Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Con revocación, AMLO busca promover su proyecto político y no la democracia

El presidente Andrés Manuel López Obrador está interesado en someterse a la revocación de mandato para renovar su legitimidad, fortalecer su imagen y proyecto político, explican analistas.
lun 13 septiembre 2021 06:00 AM
AMLO-gente
Someterse a la revocación de mandato, le permitirá estar al presidente Andrés Manuel López Obrador en campaña, señalan politólogos.

Al presidente Andrés Manuel López Obrador le interesa someterse a la revocación de mandato más por un interés político que por fomentar la democracia participativa, pues si en marzo próximo gana el sí porque se mantenga en el cargo, cerrará su administración con mayor legitimidad y fortaleza respecto lo que lo han hecho sus antecesores y su proyecto político tendrá una “victoria moral” sobre sus adversarios, advierten politólogos.

El día que asumió como el presidente número 65 de la historia de México, López Obrador se comprometió a someterse a la revocación de mandato, promesa que quedó inscrita en el número 82 de una lista de 100 compromisos asumidos.

Publicidad

El presidente López Obrador no tendría ninguna necesidad de ser revocado o ratificado en el cargo, pues él fue electo para un periodo de 5 años 10 meses, sin embargo, su intención es que su nombre figure nuevamente en una boleta para que los ciudadanos le otorguen una doble legitimidad.

Arturo Espinosa, columnista de Expansión Política, advierte que lo que el presidente persigue con la revocación de mandato es renovar su legitimidad.

Pero un presidente que llegó con más de 30 millones de votos y que a casi tres años de asumir el cargo goza más del 60% de aprobación ciudadana, ¿necesita renovar su legitimidad?

“No lo necesita, las encuestas son claras, tiene una alta aprobación, es de los presidentes que tiene de las aprobaciones más altas en los últimos años, pero va de la mano con su discurso de democracia popular, hablarle a la gente, y decirle tú decide si continúo o no”, sostiene.

Para Francisco Burgoa, constitucionalista de la UNAM, existe un alto riesgo de que a la revocación de mandato, se le dé en realidad un uso político.

“El presidente le quiere dar un uso político a una figura jurídica, a un instrumento de democracia directa, que en realidad es un instrumento de participación ciudadana”, plantea.

Así como en su momento lo fue la consulta para determinar si se abría o no una investigación contra expresidentes, la revocación de mandato se volvió una prioridad en la agenda del presidente, que lo llevó a insistir a los legisladores, a realizar un periodo extraordinario para aprobar la Ley Federal de Revocación de Mandato y con ello reglamentar la reforma al Artículo 35 Constitucional.

Publicidad

Aunque no fue en extraordinario, la Ley fue aprobada la madrugada del viernes 3 de septiembre y la pregunta que generó consensos entre Morena, aliados y oposición fue:

¿Estás de acuerdo en que a (nombre), presidente/a de los Estados Unidos Mexicanos se le revoque el mandato por pérdida de la confianza o siga en la Presidencia de la República hasta que termine su periodo?”.

Esa pregunta tendrá dos opciones de respuesta: “que se le revoque o bien, que siga en la Presidencia”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador confía en que los ciudadanos no lo revocarán. En su mensaje con motivo de su Tercer Informe de Gobierno, afirmó que está “seguro de que la gente va a votar a finales de marzo del año próximo porque continúe mi periodo constitucional hasta finales de septiembre de 2024”.

Encuestas como la de El Financiero muestran si ahora se realizara la revocación de mandato, el 59% de los mexicanos votaría porque el presidente Andrés Manuel López Obrador se mantenga en el cargo. Este porcentaje subió cuatro puntos respecto a un mismo ejercicio realizado en julio pasado.

Ivonne Acuña, académica de la Universidad Iberoamericana, asegura que que ir a la revocación de mandato, y ganarla, le traería beneficios al presidente.

“Tiene una intención política porque al presidente le sirve para fortalecerse, le sirve para fortalecer su imagen, para el presidente en términos políticos, es una cuestión simbólica, estoy aquí porque el pueblo quiere, porque reconoce que estoy haciendo bien las cosas”, sostiene.

Arturo Espinosa agrega que para nadie es un secreto que al presidente le gusta tener contacto con la gente y la revocación de mandato, es justo una oportunidad para estar en campaña, pero también para distraer la atención de asuntos que no caminan bien en el país como la seguridad, migración y economía.

“Si hay alguien que sabe cómo distraer esta atención es el presidente López Obrador”, destaca.

Publicidad

Revocación ante el riesgo de uso con fines partidistas

Burgoa explica que ahora que ya fue aprobada la Ley Federal de Revocación de Mandato, se tendrá que cuidar que no sea un instrumento utilizado por los partidos políticos o el presidente de la República para mantenerse en campaña, pues la revocación de mandato es una herramienta ciudadana.

“El mecanismo de revocación de mandato es de los ciudadanos y de ninguna manera puede ser solicitado por el presidente, por un partido, por legisladores, es exclusivo de los ciudadanos, por lo que ningún partido puede promover la recolección de firmas porque se desnaturalizaría la esencia de esa herramienta”, destaca.

Y es que a partir del 1 de noviembre, deberá comenzar la recolección de firmas. Se requiere el 3% de la lista nominal de electores, en por lo menos 17 entidades federativas. Hasta el pasado 27 de agosto, la lista nominal estaba compuesta por 91,075,370 ciudadanos, por lo que para solicitar la revocación se requerirán de la rubrica de 2 millones 732,261 mexicanos.

Acuña explica sin duda Morena podría intentar organizarse para que el presidente cumpla con su promesa número 82, pero también lo hará el propio López Obrador.

"El presidente ya aprovechó su Tercer Informe de Gobierno para invitar a los ciudadanos a que voten para que termine su sexenio en 2024", refiere.

Es tanta la confianza del presidente en que ganará “que siga en la Presidencia”, que el mandatario incluso retó a la oposición a agruparse para sacarlo de la Presidencia el próximo año a sabiendas de que no lo revocarán y que son más beneficios que obtiene que los riegos.

Publicidad
Publicidad