Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Eduardo Guerrero: El crimen busca controlar al comercio informal en la CDMX

El consultor advierte que hasta ahora se ha logrado contener la violencia, pero el panorama podría cambiar si el crimen organizado se expande y consigue que los vendedores informales le paguen cuotas.
vie 10 enero 2020 06:00 AM
Eduardo Gu
EXCESIVO. El experto en seguridad pública consideró como abusivo que el presidente Andrés Manuel López Obrador utilice a las Fuerzas Armadas para varias tareas de la administración pública.

La Ciudad de México atraviesa por un momento crucial en materia de seguridad pública, en el que a toda costa se debe evitar que los comerciantes informales empiecen a pagar cuotas a miembros del crimen organizado o, de lo contrario, la violencia se podría desbordar, advirtió el analista Eduardo Guerrero.

"El hecho de que este tremendo comercio informal no sea un flujo de ingresos para el crimen organizado ha evitado que el crimen crezca de manera desmedida", dijo.

Publicidad

En entrevista con Expansión Política, el consultor en seguridad pública señaló que los mismos líderes de comerciantes reconocen que ya tienen a integrantes del crimen organizado sobre ellos con el objetivo de extorsionarlos, como sucede en otras entidades.

"El crimen organizado quiere desplazar a las autoridades gubernamentales y ellos fungir como a quienes hay que pagarles, para que ellos puedan tener ambulantaje; eso sería fatal, porque enriqueceríamos muchísimo a Unión Tepito, a la Anti-Unión, al Cártel de Tláhuac. Si los enriquecemos, van a tener mucha más capacidad de operación y de intimidación en la ciudad; entonces, estamos en un momento complicado", dijo.

Guerrero consideró que hasta ahora se ha logrado contener la violencia en la capital del país, pero el panorama podría cambiar y los grupos del crimen podrían crecer de manera desmedida si logran que el comercio informal comience a pagar cuotas.

"Eso sí podría meternos en un problema mayúsculo", insistió.

Recomendamos: Narcomenudeo y robo violento, los delitos en las 8 zonas conflictivas de la CDMX

Publicidad

"Esas 'mordidas' que da el comercio informal no se le dan al crimen organizado como sí se las dan en Chihuahua o en Tamaulipas. En Reynosa, si tú quieres poner un mercado, tú tienes que pagar una cuota; en la Ciudad de México no, se la tienes que pagar a la delegación (alcaldía). No te salvas de la 'mordida', pero no se la vas a dar a un criminal, se la vas a dar a una autoridad corrupta. Ese dinero va a los bolsillos de funcionarios públicos, pero también a campañas electorales", explicó.

De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), de enero a noviembre de 2019 en la ciudad se denunciaron 1,297 asesinatos, de los que 72% se cometió con arma de fuego. Además, el año pasado inició con un alto número de denuncias por extorsión (132 en febrero), aunque después la cifra cayó.

Te recomendamos: 6 gráficas sobre la inseguridad en la CDMX durante 2019

Esta semana, las autoridades encabezadas por Claudia Sheinbaum informaron que este año buscarán sumar a 5,000 nuevos policías a tareas de seguridad pública. El despliegue iniciará en ocho sectores considerados prioritarios, como Cuautepec, en Gustavo A. Madero; Oasis, en Iztapalapa, y Roma, en Cuauhtémoc.

Publicidad

Violencia contenida, hasta ahora

Guerrero señaló que el trabajo social realizado por los gobiernos de izquierda durante 20 años ha sido fundamental para que en la Ciudad de México no haya presencia a gran escala de grupos criminales.

Citó como ejemplo que la infraestructura de educación superior y centros de capacitación que hay en la capital de país ofrece oportunidades de progreso a los jóvenes, por lo que esa fuerza se ha encauzado a actividades productivas y no delincuenciales.

"Ese es un factor muy importante para que en la Ciudad de México no tengamos pandillas como Barrio Azteca, como Artistas Asesinos, los Mexicles, que son bandas de 2,000 o 3,000 jóvenes todos armados", dijo.

El mando unificado de la policía y el número de elementos también han contribuido a que la violencia no se desborde.

Te puede interesar: En 2020, la CDMX busca reforzar la seguridad con 5,000 nuevos policías

"En lugar de tener tres policías por cada 1,000 habitantes, tenemos 10 policías por cada 1,000 habitantes, eso es una cifra enorme... La gran presencia de policías en la Ciudad de México ha evitado que los grupos criminales se atrevan a ingresar a la ciudad", argumentó.

Para Guerrero, otro factor fundamental es que los taxistas aún no han sido cooptados por los grupos criminales, como sucede en algunos estados del país donde funcionan como vigilantes de ciertas zonas y transportistas para mercancía ilegal, trata de personas o hasta para cadáveres. En cambio, en la CDMX están más "controlados" gracias a instrumentos como la documentación necesaria para que operen.

"En Cuernavaca, uno de cada cuatro ejecutados es taxista", contrastó el especialista.

A pesar de esa contención de la violencia, Guerrero subrayó que la capital tiene el reto de evitar que este problema crezca, así como de prevenir que ocurran más crímenes que generan preocupación entre los ciudadanos.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad
Publicidad