Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#LaEstampa | El Nerón de 2021

Trump prefiere mentir, calumniar, conspirar, traicionar a su patria y, finalmente, ver todo arder.
jue 07 enero 2021 11:59 PM
Supporters of U.S. President Donald Trump gather in Washington
Explosión enfrente del Capitolio de Estados Unidos durante las protestas de los seguidores de Donald Trump.

La presidencia de Donald Trump no podía terminar de otra manera. El presidente que comenzó su mandato denunciando una supuesta “masacre americana” perpetrada por su antecesor terminó, previsiblemente, hundiendo a su país en una crisis sin precedentes, que culminó con un acto de insurrección sin precedentes en los últimos doscientos años: la invasión del Capitolio, sede del Poder Legislativo, por una turba de terroristas.

Publicidad

Las imágenes del 6 de enero desafían la imaginación. Es un lugar común decir que una escena remite a una película, pero lo ocurrido en Washington ayer de verdad hace pensar en una distopía hollywoodense: la toma de la escalinata, las banderas confederadas en los pasillos, los congresistas tirados en el piso, la policía del Capitolio obligado a establecer barricadas para contener a los rijosos. De locos. Auténticamente de locos.

Pero ninguna de esas imágenes surge en el vacío. Todas son responsabilidad de un solo hombre. "Estamos reunidos aquí por el orgullo herido de un egoísta", dijo el senador Mitt Romney cuando la sesión del Congreso pudo restablecerse. "Lo que ocurrió aquí fue un acto de insurrección incitado por el presidente de Estados Unidos". Romney está en lo correcto.

La terquedad narcisista de Trump se ha convertido en apetito de sedición. Antes que aceptar su fracaso democrático, como lo han hecho todos y cada uno de los candidatos derrotados en los dos siglos y medio de historia del país, Trump prefiere mentir, calumniar, conspirar y, finalmente, traicionar a su patria.

Publicidad

De ahí su discurso de polarización y odio, que llamó la atención de miles de seguidores. Algunos de ellos creyeron justo y necesario invadir el Capitolio federal. La historia juzgará con dureza no solo a los insurrectos sino al hombre que, como Nerón, prefirió ver todo arder antes que acordarse de su deber más elementals

___________________

Nota del editor:

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

Publicidad
¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad