Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

El COVID-19 amenaza a 260,000 empleos del sector hotelero de la CDMX

La suspensión de actividades en estos inmuebles, ordenada por la contingencia sanitaria, implicará pérdidas por 1,962 mdp solamente en abril, estima la Asociación de Hoteles de la capital.
mié 08 abril 2020 06:30 AM
Hoteles cerrados
La orden del gobierno local de suspender actividades en los hoteles de la CDMX fue emitida la semana pasada.

Días antes de las vacaciones de Semana Santa en México y del inicio del ‘spring break’ en Estados Unidos, la pandemia de coronavirus COVID-19 llevó a las autoridades federales y locales a ordenar la suspensión de todas las actividades no esenciales.

En la Ciudad de México, esto implicó suspender la operación de los hoteles a partir del 2 de abril, una medida que representantes del sector estiman que tendrá un fuerte impacto en términos económicos y de la estabilidad de las fuentes de empleo.

Rafael García, presidente de la Asociación de Hoteles de la Ciudad de México, señala que nunca en los últimos 100 años se había ordenado el cierre de estos establecimientos, ni siquiera durante la epidemia de influenza AH1N1 en 2009 ni tras el sismo de 1985.

Publicidad

“Las pérdidas son millonarias porque un hotel cerrado sigue costando dinero. Hay gastos fijos que no se pueden dejar de hacer y uno de ellos es el personal: el personal para nosotros es vital y una fuente muy importante de nuestro servicio”, dice.

“Es un sector que siempre en su historia ha estado abierto, por primera vez se cierra y hay pérdidas millonarias”, insiste.

García asegura que existe el riesgo de que este cierre temporal de los hoteles se vuelva definitivo, lo que pone en peligro a alrededor de 60,000 empleos directos y 200,000 indirectos en la capital.

Según los indicadores 2008-2018 de la Secretaría de Turismo local, la CDMX tiene 630 establecimientos de hospedaje, 51,923 habitaciones con un costo promedio de 1,800 pesos, así como 1.2 millones de trabajadores directos en el sector hotelero y restaurantero.

Los hoteleros estiman que, a causa de las medidas derivadas de la contingencia sanitaria, cada día sin operaciones se perderán 65 millones 422,000 pesos y, durante abril, se dejarán de percibir 1,962 millones 689,000 pesos tan solo de hospedaje, considerando una ocupación promedio del 70%.

Lee: Hoteles de la CDMX también cierran sus puertas ante contingencia por COVID-19

COVID-19: ¿Qué debo hacer (y qué no) si un vecino se contagia?

Publicidad

A dos semanas de que inició la Jornada Nacional de Sana Distancia, diseñada por el gobierno federal para prevenir contagios, aún es incierto cuándo podrán reabrir los hoteles y el resto de los negocios suspendidos como parte de la declaratoria de emergencia sanitaria emitida por el gobierno capitalino.

“Es una emergencia que no se contemplaba, nadie había hecho planes para esto y hoy es una realidad. Aún no sabemos la dimensión del problema porque no sabemos cuándo va a acabar, esa es la mayor incertidumbre”, sostiene García.

La crisis para los hoteleros en la ciudad se comenzó a sentir alrededor del 10 de marzo, cuando la ocupación pasó de 55% a 65%, aproximadamente, a caer hasta un 5% de huéspedes.

Entre los pocos que aún quedaban en los hoteles había tripulaciones de aerolíneas, así como extranjeros que no habían podido regresar a sus hogares por las restricciones de vuelos a países como Argentina, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú, Canadá o Estados Unidos, indica el dirigente empresarial.

Publicidad

Para superar la emergencia, señala García, se necesita que el gobierno dé algún tipo de apoyo a los hoteleros, como posponer las declaraciones anuales de impuestos, o bien, diferir el pago del impuesto de hospedaje o sobre nómina a seis meses.

“El problema es mundial: el retorno de las visitas internacionales va a tardar. No va a ser este año, van a ser de dos a tres años para que nuestra economía se recupere, es un impacto muy fuerte”, advierte.

“Todos los sectores de la economía, no solo el nuestro, van a necesitar aire para poder subsistir y poder arrancar cuando termine esto, porque si no vamos a quebrar y habrá más desempleo”, dice García.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad