Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Tras ataque a Harfuch, expertos demandan debilitar al crimen organizado

Para especialistas en seguridad, el hecho de que el autor del atentado sea el Cártel Jalisco Nueva Generación significa que el grupo criminal tiene una fuerte influencia en la CDMX.
sáb 27 junio 2020 07:00 AM
traslado
Para expertos, el ataque al secretario de seguridad de la CDMX, Omar García Harfuch, fue un mensaje del Cártel Jalisco Nueva Generación, y el gobierno tiene que actuar.

El ataque a Omar García Harfuch, titular de la Secretaría de Seguridad Ciudadana en la Ciudad de México, es evidencia que el crimen organizado está en la capital del país, consideraron expertos en seguridad consultados por Expansión Política.

Edna Jaime, de México Evalúa; Francisco Rivas, del Observatorio Nacional Ciudadano; Ramón Celaya, especialista en inteligencia y procesos de seguridad; Eduardo Guerrero, consultor de Lantia, y Jorge Legumbres, académico de la UNAM y maestro en seguridad nacional, consideraron que el ataque a un alto funcionario del área de Seguridad Pública es un hecho "sin precedentes".

Publicidad

“Se trata de un ataque si precedentes en la Ciudad de México, que hasta ahora era respetada por los grandes cárteles de la droga y, si bien, era un lugar donde a veces se reunían, no era un lugar donde se planearan ataques a funcionarios”, comentó el experto en seguridad Eduardo Guerrero.

Celaya expuso es un hecho “sumamente grave” por las implicaciones políticas y en materia de seguridad que el hecho reviste, ya que significa que el Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) ya está operando en la capital.

“No tenemos precedentes en el pasado reciente de un ataque directo en contra de un secretario de seguridad pública de la CDMX, por lo tanto se le tiene que dar la dimensión real y reconocer la gravedad en materia de seguridad pública que implica que los cárteles de la droga, y en especial el CJNG, ya estén operando en la capital”, afirmó.

El especialista señaló que los agresores tenían información clara de la ruta del secretario y sus patrones de movimiento y por dónde iba a pasar. Con él coincidió Rivas, quien planteó que el Cártel de Jalisco está tan integrado al entramado social de la CDMX que se pueden dar el lujo de ejecutar una acción de este nivel.

“Un grupo delictivo no actúa de esta manera si no tienen las personas, los recursos y el armamento suficiente para hacer algo así. Si lo están haciendo en la capital mexicana, es porque tienen los recursos suficientes para poderlo hacer y eso es una mala señal”, afirmó.

Publicidad

Edna Jaime, directora de México Evalúa, un think tank especializado en análisis y evaluación de políticas públicas en materia de gasto público, seguridad, justicia y anticorrupción, indicó que el ataque debe entenderse como un cruce de líneas de hasta dónde puede llegar el crimen organizado.

"El Estado mexicano no puede permitir que estas rayas se crucen. Mi preocupación fundamental es que, en medio de olas de austeridad, de una crisis económica que se avecina y de la vulnerabilidad de las finanzas del estado mexicano, no tengamos los recursos para fortalecer a las instituciones del Estado que tienen a su cargo la seguridad", explicó.

Guerrero y Lumbreras consideraron el ataque se da a raíz de las operaciones que ha emprendido el gobierno federal para desmantelar a la organización criminal, y que esto significa que están dispuestos hasta llegar hasta las últimas consecuencias.

El consultor de Lantia, Eduardo Guerrero, explicó que lo que este hecho quiere transmitir es que están dispuestos a entrar a cualquier lugar y atacar a cualquier autoridad que les estorbe o les esté causando algún daño.

“Lo que logró con este ataque –que lo hizo en el corazón de la CDMX– (…) es que están dispuestos a ir hasta el último rincón, no importa qué tan segura se sienta la gente o cuánta presencia policial haya ahí; ellos son capaces de ir, tienen las capacidades de inteligencia, armamento, etcétera, para ir a ese lugar y a atentar contra el funcionario, funcionaria, que los confronte o que les cause algún costo en términos de su operación de negocios”, comentó.

También ve: Los golpes de Harfuch al crimen organizado

Para Lumbreras, el hecho muestra que la estrategia que está desarrollando el gobierno federal contra la delincuencia organizada está funcionando, porque se ha pasado de los enfrentamientos abiertos, de búsqueda de casos, a la desarticulación de los grupos criminales, a través de trabajos de inteligencia y en materia financiera.

“El fortalecimiento de la UIF, SAT, de la inteligencia del Estado, tiene impactos y consecuencias en la delincuencia organizada, porque estamos hablando del dinero, de la logística, de la organización, del cómo utilizaban este dinero para blanquearlo en operaciones lícitas, esto lleva a comprender que, tanto en la CDMX, como en el orden federal, la estrategia está dando resultados”, expuso.

Lo importante de una estrategia es que vaya al corazón de la delincuencia, y el corazón son las finanzas, el dinero y la inteligencia para poder desarticularla de manera horizontal.
Jorge Lumbreras, académico de la UNAM.

Publicidad

Replantear estrategia de seguridad

En contraste, para Francisco Rivas el atentado pone “evidencia que la violencia en nuestro país está lejos de estar controlada” y que tenemos un problema grave de delincuencia organizada.

“La historia de los abrazos y no los balazos ya no es posible sostenerla (…). Es un problema grave y necesitamos una estrategia clara y contundente en contra de la delincuencia organizada”, sentenció.

Tenemos que tomar decisiones en conjunto, lo principal es definir que a los delincuentes no los vamos a abrazar y besar.
Francisco Rivas, ONC.

Celaya insistió en que es imperante que el gobierno de la CDMX replantee su estrategia de seguridad y reconozca claramente que, desde hace muchos años, los cárteles de la droga operan en la capital, así como enfatizar en los delitos de alto impacto, de narcomenudeo, pero también con la extorsión, el cobro de piso y la trata de persona, que son los delitos que históricamente conviven con la delincuencia organizada.

Golpe contundente

Tiene que haber una respuesta muy contundente y muy rápida de las autoridades para también dejar sentado quién es el que manda, expresó Eduardo Guerrero, pues si la situación queda impune y no hay una acción rápida de las autoridades para castigar y sancionar al cártel por el evento de este viernes ya no se podrá sentir seguridad en la CDMX.

Tiene que haber respuesta del gobierno federal porque este desafío, aunque fue al secretario de seguridad de la Ciudad de México, es la ciudad más importante del país, sin duda merece una acción de respuesta muy contundente de parte del gobierno federal.
Eduardo Guerrero, consultor de Lantia.

Para el especialista, la desarticulación financiera no lo es todo, por ello consideró que se necesita algo de mayor envergadura para poder armar un golpe contundente de detención masiva de líderes de este cártel para poder realmente golpear sus estructuras y debilitarlo de manera extrema durante los próximos meses, la cual seguramente ya estará fraguándose.

“La parte de inteligencia es necesaria, indispensable, pero es uno de los componentes de hostigamiento criminal, tienes que añadirle la fuerza. El uso de la fuerza es inevitable sobre todo en una organización cuasi militar como CJNG son enormemente prósperos, tienen mucha capacidad para corromper autoridades, esto sí tienes que enfrentarlo con todos los instrumentos que puedas”, aseguró.

__________________________

Con información de Ariadna Ortega, Lidia Arista y Octavio Ortega.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad