Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

“El delito no es tomarte una foto desnuda", dice la diputada Alessandra Rojo

El chat donde compartían fotos íntimas de mujeres con 26,000 usuarios fue dado de baja; la legisladora urge a plataformas tomar medidas contra agresiones hacia mujeres.
mié 05 agosto 2020 05:21 PM
4ce61118-e746-4474-adc9-992fc7c08c65.jpg
La diputada Alessandra Rojo fue una de las legisladoras que impulsó la Ley Olimpia.

Alessandra Rojo de la Vega, diputada de la Ciudad de México, expuso la existencia de un chat en Telegram con alrededor de 26,000 miembros donde se compartían imágenes íntimas de mujeres sin su autorización.

“El lunes me contacta una de las víctimas para contarme que había logrado filtrarse a un chat de Telegram donde había miles de archivos, ella logra meterse al chat por un amigo suyo, me da acceso a mí, logro entrar.

“Me doy cuenta de que hay más de 26,000 hombres compartiendo, insultando, agrediendo, violando la intimidad de miles de mujeres. Las fotos e imágenes están siendo compartidas sin consentimiento de ninguna de las mujeres”, dijo en entrevista con Expansión Política.

La legisladora impulsó la aprobación de la Ley Olimpia en el Congreso capitalino, que sanciona con de 4 a 6 años de prisión y una multa de 43,000 a 86,000 pesos a quien sin consentimiento o mediante engaños comparta contenido íntimo de una persona. Esto se puede agravar hasta 14 años cuando se usa para amenazar o extorsionar a la víctima.

Rojo de la Vega señaló que en este caso está “viviendo en carne propia” la filtración de imágenes íntimas y destacó que son muchas las mujeres afectadas por este tipo de acoso.

“(Estoy) muy frustrada y con mucha impotencia porque precisamente fui una de las impulsoras de la Ley Olimpia en donde esto es perseguido como delito. (…) Encima que pase por esto, el que las mujeres todavía tengamos que ser objeto de acoso verbal, de agresiones con cualquier red social y que nosotras seamos las perseguidas.

“Aquí lo importante no es si hay fotos mías, si no son fotos mías. Soy diputada, soy una figura pública pero hay miles de mujeres que no son figuras públicas, que nadie las conoce públicamente y que están pidiendo justicia que no han obtenido”, señaló la diputada del Partido Verde.

Publicidad

En Telegram se permite la integración de chats con hasta 200,000 miembros y se puede ocultar los números que permiten identificar a los participantes.

La diputada urgió que sean las plataformas como Telegram, Whatsapp o Facebook las que faciliten los mecanismos para reportar este tipo de usos y colaborar en la identificación de los responsables ante la comisión de un delito.

“Es increíble que si ellos está viendo que sucede este tipo de violencia y no sabemos o que haya detrás, que mínimo tengan un registro de la gente que está ahí metida y colaboren con la justicia.

“No sólo estás siendo violada íntimamente porque están compartiendo tu intimidad sin tu autorización, sino que cada like, cada vez que lo comparten es un nuevo golpe donde se están burlando de ti, estás siendo objeto de acoso y abuso”, sostuvo.

Rojo de la Vega compartió que de tres víctimas con las que está en contacto una ya interpuso una denuncia ante la Fiscalía Especializada en la Atención de Delitos Sexuales y las otras dos, aunque no viven en la Ciudad de México, también están en el proceso de levantar la querella.

Publicidad

Aunque el chat fue dado de baja este mismo martes, señala que continuarán el proceso con la Fiscalía General de Justicia capitalina pues este tipo de chats se “mudan” con facilidad y las imágenes siguen circulando.

Llamó a las mujeres a no sentirse culpables si viven la filtración de imágenes íntimas, pues los responsables son quienes las comparten sin autorización y pidió que busquen reportarlo ante las autoridades, pues bajo la Ley Olimpia es un delito en 22 estados.

“El delito no es que como mujer te tomes una foto desnuda y que posteriormente sea tu culpa cuando te la roben, tampoco lo es que se la envíes a tu pareja. El delito es que esa imagen se difunda sin tu consentimiento y la utilicen para difundirla o te extorsionen o te amenacen.

“Para mí, mi cuerpo y mi sexualidad –como para cualquier mujer- no es vergüenza. Sin embargo, nadie tiene el derecho de explotar ni difundir ninguna imagen”, señaló.

Tras exponer la situación en Twitter, la diputada señaló que ha recibido insultos, agresiones e incluso dos amenazas de muerte a través de redes sociales, por lo que considerará si es necesario levantar una denuncia formal.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad