Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Restaurantes de CDMX sobreviven y una vuelta al semáforo "rojo" los quebraría

Mientras se ocupan sólo un 20% de mesas, restaurantes de la capital se enfrentan a un mes de reapertura con deudas, mientras pagan servicios, nóminas, impuestos...
vie 31 julio 2020 05:54 AM
cdn-3.expansion.jpg
El restaurante Chon Pou, en Santa Cruz Atoyac, sobrevive gracias a los clientes asiduos que lo visitan desde hace años. Foto: Bernardo Coronel

Maribel Garfias extraña ver llenas las mesas del restaurante de comida china Chon Pou, en Benito Juárez, durante los fines de semana, cuando debía correr de un lado al otro para atender a los clientes.

Como gerente desde hace 25 años, es la encargada de coordinar como una orquesta a los meseros y cocineros para sacar cada orden de arroz frito o pollo agridulce. Ahora con su reapertura, tras dos meses y medio de cierre total por la pandemia de COVID-19, apenas un par de clientes ocupan una mesa.

Publicidad

“Tienes esa añoranza de que vuelva a ser los días como antes. ¿Cuándo va a pasar? No lo sé, creo que va a pasar mucho tiempo para que esto vuelva a ser normal.

“Volteas a ver las mesas vacías, es sobre todo para llevar y dos o tres mesas con gente. Nosotros estamos aquí gracias a las personas que vienen aquí desde hace cinco, diez o veinte años”, cuenta a Expansión Política.

Los restaurantes tienen permitido ocupar el 30% de sus espacios para clientes y hasta el 40% cuando cuentan con espacios al aire libre, sin embargo a un mes de la reapertura con el semáforo en "naranja" en la Ciudad de México, las mesas siguen vacías.

“Nosotros abrimos todos los días pero no hay gente. Por ahora no nos estamos recuperando, estamos sobreviviendo”, afirma Marco Antonio Buendía, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en la CDMX.

Esto ha impactado a los restaurantes de toda la ciudad, siendo visible en especial en zonas con una importante vida gastronómica y de entretenimiento, donde los restaurantes llegan a apenas el 20% de aforo.

“Todos estamos mal, incluyendo las zonas de más alta afluencia que es Roma, Condesa, Polanco, San Ángel, Insurgentes y Reforma. Todos estos puntos están trabajando al 20%”, afirma Buendía.

Publicidad

Para Lilián Garín, propietaria de Hijos del Maíz, apenas un 10% de sus mesas se ocupan en el día y el consumo a bajado, sin embargo ha resistido al lograr que los pedidos a domicilio lleguen un 75% directo al restaurante, reduciendo las comisiones que debe pagar a las apps de entrega.

En Hijos del Maíz la mayoría de sus ventas aún son a domicilio, mientras sólo ocupan el 10% de sus mesas. Foto: Bernardo Coronel

Lilián ha visto a varios negocios cerrar alrededor de las sucursales de Hijos del Maíz –una en Nápoles y otra en Roma Norte– por el peso de las deudas acumuladas durante los meses de confinamiento que llega de golpe con la reapertura, además de una mayor oferta cuando aún la demanda de los clientes es baja.

“Muchos de los restaurantes que estaban cerrados y reabrieron sus puertas no aguantaron ni siquiera el mes, esa es otra realidad, muchos restaurantes quebraron. Llegan los proveedores, al arrendatario, toda la gente a la que le debías dinero y te piden el pago.

“Es un panorama más complicado que cuando estábamos cerrados porque en el momento que permitieron la reapertura de servicio en el comedor, todos los restaurantes que estaban cerrados abrieron, entonces el nivel de trabajo bajó para todos”, explica.

Publicidad

Alrededor del 15% de los 57,000 restaurantes en la capital estará cerrando definitivamente, lo que representa unos 8,850 negocios en la Ciudad de México, de acuerdo con estimaciones de la Canirac CDMX.

Las deudas y los impuestos son una fuerte carga para los restauranteros de la capital, coincide Marco Antonio Buendía.

“Los gastos ya están al 100%: renta, luz, gas, teléfono y nómina. Seguimos perdiendo y esto va a propiciar que se sigan cerrando más establecimientos porque no hay negocio que aguante sin ingresos estar pagando la totalidad de sus gastos.

“No preveíamos que se fuera a complicar con la reapertura. Hay restaurantes que están prefiriendo volver a cerrar porque sale más barato que seguir abierto”, señala el presidente de Canirac CDMX.

Con las condiciones actuales, Buendía considera que la recuperación podrá comenzar hasta que la capital se encuentre con el semáforo en "verde". Por ello la posibilidad de regresar al semáforo "rojo" de mayores restricciones y confinamiento, sería un impacto difícil de superar.

“Regresar al semáforo rojo representaría más pérdidas de empleos, más cierres de establecimientos. No hay economía que lo aguante”, comenta.

El autódromo de México pasa del Vive Latino y la F1 a ser autocine

La jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, considera facilitar las condiciones de operación de los restaurantes para darles mayor margen para recuperarse.

“El sector de restaurantes ha tenido una recuperación muy ligera, aún cuando están abiertos no hay mucha gente que asiste a los restaurantes. Estamos revisando, si aún con esta circunstancia que tenemos puede ampliarse, por ejemplo, el horario de los restaurantes.

“Vamos a ver de qué manera, sin necesidad de grandes apoyos, podemos ir dando condiciones para que puedan tener una recuperación que al menos les permita el sostenimiento de los empleos y un ingreso básico”, dijo la mandataria este 29 de julio.

En los próximos días Sheinbaum indicó que podría informar sobre las nuevas condiciones para los restaurantes de la capital.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad