Publicidad

Síguenos en nuestras redes sociales:

Publicidad

#ColumnaInvitada | Lecciones

Algunas lecciones de los comicios en Coahuila e Hidalgo son que Morena no es invencible, que el PRI no está muerto y que la sociedad debe combatir viejos patrones, escribe Armando Ríos Piter.
mié 18 noviembre 2020 06:20 AM
Elecciones locales 2020
Las elecciones en Coahuila e Hidalgo fueron las primeras realizadas en el país en el contexto de la emergencia sanitaria por el COVID-19.

Por una #SociedadHorizontal

Las pasadas elecciones en Hidalgo y Coahuila dejaron una importante lección. Pese a que en los dos últimos años se había consolidado la percepción de que Morena era invencible, el PRI derrotó al partido en el poder. Quienes están en contra de AMLO celebraron el regreso del tricolor, más por su animadversión al mandatario que por entender que quienes ganaron operaron como siempre.

Publicidad

En un escenario de baja participación, el abstencionismo ayudó a que los viejos esquemas le fueran favorables a los gobernadores. Respecto de Morena, vale la pena resaltar que su apuesta por movilizar a los beneficiarios de programas sociales no resultó efectiva. En el caso de Hidalgo, los apoyos a adultos mayores apenas fueron efectivos para movilizar a poco menos de un 30% de quienes reciben este programa. Quedó claro que, si la estructura territorial morenista solo depende de los recursos federales, el movimiento es muy vulnerable al no estar consolidado a nivel seccional. Adicionalmente, habrá que recordar que las fuerzas que formaron la potente coalición morenista de 2018 no estarán igualmente cohesionadas en 2021, toda vez que habrá nuevos partidos.

Por otro lado, orgulloso de su herencia pragmática, el PRI y sus gobernadores podrían convertirse en una bisagra determinante: aliarse con el PAN en los estados donde este pueda ganar, negociar el apoyo de Acción Nacional donde el tricolor tiene ventaja y dejar pasar a Morena donde este no tenga divisiones sustantivas. Hoy, las encuestas podrían representar un espejismo.

Publicidad

En las 15 entidades que se disputarán en 2021, habría que analizar: ¿Qué tan fuertes son las estructuras gubernamentales estatales o federales? ¿Morena va cohesionado o va dividido? ¿Qué tan potentes serán las alianzas que se construyan? Por último, dado que AMLO sabe que al no estar en la boleta le será difícil transferir sus buenos niveles de aprobación, seguramente dedicará tiempo a alinear mejor los programas sociales para sus fines electorales, disminuir la tensión interna en su partido, coordinar acciones en tierra con los nuevos partidos e incluso alinear al PRI donde le convenga.

Entre las lecciones que Hidalgo y Coahuila nos dejaron están: Morena no es invencible, el PRI no está muerto, otros partidos —incluso los nuevos— pueden surgir victoriosos y AMLO buscará involucrarse si quiere ganar. Pero la enseñanza más relevante es que a la sociedad nos recordaron que debemos evitar que los viejos patrones de comportamiento electoral —hasta hoy utilizados por todos los partidos, incluido Morena— sigan vigentes.

Para alcanzar la evolución que anhelamos, es indispensable supervisar al poder: 1) Fomentar la participación para que las viejas triquiñuelas electorales —las use quien las use— dejen de imperar. 2) Denunciar para evitar que los programas gubernamentales se utilicen con fines electorales. 3) Supervisar los procesos internos de los partidos, para que se elijan a los mejores hombres y mujeres. 4) Hacer un escrutinio de las plataformas políticas, para evitar que el pragmatismo ramplón y que las negociaciones mezquinas imperen en los procesos.

Publicidad

La participación de la #SociedadHorizontal debe estar por encima de la política tradicional, para convertirse en un elemento disruptivo en la elección intermedia. Su capacidad de informarse, comunicarse y organizarse de manera descentralizada debe orientarse a demandar soluciones concretas en lo económico, a exigir que los liderazgos sean locales y, especialmente, condenar a los partidos que intenten hacer de las suyas.

____________________

Nota del editor: El autor es abogado y economista, fue diputado federal, senador de la República y aspirante a una candidatura independiente a la Presidencia.

Las opiniones de este artículo son responsabilidad única del autor.

¿Qué ocurre en el país?
Recibe la información más relevante del gobierno y la sociedad.

Publicidad
Publicidad