Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | ¿Es fácil conseguir tu autorización para cannabis en México?

Las personas usuarias, pese a la sobrerregulación que representa tramitar una COFEPRIS, quieren certeza jurídica para ejercer sus derechos.
mar 09 agosto 2022 06:00 AM
legalizacion-marihuana-mexico
Durante más de un año, la autoridad sanitaria no ha generado las condiciones para facilitar y proteger este derecho reconocido desde 2018, señalan Adrián Jiménez Sandoval y José Manuel García Vallejo.

En 2018, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenó al Poder Legislativo modificar los artículos de la Ley General de Salud que atentan contra el derecho al libre desarrollo de la personalidad al prohibir el autoconsumo adulto de cannabis, además de armonizar el marco legal para garantizar su acceso.

Ante la omisión del Congreso, en 2021 el pleno de la SCJN aprobó y publicó la declaratoria general de inconstitucionalidad (DGI), un mecanismo jurídico que elimina la prohibición administrativa y obliga a la Comisión Federal para Prevenir Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) otorgar autorizaciones para el uso adulto de la planta.

Publicidad

A la fecha, COFEPRIS no se ha pronunciado frente al tema, tampoco ha publicado los lineamientos para adquirir las autorizaciones, y como resultado, las personas solicitantes se ven forzadas a denunciar a la instancia por incumplimiento de la DGI.

En los últimos meses, desde #RegulaciónPorLaPaz identificamos que el proceso administrativo para obtener la autorización es irregular, limitado y lleno de obstáculos que varían en cada entidad federativa. Para comprenderlo mejor, investigamos la ruta burocrática e hicimos dos solicitudes de información a la autoridad sanitaria. Entre los datos más importantes, encontramos que solo el 19% de los trámites terminan con la expedición de la autorización luego de un proceso judicial.

Primero, preguntamos cuántas solicitudes han recibido (solicitud 330007921001187); después, cuántas autorizaciones han expedido (solicitud 330007921000969). El periodo de ambas es entre mayo de 2019 -dos meses después de la publicación de las tesis jurisprudenciales que obligaban a todos los jueces a otorgar el amparo ante la negativa de la COFEPRIS-, y octubre de 2021 -tres meses después de la publicación de la DGI que elimina los artículos que impedían emitir las autorizaciones-. Esto nos respondieron:

En cuanto al número de trámites iniciados, el total es de 6409 solicitudes. En los ocho meses de 2019 se presentaron 2483; en 2020, año en el que comenzó la pandemia del coronavirus, bajó a 1771; y en los primeros 10 meses de 2021 fueron 2155 solicitudes. Además, son cinco las formas en que se han presentado las solicitudes: ventanilla, valija, mensajería, correo y oficialía de partes. Las tres primeras equivalen al 97% del total de solicitudes.

Para entrar en detalles y conocer sus características, hablamos de ellas a continuación. Por ventanilla (44%) se refiere a entregarla directa en las oficinas de COFEPRIS en la Ciudad de México. Este es un trámite gratuito. Antes de la pandemia, el proceso iniciaba al acudir a las oficinas de la calle Oklahoma en la alcaldía Benito Juárez, llevar tu escrito libre de solicitud, una copia de tu credencial de elector y la credencial física del INE. Sin embargo, este proceso fue suspendido de abril a julio de 2020 con motivo del COVID-19, y a partir de entonces, se requiere tramitar una cita por internet la cual es difícil de conseguir debido a su escasez.

Valija (42%) es la entrega que se hace en alguna de las Comisiones o Secretarías de Salud Estatales, aunque estas solo actúan como receptoras, ya que lo envían a las oficinas de la Ciudad de México, donde se realiza y da seguimiento al trámite. Este también es gratuito, se deben entregar los mismos documentos. A raíz de la pandemia se detuvo, pero actualmente opera con normalidad y no requiere tramitar una cita. Sin embargo, en comparación con la vía de ventanilla, el tiempo de espera es mayor.

Mensajería (11%) se refiere a la contratación de paquetería privada para enviar la solicitud personal desde los Estados a las oficinas de COFEPRIS en la CDMX. Este trámite no es gratuito, pero tampoco requiere cita. Surge ante la negativa de algunas autoridades estatales para recibir las solicitudes, bajo el argumento de que es un trámite federal y no tienen convenio con la federación para recibirlas. Este puede ser más rápido que la valija, la cual está a merced de la burocracia estatal.

 

Como lo muestra la gráfica 1, la forma más utilizada hasta antes de la pandemia era ventanilla. No obstante, esto cambió a partir de su inicio, donde la valija se volvió la vía principal. Recientemente, la contratación de mensajería privada se convirtió en la segunda más utilizada, pese a ser la única que sí requiere un pago. Una hipótesis es que las personas solicitantes han seguido esta ruta con mayor frecuencia para evitar la negativa de las instancias estatales y reducir los tiempos de espera para recibir una respuesta, lo que orilla a recurrir a contratar un servicio privado.

Por otro lado, el número total de autorizaciones emitidas por la COFEPRIS son 1213, es decir, hasta octubre de 2021, solo el 19% de las personas que comenzaron el trámite lo consiguieron. No podemos afirmar cuál de estas tres vías es más efectiva, ya que en todos los casos la autorización fue emitida después de un proceso judicial.

Como lo demuestra la gráfica 2, en marzo de 2020, previo al inicio de la pandemia, se entregaron el mayor número de solicitudes. Posteriormente, no ha vuelto a alcanzar este pico, aunque el número de solicitudes sí aumentó. Curiosamente, observamos que los meses en los que más autorizaciones han emitido coinciden con los momentos de debate legislativo sobre los proyectos de ley de regulación de cannabis, así como con las prórrogas otorgadas por el poder judicial para que la discusión continuara. Parece que la autoridad sanitaria cambia su operación anticipándose a una reforma que regule esta actividad. Desafortunadamente, esto no se observa con la aprobación de la declaratoria general de inconstitucionalidad en julio del 2021.

Los datos son claros, las personas usuarias, pese a la sobrerregulación que representa tramitar una COFEPRIS, quieren certeza jurídica para ejercer sus derechos. Durante más de un año, la autoridad sanitaria no ha generado las condiciones para facilitar y proteger este derecho reconocido desde 2018. Prueba de ello es que solo 19 de cada 100 personas logran tramitar la autorización para consumo adulto de cannabis.

Aun cuando el panorama sigue caminando a contraflujo, debemos seguir presionando, solicitando nuestras autorizaciones y exigiendo una #RegulaciónPorLaPaz.

En los próximos días anunciaremos la actualización de nuestra plataforma que concentra las rutas para obtener tu autorización y denunciar a COFEPRIS por incumplimiento de DGI. ¡Sigue nuestros canales de comunicación!

Nota del editor: Adrián Jiménez Sandoval es responsable del área de investigación e incidencia de ReverdeSer Colectivo e integrante de Cannabis Libre y #RegulaciónPorLaPaz. José Manuel García Vallejo es fundador y Presidente de Autocultivo Medicinal en México (AMEM) e integrante de #RegulaciónPorLaPaz. Las opiniones publicadas en esta columna pertenecen exclusivamente a los autores.

 
Publicidad
Publicidad