicia y el Tribunal Superior de Justicia capitalinos para proteger a las mujeres en los hogares.

“Cuando una mujer es violentada, parece que la mujer es la que tiene que salir de su casa con sus hijos muchas veces, aislarse y resguardarse en un albergue y quien se queda en la propiedad es el violentador.

“Lo que estamos haciendo con esta ley es darle certeza jurídica a la mujer para que se pueda quedar en su hogar, porque el que en todo caso quien se tiene que salir es el que violenta”, explicó la mandataria el 3 de septiembre, tras entregar la iniciativa al Congreso local.

La violencia contra las mujeres en México en datos de la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016:

  • 43.9% de las mujeres en México manifiestan violencia a lo largo de su relación actual o última.
  • 4.4 millones de mujeres de 15 años y más sufrieron abuso sexual durante su infancia.
  • 10.3% de las mujeres de 15 años y más, fue víctima de algún acto violento por parte de algún integrante de su familia, sin considerar al esposo o pareja.
  • Los agresores más señalados son los hermanos, el padre y la madre, en abuso sexual se señala a tíos y primos.
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad