Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Trabajadoras sexuales piden ser escuchadas en la regulación de su oficio

El sector entregó al Congreso de la CDMX una propuesta para que la Ley de Trabajo No Asalariado incluya un capítulo específico sobre el trabajo sexual.
jue 20 febrero 2020 03:29 PM
Trabajadoras sexuales
La propuesta ciudadana fue entregada a los diputados Jorge Gaviño y Temístocles Villanueva.

“Es tiempo de que nosotras hablemos por nosotras”, exigieron trabajadoras sexuales y organizaciones civiles este jueves, al entregar al Congreso capitalino una propuesta para la regulación del trabajo sexual en la Ciudad de México.

En la iniciativa ciudadana se pide crear un capítulo especial dentro de la Ley de Trabajo No Asalariado, con base en el artículo 8 de la Constitución capitalina. El documento fue entregado a los diputados Jorge Gaviño (PRD), vicepresidente de la Mesa Directiva, y Temístocles Villanueva (Morena), presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Legislativo.

Publicidad

Una de las principales demandas es terminar con la extorsión de la policía hacia quienes ofrecen trabajo sexual en vía pública.

“Quedan prohibidos los cobros por el uso del espacio en la vía pública de las personas trabajadoras sexuales, ya sea por parte de las autoridades encargadas de hacer cumplir esta ley como por quien se ostente como dueña o administradora del espacio público”, plantea el artículo 21 de la propuesta.

Lola Delgadillo, directora de Movimiento de Trabajo Sexual de México, afirmó que esto es necesario, ya que cuando se denuncian abusos policiales contra trabajadoras sexuales esas denuncias “se van a la basura”.

“Se han dedicado a extorsionar a los clientes: ‘Te vamos a detener, vas a salir en las noticias, te agarramos teniendo sexo en la vía pública’. De eso están viviendo los policías, de nosotras”, señaló Delgadillo en entrevista, tras entregar la iniciativa.

Publicidad

De acuerdo con la propuesta, las personas dedicadas al trabajo sexual podrían inscribirse ante la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo para obtener una credencial que las acredite como trabajadoras no asalariadas, manteniendo su información como confidencial y sin que esto sea obligatorio.

Con ello, podrían acceder a guarderías, seguridad social y pensión por enfermedad o años de trabajo.

La iniciativa incluye también la definición de zonas permitidas para el trabajo sexual, que serían determinadas por la Secretaría del Trabajo, mientras que la Secretaría de Seguridad Ciudadana tendría la obligación de vigilar esos puntos.

Estas observaciones fueron elaboradas a partir de foros realizados con acompañamiento de organizaciones civiles y del Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación local (Copred), haciendo cambios a una propuesta previa.

“En algunas de las propuestas se hablaba de la credencialización o del registro de las personas que trabajan en el espacio público, y esto les preocupaba mucho a las trabajadoras sexuales porque podría haber un registro con sus nombres e identidades; eso sería muy peligroso para nuestra seguridad y para nuestro derecho a la privacidad”, explicó Geraldina González de la Vega, presidenta del Copred.

Publicidad

González señaló que la propuesta de incluir dentro de la Ley de Trabajo No Asalariado un capítulo específico que regule el trabajo sexual protegería a las personas y les daría certidumbre sobre su forma de subsistir.

“Sería reconocerles este estatus y lanzar el mensaje de que en la Ciudad de México existe el respeto a la autonomía de las personas para decidir cómo trabajar con su propio cuerpo”, dijo.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad