Publicidad
Revista Digital

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

Pendientes de la legislatura que comienza

Las batallas que observaremos en el Congreso serán épicas. Morena y su coalición (PT y PVEM) tendrán 278 legisladores, es decir, para aprobar reformas Morena necesitará del PRI.
mar 31 agosto 2021 12:05 AM
Sesión Constitutiva de la LXV Legislatura de la Cámara de Diputados.
Los diputados rindieron protesta este domingo en la Sesión Constitutiva.

Esta semana comienzan los trabajos de la LXV Legislatura con 500 diputados que permanecerán en el cargo hasta 2024. Los legisladores serán responsables de resolver pendientes críticos para el segundo periodo del sexenio de López Obrador.

En particular, el primer periodo ordinario tendrá tres grandes batallas entre facciones políticas.

Publicidad

La primera es el presupuesto y la lucha se dará principalmente por los recursos que irán a las entidades federativas. Morena controla el gobierno federal pero la oposición tiene sus principales bastiones a nivel estatal: Nuevo León y Jalisco para Movimiento Ciudadano, Guanajuato y Querétaro para el PAN, y el Estado de México y Coahuila para el PRI. La oposición necesita más recursos en los estados para aumentar su visibilidad y su capacidad de acción política.

Es por ello que, una de las principales materias de debate será la Ley de Coordinación Fiscal y los procedimientos bajo los que opera el Sistema Nacional de Coordinación Fiscal.

Las posturas serán muy claras en distintas facciones. El objetivo de la oposición será reducir la progresividad de la ley de forma que le toque más dinero a los estados más ricos que ellos gobiernan, por su parte Morena tendrá incentivos para aumentar la progresividad del sistema de forma que le toque más dinero a los estados del sur del país.

Interesantemente, algunos gobernadores, como Enrique Alfaro, ya están preparando el terreno para amenazar con salir del pacto fiscal (algo que no queda claro cómo se operacionalizaría) mediante consultas ciudadanas.

Publicidad

Un segundo punto de batalla legislativa será la reforma política. Morena no ha escondido su deseo por reformar de manera profunda al INE y al Tribunal Electoral de manera que se cambie a todos los consejeros y magistrados.

La discusión, sin embargo, irá mucho más allá de la selección de líderazgos en materia electoral. Tocará temas medulares que van desde el número de legisladores y su forma de elección, al presupuesto de los partidos políticos y las reglas de fiscalización de ellos.

Las posturas también serán claras. La oposición seguramente abogará en favor de permitir recursos privados para el financiamiento de partidos porque ellos tienen mayores alianzas empresariales. Por su parte, Morena seguramente buscará reducir el número de diputados de representación proporcional porque ellos tienen una menor proporción de ellos.

Finalmente, la legislatura LXV tendrá en sus manos temas críticos que han quedado rezagados del periodo anterior. Por ejemplo, habrán de regular los términos en los que se llevará acabo la consulta de revocación de mandato de López Obrador en el 2022, la Ley General de Seguridad Privada, así como temas del sector energético, la guardia nacional.

Los legisladores además entrarán al periodo ordinario con muchos pendientes: casi 50 obligaciones transitorias de las cuales poco más del 80% tienen plazos vencidos, en algunas ocasiones desde el 2014. Por ejemplo, el CONEVAL necesita una ley para adquirir plena autonomía desde hace más de cinco años.

Publicidad

Las batallas que observaremos en el Congreso que comenzará esta semana serán épicas. Morena y su coalición (PT y PVEM) tendrán 278 legisladores, lejos de los necesarios para aprobar cambios constitucionales (334 votos de 500). Es decir, para aprobar reformas Morena necesitará del PRI. La forma en la que se logra esta alianza será un tema de amplio debate durante todo el periodo ordinario.

______________________

Nota del editor:

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única de la autora.

Publicidad
Publicidad